Si Shenzhen estornuda, Apple se constipa: los confinamientos de China ponen en jaque de nuevo a la industria tecnológica

Si Shenzhen estornuda, Apple se constipa: los confinamientos de China ponen en jaque de nuevo a la industria tecnológica
44 comentarios

Ante el auge de contagios, China ha decidido imponer un 'lockdown' de una semana en Shenzhen, una de las capitales mundiales de la electrónica. Un cierre que afecta directamente a decenas de fábricas, algunas de ellas tan importantes como la de Foxconn, proveedor de fabricantes como Apple, Volkswagen o Toyota. Si hace justo un mes desde Foxconn eran optimistas y anticiparon el final de la escasez global de chips, la Covid-19 vuelve a preocupar a toda la industria tecnológica.

Foxconn se detiene y afecta directamente a Apple. "Las operaciones de Foxconn en Shenzhen han sido suspendidas desde el pasado 14 de marzo, siguiendo la política local frente a la Covid-19", explican desde Foxconn en un comunicado. Foxconn es el mayor proveedor de Apple y ensamblador de iPhones, iPads y Macs.

Afortunadamente, no toda la producción de Foxconn en China está en Shenzhen. El 50% se produce en la provincia de Henan. Gracias a esto, desde Foxconn aseguran que van a "diversificar su producción para minimizar el impacto potencial".

El iPhone 14 puede ser el primer damnificado... Los últimos rumores sobre el iPhone 14 apuntan un cambio histórico: únicamente los modelos Pro llevarían el nuevo procesador Apple A16. Los iPhone 14 normales mantendrían el chip A15 Bionic, en lo que supondría una diferenciación que hasta ahora no existía.

...de una Apple que puede subir notablemente sus precios. El analista Ming-Chi Kuo apunta que no hay muchos motivos para ser optimistas de cara a 2022 y que está habiendo una reducción en la producción. El hecho de que Apple pudiera optar por incorporar el A16 solo en los modelos Pro también puede entenderse como una manera de ampliar márgenes y subir precios. Una manera de compensar la falta de componentes.

Huawei, OPPO, Realme y las grandes marcas chinas tienen sedes en Shenzhen. Con más de 17 millones de habitantes, Shenzhen es una ciudad enorme y también sede de la gran mayoría de compañías tecnológicas chinas. Además de Foxconn, también tenemos fábricas de compañías como Huawei, OPPO, OnePlus, Realme, ZTE o el fabricante de drones DJI. También del fabricante de robots Makeblock o el fabricante BYD, proveedor de marcas como Motorola o Nokia. Y es que Shenzhen no solo es sede de muchas marcas, también de fabricantes cuyos componentes se utilizan ampliamente en toda la industria tecnológica.

No solo hablamos del hardware. Entre las empresas de la ciudad está también Tencent, la mayor empresa mundial de videojuegos, por delante de Sony y Microsoft/Activision/Blizzard.

Cierra el gran polo económico del sur de China. Y las consecuencias si se alarga pueden ser enormes. Las cifras del sector tecnológico de Shenzhen impresionan. Supone el 35% del PIB de la ciudad, hay más de 18.000 empresas de alto nivel y 50.000 empresas tecnológicas de tamaño medio. En 2020, se estimó en 385.000 millones de euros el nivel de ingresos del sector tecnológico de la ciudad.

Si en 2021 tuvimos una gran crisis con los contenedores, habrá que estar atentos para ver cómo el auge de la variante Omicron y los cierres totales en China pueden añadir más presión a una industria tecnológica que todavía no estaba totalmente recuperada.

Temas
Inicio