Ya tenemos la primera foto totalmente enfocada tomada por el James Webb. Y todo gracias a una "selfie"

Ya tenemos la primera foto totalmente enfocada tomada por el James Webb. Y todo gracias a una "selfie"
13 comentarios

El telescopio espacial James Webb está no ya cumpliendo, sino superando las expectativas. Lo hizo en su lanzamiento súper eficiente y también en su llegada a la órbita L2. Ahora está preparando sus sistemas de captura de imágenes, y acaba de completar un hito singular.

El 11 de marzo concluyó la etapa de alineación conocida como "calibración fina", y gracias a ella se ha podido ya capturar una estrella perfectamente enfocada. No solo eso: el James Webb también capta estrellas a su alrededor, como se esperaba. Los picos de la difracción de la estrella, por cierto, no son un error: confirman que los 18 segmentos del espejo principal están perfectamente alineados.

Un selfie muy especial

Este singular observatorio espacial de 10.000 millones de dólares sigue dando fantásticas noticias, y demuestra que este colosal proyecto que lleva más de 20 años en desarrollo está cumpliendo con todas las expectativas.

Selfie Webb
Este singular selfie permite al James Webb completar el proceso de alineación.

Los ingenieros de la NASA indican que el análisis detallado de las imágenes que han comenzado a llegar está dejando claro que el comportamiento del telescopio espacial James Webb "es tan bueno o mejor de lo que esperábamos en nuestras predicciones más optimistas".

Tras los procesos previos de alineación con los llamados 'Image Stacking' y 'Coarse Phasing', ahora tocaba ajustar a la perfección el enfoque usando un método de desenfoque similar al que se aplicó ya en la alineación de los segmentos.

No obstante en esta ocasión no se usa el espejo secundario, sino que se aprovechan diversos elementos ópticos con la que capturan imágenes desenfocadas que permiten detectar errores de alineación.

Para corregir los errores de alineación se hace uso de la llamada pupil imaging lens (PIL), que es parte de la NIRcam y que permite capturar una imagen del espejo principal del telescopio, algo que en esencia es un "selfie".

Ese selfie es clave para resolver el problema matemático de la alineación que implica hacer uso de análisis de Fourier y que permite que cada elemento óptico se comporte a la perfección.

¿El resultado? La captura de una imagen perfectamente enfocada de una estrella llamada 2MASS J17554042+6551277 que era adecuada para esta fase de pruebas.

Todo ello nos prepara para la fase final de toda esta preparación, en la que habrá que alinear el telescopio con el resto de instrumentos científicos del James Webb. Las primeras imágenes de observaciones reales llegarán este verano.

Más información | NASA

Temas
Inicio