Compartir
Publicidad

El origen de este iceberg casi perfectamente rectangular encontrado por la NASA no tiene misterio: así nació

El origen de este iceberg casi perfectamente rectangular encontrado por la NASA no tiene misterio: así nació
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El enorme bloque de hielo que podemos ver en la fotografía que protagoniza este artículo no parece real. Vemos lo que parece un gran iceberg con unos bordes perfectamente definidos y una forma rectangular. No parece una creación de la naturaleza y, sin embargo, sí lo es. Pese a que algunos les cueste creerlo, es fruto de un fenómeno natural.

El témpano helado, fotografiado por la NASA en el marco de la operación IceBridge, fue localizado flotando justo al lado de la conocida plataforma de hielo Larsen C. Y como bien señala la agencia espacial en el tuit en el que difundió la fotografía, se trata de un iceberg tabular.

El nacimiento de los impresionantes icebergs tabulares

Este tipo de témpanos se caracterizan por ser planos, anchos y largos. Su creación tiene lugar, como explica a 'Live Science' la científica de hielo de la NASA y de la Universidad de Maryland, Kelly Brunt, cuando se separan de una plataforma de hielo. En este caso, como decíamos, proviene del desmoronamiento de la plataforma de hielo Larsen C.

Se forman "a través de un proceso que es un poco como una uña que crece demasiado larga y se agrieta al final", señala la investigadora. Y, como podemos ver, a menudo son rectangulares y geométricos. "Lo que lo hace un poco inusual es que parece casi un cuadrado", señala Brunt. Según sus cálculos, es probable que tenga más de un kilómetro y medio de diámetro. Sin olvidar que lo que vemos es solo un 10 %.

Su proceso de formación se puede explicar con el crecimiento excesivo de una uña: crece tanto que al final se agrieta y rompe

El aspecto tan impresionante de este espécimen, no obstante, es efímero. Por eso, seguramente, resultan desconocidos y dan tanto que hablar.

Y es que se observan cuando su desprendimiento ha tenido lugar hace no demasiado tiempo. Sin este factor, con el transcurso de los días y las semanas, el hielo empieza a perder sus esquinas afiladas y esos ángulos de noventa grados casi perfectos por el efecto del viento y las olas del mar. La erosión termina dándoles una apariencia más común.

El otro tipo de icebergs, los no tubulares, son los típicos que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en estas formaciones heladas. Grandes bloques con forma generalmente triangular, como una montaña puntiaguda, o sencillamente amorfa, sin una estructura identificable o definible, que guarda bajo la superficie del agua una gran masa.

Ap23 Tabular Iceberg 3423774542 Otro ejemplo de iceberg tabular. (michael clarke stuff [CC BY-SA 2.0])

Imagen destacada | NASA

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio