Compartir
Publicidad

El nacimiento de las herramientas ópticas: Arthur Ashkin, Gérard Mourou y Donna Strickland se llevan el Nobel de física 2018

El nacimiento de las herramientas ópticas: Arthur Ashkin, Gérard Mourou y Donna Strickland se llevan el Nobel de física 2018
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Arthur Ashkin, Gérard Mourou y Donna Strickland se llevan el Nobel de Física de 2018 por sus "para invenciones innovadoras en el campo de la física láser". Gracias a su trabajo, pudimos ver los objetos extremadamente pequeños y los procesos increíblemente rápidos con una nueva luz.

Ashkin y Mourou se unen a figuras de la talla de Planck Einstein Bohr Curie, Heisenberg o Schrödinger. Pero muy especialmente Donna Strickland se convierte en la tercera mujer en ganar el premio Nobel de Física junto a Marie Curie y a Maria Goeppert Mayer.

"La ciencia ficción se hizo realidad"

Dofqxjpw0agh8cc

Arthur Ashkin ha sido galardonado por el desarrollo de las pinzas ópticas y su aplicación a los sistemas biológicos. Las pinzas ópticas de Ashkin pueden agarrar partículas, átomos y moléculas gracias a una "trampa de luz". SOn capaces de examinar y manipular virus, bacterias y otras células vivas sin dañarlos. Es decir, han permitido observar y controlar la maquinaria de la vida como nunca antes.

Gérard Mourou y Donna Strickland han ganado "por su método de generación de pulsos ópticos de alta intensidad y ultracortos". "Pavimentaron el camino hacia los pulsos láser más cortos y más intensos creados por la humanidad". Las técnicas que desarrollaron han abierto también nuevas áreas de investigación.

Dofqkljwsaemk8z

En general, sus investigaciones desarrollaron instrumentos de una precisión antes insospechada capaces de abrir áreas de investigación inexploradas y de generar una enorme cantidad de aplicaciones industriales y médicas. El mismo comité del Nobel reconoce que la mejor forma de describir estas ideas es "la ciencia ficción se hizo realidad"

Los que no ganaron (este año)

La gran favorita de este año era Sandra M. Faber. Tanto Sigma Xi como Clarivate Analytics apostaban por esta física de la Universidad de California, Santa Cruz que ha dedicado su vida al estudio de la formación y evolución de las galaxias. En cierta forma, por su trabajo sobre la materia oscura fría, la victoria de Sandra Faber hubiera sido también un "reconocimiento" a Vera Rubin, una de las astrónomas más influyentes de la historia que murió en diciembre del año pasado sin el galardón sueco.

Además de ella, Clarivate apostaba por David Awschalom y Arthur C. Gossard (por la observación del efecto Hall giratorio en semiconductores) o por Yury Gogotsi, Rodney S. Ruoff y Patrice Simon (por sus trabajos en materiales basados en carbono). Sigma Xi apostaba también por también por Paul Chu Ching-wu y Max-Kuen Wu por sus aportaciones fundamentales en la comprensión de la superconductividad.

Del año quedaban también algunos candidatos: Alexander Polyakov por sus contribuciones a la teoría cuántica de campos; Avouris, Dekker y McEuen por construcción de nanoestructuras de carbono, Feinganbaum por sus trabajos sobre la teoría física del caos o Sunyaev por sus contribuciones sobre la radiación de fondo de microondas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio