Compartir
Publicidad

Google también quiere ser rey en la computación cuántica llegando en 2017 a "la supremacía de los 49 qubits"

Google también quiere ser rey en la computación cuántica llegando en 2017 a "la supremacía de los 49 qubits"
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Donde Google pone el ojo, pone la bala, y la computación cuántica tampoco se queda fuera de sus planes. La empresa lleva años trabajando en este campo y ahora, ni cortos ni perezosos, en Google aseguran que alcanzarán la "supremacía cuántica" para este 2017.

¿Qué es esto de la "supremacía cuántica"? Una manera de expresar la seguridad que tienen en cuanto al nuevo chip que han fabricado, el cual permitirá según el gigante tecnológico llegar a un nivel de cálculo más allá de cualquier computadora actual. Aquí la batalla no está tanto en hardware con los núcleos del procesador o los GB de RAM, sino en los qubits, y desde Google dicen que el primer objetivo para esta supremacía son 49 qubits.

¿"Qu" qué?

Se habla de que la computación cuántica es el futuro de los ordenadores al permitir cálculos y operaciones mucho más complejas en menos tiempo. Igual que las computadoras "clásicas" operan con bits, las cuánticas lo hacen con qubits, siendo una de las claves el que se puedan realizar varias operaciones simultáneas sobre un único qubit (gracias al entrelazamiento y la superposición de estados, como nos explicaron muy detalladamente en Genbeta).

¿Qué ocurre entonces con Google y sus metas en cuanto a la computación cuántica? El último chip que los de Mountain View han logrado fabricar es de seis qubits, siendo un reto en cuanto a fabricación dado que el diseño es clave para que haya un buen desempeño sin interferencias. Pero según recogen en el MIT, John Martinis (jefe del grupo de investigación de Google en esta materia) ha dicho que tras lograr esto están listos para evolucionar más deprisa y que ya están trabajando en diseños para dispositivos con entre 30 y 50 qubits.

D Wave 02

Este experimento al parecer vería la luz a finales de este año y sería relativamente un pequeño avance dado que aún queda mucho por hacer (según Martinis). Pero de este modo vería desde el retrovisor a Intel, IBM y Microsoft, compañías que también están compitiendo en esta carrera cuya liebre aspira a ser la computación del futuro.

Una carrera con cuatro titanes y trabajo sub-atómico

Google ya hacía ruido con la cumputación cuántica en 2013 (usándolo para las Google Glass, cuando este área estaba aún en un estado muy temprano de desarrollo. El empeño del gigante tecnológico se iba viendo con las actualizaciones de su inicial D-Wave, si bien no parecía que en un principio la evolución fuese demasiado notable con el D-Wave 2.

Quantum

En ese momento además ya se iban aclarando los campos de aplicación de esta computación cuántica primigenia, y ya se hablaba de su posible utilidad en inteligencia artificial, seguridad y criptografía. Poco a poco además veíamos avances en hardware más allá de los procesadores, como los avances hacia el disco duro cuántico a principios de 2015.

En los últimos años hemos visto aproximaciones a discos duros cuánticos y chips fotónicos entre otros

Ese año vimos el chip fotónico que desarrollaron la Universidad de Bristol y la compañía NTT, el cual abría las puertas de la computación cuántica a la multitarea, y otra declaración de intenciones de Google, quienes aseguraban que su ordenador cuántico era 100 millones de veces más rápido que uno convencional. Pero como decíamos esto no es un viaje en solitario, sino una carrera de titanes, e IBM también ha ido mostrando sus avances, de hecho ofrecieron que cualquier usuario pudiese comprobar el comportamiento de su procesador cuántico de cinco qubits.

Por su parte, en Microsoft anunciaron que iban a poner más esfuerzos para avanzar en esta particular carrera con un enfoque distinto al de IBM y Google: una computación cuántica escalable recurriendo a qubits topológicos (basada en aniones). Mientras, en Intel apostaban por los transistores de silicio también en esta computación.

En el futuro a corto plazo queda ver si Google finalmente muestra la patita con sus 50 qubits. En IBM calculaban que llegarían a los procesadores a 50 y 100 qubits en los próximos 10 años (según decían en 2016) y hace poco más de un mes vimos que en la Universidad de Michigan estaban trabajando con pulsos láser, aplicándolos a la computación cuántica para lograr a largo plazo ordenadores que trabajarían hasta 100.000 veces más rápido que los actuales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos