Publicidad

SpaceX prepara el primer vuelo tripulado de su Crew Dragon para el 7 de mayo: la dependencia de la Soyuz toca a su fin

SpaceX prepara el primer vuelo tripulado de su Crew Dragon para el 7 de mayo: la dependencia de la Soyuz toca a su fin
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En 2006 la NASA anunció que su transbordador espacial sería retirado en 2011, una decisión que convirtió a la agencia espacial estadounidense en un cliente fijo de la cápsula rusa Soyuz. La situación —que no le sale nada barata a la NASA, 80 millones de dólares por trayecto— acabó planteando la aparición de alternativas, y es así como aparecieron los proyectos de la cápsula Dragon de SpaceX y la CST-100 Starliner de Boeing.

La marcha de ambos proyectos ha sido desigual, y mientras que Boeing tuvo problemas recientes, la Crew Dragon (con algún que otro traspiés serio) ha ido cumpliendo los distintos hitos que permiten que pronto pueda convertirse por fin en la sucesora del transbordador espacial de EE.UU. Un experto indica que el primer vuelo tripulado de la Crew Dragon tiene ya fecha tentativa: el 7 de mayo.

Adiós Soyuz, hola Crew Dragon

Elon Musk indicaba hace unas semanas cómo el primer vuelo de la Crew Dragon con astronautas de la NASA se produciría entre abril y junio de 2020, y ahora Eric Berger, el editor de Ars Technica especializado en este ámbito, apuntaba a una fecha mucho más concreta: el 7 de mayo.

Las fuentes de Berger le indicaban que todo va según lo planeado en SpaceX, pero que no hay decisión final sobre esa fecha que podría cambiar para adelantarse a finales de abril o retrasarse a finales de mayo o junio.

Aún así todo parece apuntar a que ese lanzamiento podría efectivamente tener lugar alrededor de esa fecha. Aunque la Crew Dragon sufrió un fallo hace algo menos de un año, pero desde entonces ha ido completando hitos clave para llegar a ese primer vuelo tripulado.

Así, la Crew Dragon comenzó a demostrar su potencial en la misión Demo-1, completó la prueba de escape de emergencia de la cápsula y ahora se acerca a la prueba final, la llamada "Demo-2" que por primera vez hará que esta nave esté tripulada por astronautas.

No se sabe tampoco la duración de ese vuelo de prueba, pero de completarse con éxito estaremos muy cerca de ver a esta nave convertirse en esa alternativa reutilizable que la NASA buscaba desde hace años para evitar depender de la Soyuz y ahorrarse mucho dinero por el camino. Se estima que el coste por asiento en la Soyuz es de unos 75 millones de dólares, mientras que en la Crew Dragon ronda los 20-25 millones de dólares.

Pronto podríamos ver cómo ese vídeo cinemático que publicó Elon Musk sobre cómo serían las misiones de la Crew Dragon se convierte en realidad.

Vía | TechCrunch

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios