Orion ha llegado adonde ninguna nave habitable había llegado: el resultado son fotos nunca vistas

Orion ha llegado adonde ninguna nave habitable había llegado: el resultado son fotos nunca vistas
14 comentarios

La misión inaugural del programa Artemis acaba de batir un récord, gracias a la cápsula Orion, la nave espacial habilitada para la tripulación que más se aleja de la Tierra. Lo ha hecho al alcanzar el cénit de su órbita retrógrada distante (DRO), alejándose de la Tierra casi medio millón de kilómetros.

Un primer paso. Concretamente, la órbita DRO ha llevado a Orion a alejarse a 434.000 kilómetros de la Tierra. El récord hasta ahora lo había marcado la misión Apollo 13, que rozó los 400.000 kilómetros desde nuestro planeta. La órbita DRO hace que la cápsula circunvale nuestro satélite a unos 63.000 kilómetros de distancia, lo que ha llevado a la Orion a alcanzar esta nueva marca.

Orion entró en esta órbita en el día 10 de su viaje, el pasado 25 de noviembre, y se mantendrá en ella durante 6 días. Nada más comenzar diciembre la cápsula comenzará un acercamiento a la Luna para emprender su viaje de vuelta, viaje que comenzará el día 5.

El regreso más esperado. Aún quedan por delante partes muy delicadas de la misión, como la reentrada y aterrizaje (o amerizaje más bien), y la recuperación de la cápsula. La llegada de vuelta de la Orion se espera para el día 11 de diciembre, cuando impactará contra las aguas del Océano Pacífico.

Nuevas imágenes. La misión ha ido documentando su acercamiento a nuestro satélite, dejando algunas imágenes espectaculares con la cápsula y la Luna como protagonistas y con la Tierra como secundario de lujo.

Orion Luna
Tierra Orion
Orion Tierra

16 cámaras a bordo. La cápsula Orion cuenta con numerosas cámaras. De las 24 cámaras que partieron con la misión Artemis 16 estaban instaladas en la cápsula Orion. El objetivo de este número de instrumentos es, además de ofrecernos imágenes como estas, documentar exhaustivamente una misión de prueba en una cápsula que en un futuro cercano llevará humanos en un viaje a donde hasta ahora no ha llegado nadie.

Algunas de estas imágenes están sacadas desde las cuatro cámaras instaladas en los extremos de los paneles solares de la cápsula y que apuntan en dirección a esta. Otras tres de las cámaras están instaladas sobre el adaptador del módulo de la tripulación, apuntando en varias direcciones. Cuatro cámaras dentro de la cabina captarán, entre otras cosas, las perspectivas de los astronautas que viajarían en la cápsula.

Finalmente, algunas de las cámaras más cruciales estarán destinadas a las maniobras, como la cámara destinada a la navegación óptica, otra que comprobará el estado del escudo térmico de la nave durante la reentrada y otras externas que monitorizarán el despliegue de los paracaídas encargados de decelerar la nave durante la reentrada y aterrizaje.

El Futuro de Artemis. Las futuras misiones añadirán alguna cámara, como una réflex para que los astronautas puedan tomar las fotos y vídeos que consideren convenientes y una cámara de acoplamiento para las maniobras de acercamiento entre la Orion y la futura estación en órbita lunar, Gateway.

De lo que no estamos tan seguros es del calendario con el que las futuras misiones Artemis irán partiendo hacia la Luna. Se espera que las siguientes dos misiones, una que pondrá astronautas en órbita lunar y otra que devolverá a los humanos a la Luna partan en los próximos años, posiblemente 2024 y 2026.

50 años después. Sin embargo los numerosos retrasos que ha sufrido la primera misión Artemis, que han abarcado desde problemas en los depósitos de combustible hasta huracanes, añaden incertidumbre al calendario del programa que devolverá a los humanos a la Luna. Esto mientras nos acercamos al 50 aniversario de nuestro último paso por el satélite, la misión Apollo 17.

Imágenes | NASA

Temas
Inicio