Compartir
Publicidad
Ligar en OkCupid tiene un precio: responder cientos de preguntas y que te conozca mejor que Facebook
Especiales

Ligar en OkCupid tiene un precio: responder cientos de preguntas y que te conozca mejor que Facebook

Publicidad
Publicidad

Hay muchas apps para ligar, tantas como tipos de usuario. Si Tinder tiene fama de ser el lugar donde encontrar "relaciones rápidas", otras como Meetic se anuncian para un público más maduro que demanda estabilidad y se lo toma con calma. Luego está Badoo que es... bueno, Badoo; y otras tantas más. En medio de tan cuantiosas opciones, ¿qué hace a OkCupid especial? La respuesta es, sin duda, su algoritmo. Una cantidad de preguntas demencial para incrementar las posibilidades de conocer a tu pareja ideal.

Nada más registrarte, y antes de ni tan siquiera poder acceder a tu perfil, OkCupid ya te está haciendo preguntas. Las iniciales son más bien simples como qué te interesa conocer, tu género, edad, estudios, alimentación o religión; pero continúan cuando pasas el registro y no se acaban nunca.

Además, te pide que las ponderes según la importancia que tienen para ti. Cuantas más hagas, supuestamente, más posibilidades tienes de que los match —esto son las coincidencias con otras personas— sean más exactos y cuantiosos. En promedio, los encuestados suelen contestar unas 350 preguntas entre las miles que descartan.

Aunque parezcan pocas, de hecho, OkCupid ya tiene tantos datos que puede incluso hacer estudios sobre cómo influyen los idiomas en el amor, qué tan importantes son las razas a la hora de buscar pareja o, incluso, las ideologías políticas de las masas en general, porque tiene suficientes usuarios como para hacer muestras representativas "grandes" de los datos que aportan.

Photo 1517061908942 6ccc4c1b56ea

"OkCupid te proporciona muchísimos menos perfiles para ver que Tinder. Puede que 10 veces menos", afirma para Xataka Álex Ferrero, un usuario activo desde hace tiempo en la plataforma. "Pero mi impresión es que esto ocurre porque Tinder te bombardea con todo lo que tiene, mientras que OkCupid restringe mucho más la cantidad de candidatos potenciales en base al porcentaje de coincidencias". ¿Deberíamos entender esto como más resultados? "Bueno, hay más posibilidades de encajar, pero en un pool muchísimo más limitado".

Desde el punto de vista femenino, los resultados no son pocos; al menos, al principio. Aproximadamente, de media, un perfil dentro del promedio "normal", tirando a bajo en trabajo de preparación, ha obtenido unos 100 a 200 interesados por día. Esto si aceptas candidatos de todo el mundo, de cualquier raza o religión y hablas tanto español como inglés. Puede ser un buen indicativo de lo que una mujer puede esperar si se abre a conocer a todo el abanico sin restricción y solo descarta por la información dada.

"Estoy convencido de que las preguntas ayudan y funcionan a segmentar, pero están lejísimos de ser la magia del Big Data. La prueba es que me sale gente de compatibilidad al 97%, pero si leo sus gustos encuentro que no somos 'compatibles' en absoluto", comenta Alex.

Y cierto es que el perfil femenino lo mismo ha recibido saludos diciendo que tengo "tintes soviéticos en mi descripción", ofertas directas de matrimonio con mudanza incluida a Malasia​, o un: "Hola, mortal, ¿puedo programarte?". Aunque me he descrito de forma bastante fiel, y nada soviética por cierto, la mayor parte de la gente que se me ha presentado y que a su vez tiene porcentajes muy altos de compatibilidad jamás me habría interesado.

En referencia al algoritmo y su eficiencia, Alex también comenta que no tiene en cuenta que las personas pueden mentir:

"Otra cosa. No olvidemos que esto es 100% declarativo. Yo puedo presentarme en mis respuestas como una persona más noble, divertida o despreocupada de lo que soy. O realmente pensar que soy así. Pero el Big Data lo que intenta es registrar lo que haces y no lo que dices. Ejemplo: una persona establece en varias respuestas que el color y la raza le dan absolutamente igual, pero sistemáticamente le da "no" a todos los perfiles de otras razas. Un algoritmo bueno tendría en cuenta eso. OkCupid solo mira tu respuesta".

Por el lado positivo, en cambio, sí parece descartar muy bien. Un 95% no significa que seas compatible, pero si alguien está por debajo del 75% y lees sus respuestas, suele ser muy acertado en que no tenéis nada que ver. Así que es útil para descartar gente.

Cómo funciona el algoritmo del amor

Chris Mckinlay Chris McKinlay.

Entender cómo cataloga todo esto no es nada fácil porque, de hecho, llevar el amor a números no lo es. Las encuestas de opción múltiple ponderadas son la mejor, si no la única forma, de trasformar a números respuestas abstractas. Pero son muy difíciles de reconvertir después a información útil. Esto explica que OkCupid fuera fundado por estudiantes de matemáticas.

Pero existe alguien que lo ha descifrado a fondo, Chris McKinlay, una persona que logró 'hackear' el sistema para obtener 100% de compatibilidades. "Soy un ingeniero de software con un Ph.D. en Matemática Aplicada, y mucha experiencia implementando algoritmos de aprendizaje automático. Decidí que iba a aplicar ingeniería inversa al algoritmo de coincidencia de OkCupid. Lo conseguí en 2012, y me convertí en el usuario más popular de los 7 millones de perfiles masculinos activos en el sitio web en ese entonces", afirma en entrevista para Xataka.

Chris opina que el algoritmo es bueno, y que probablemente tenga "suficiente diversidad de preguntas para 'conocerte' razonablemente bien". "Aunque estoy de acuerdo en que el sesgo es un problema. Las personas, efectivamente, no responden a las preguntas siempre honestamente".

OkCupid es una implementación básica de un algoritmo de filtrado colaborativo basado en elementos, según Chris. "El catálogo de elementos en sí (es decir, las preguntas) es de fuentes múltiples. Este enfoque, aunque simple y a veces imperfecto, es de las técnicas más modernas que hay. Si aparece algo mejor, probablemente sea un algoritmo similar pero con más datos, y que se base en la retroalimentación implícita en lugar de las respuestas explícitas a la pregunta. Pero, la verdad, solo Facebook está en condiciones de hacer algo así".

La clave está en el descarte

Designecologist 557571 Unsplash

Las técnicas de agrupamiento y filtrado efectivamente empiezan como "primeros descartes" para reducir conjuntos de candidatos amplios a grupos más pequeños. Por eso sentimos que OkCupid es más exacto en lo negativo. Así, este 'preagrupamiento' es una herramienta valiosa para descartar grandes masas de "personas opuestas".

OkCupid funciona en esencia identificando grupos de usuarios que parecen tener preferencias similares. Esto es, las respuestas a las preguntas. Una vez que se crean estas agrupaciones, las ponderaciones —desde irrelevante a obligatorio— de un individuo pueden ir descartándolo, en siguiente ronda, bajándolo en la escala de valor.

Además, representa a cada usuario con parciales en varios clusters o segmentos diferentes. Lo que complica significativamente la ecuación pero, resumiendo, la ponderación actúa siempre como una medida en todos los grupos en los que esté el usuario, es decir, frente a todos los posibles candidatos en su grupo de actuación: edad, lejanía que ha marcado como mínima y demás preguntas iniciales básicas. Ponderando entonces cada respuesta por su grado de importancia, para ambos, de ahí saca un porcentaje. Cuanto más cerca esté el alma gemela de 100 por ciento matemático, mejor.

Esta es la razón principal por la que si no ponderas muchas respuestas, la aplicación te avisa de algo así como: "Demasiadas preguntas marcadas como irrelevantes, si no contestas no podremos encontrar a tu pareja ideal". Y por lo que, probablemente, marcar como "me importa solo un poquito" o "irrelevante" a todo, para no ser demasiado radical y no quedarte solo, no sea una buena idea.

OkCupid

Las técnicas de filtrado generalmente producen recomendaciones menos personales y el segmento tiene una precisión pequeña hasta que se ha descartado duramente lo suficiente. Es probable, por tanto, que cuando llevemos poco tiempo y pocas preguntas contestadas, los resultados no sean los mejores y el número de candidatos sea mucho mayor.

Dicho en otras palabras, explica por qué el perfil femenino reciente, creado para el análisis del artículo, que acepta personas a nivel mundial sin discriminación, del grupo de edad adulto más amplio en soltería (25 a 35 años) y de dos de los idiomas más hablados del mundo, recibe tanta gente que no cuadra.

El rendimiento en un grupo estático puede ser muy bueno con el tiempo, ya que el tamaño del grupo analizado se hace cada vez más pequeño. En cambio, si entran nuevos candidatos en el segmento cada vez que sale uno, como presumiblemente ocurre en OkCupid, el proceso se puede refinar, hasta cierto punto, pero nunca se termina. Por eso siempre hay candidatos.

"Elegir un compañero de vida es probablemente una de las 3-4 decisiones más importantes que una persona hará en su vida. Sin embargo, creo que la mayoría de la gente es bastante floja o complaciente con esto. Solo tienen citas con un pequeño puñado de personas, generalmente de su red inmediata", apunta el ingeniero.

"No es fácil conocer a suficientes personas para obtener un buen tamaño de muestra. Realmente, en esto, tienes que esforzarte. Así que estoy personalmente a favor de aplicaciones como estas. Más opciones son buenas, especialmente para las personas determinadas que estén seguras de lo que quieren".

Parece que, en conclusión, OkCupid sí puede llegar a conocerte a fondo si lo dejas y no le mientes. Todas esas preguntas parecen tener utilidad y el amor a grandes rasgos sí se puede cuantificar. Lo que pasa es que el asunto lleva tiempo y no es fácil pero; oye, a la antigua tampoco lo era y también tomaba tiempo.

Imágenes: Filipe Almeida | Connor Wells | Chris McKinlay | DesignEcologist | OkCupid Blog

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos