Compartir
Publicidad

Jeff Bezos vende 1.000 millones de dólares al año de sus acciones de Amazon para llevar turistas al espacio

Jeff Bezos vende 1.000 millones de dólares al año de sus acciones de Amazon para llevar turistas al espacio
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Jeff Bezos, uno de los fundadores de Amazon, ya ha encontrado la manera de financiar su otro gran proyecto espacial para llevar a turistas al espacio: vender cada año una cantidad de acciones de Amazon. ¿Un visionario o una locura de quien tiene mucho dinero?

Vender acciones de Amazon cada año: así se financiará Blue Origin

Dos gigantes de este siglo pugnan por conquistar el negocio del espacio. Musk es el que más ruido (e historia) hace con su SpaceX, pero uno de los fundadores de Amazon, Jeff Bezos, también muestra poderío económico para llevar a buen puerto uno de sus sueños: llevar turistas al espacio.

No sólo es eso. Bezos está convencido de que, reduciendo costes en esos viajes con taxis espaciales, se podrá pensar en un futuro donde el trabajo y la vida no tienen por qué quedar en la Tierra. ¿Algo visionario o ilusión de quien puede permitírselo por su fortuna?

Blue Origin es la empresa que está creando para conseguirlo. Pero antes de que sea rentable requiere de una fuerte inversión que, según Reuters, sacará de su propio bolsillo vendiendo cada año unos 1.000 millones de dólares en acciones de Amazon.

Amazon

Actualmente Bezos posee más de 80 millones de acciones de Amazon (casi un 17%), y para conseguir esos 1000 millones de dólares para invertir en Blue Origin, el fundador de Amazon tendría que vender cada año del orden de un millón de ellas. Si el precio de la acción de Amazon se mantiene alrededor de los 900 dólares, tendrá para más de 70000 millones de dólares. Por ahora no ha indicado cuánto está dispuesto a invertir.

Primeros viajes de turistas al espacio en 2018

Si los planes iniciales le salen bien a Bezos, Blue Origin estará en condiciones de realizar los primeros viajes de turismo espacial a finales del próximo año. Serán recorridos de apenas 10 minutos y llegarán tras las pruebas con pilotos e ingenieros que, como ha confirmado el propio Bezos, es bastante probable que acaben retrasándose hasta inicios de 2018.

Lo que sí que tienen ya acabada es la cápsula donde viajarán los turistas. Serán seis, con su cómodo asiento para cada uno de ellos y una enorme ventana para disfrutar de las vistas.

Contemplar la curvatura de la Tierra será de hecho el gran atractivo de estos breves viajes espaciales. El cohete de Blue Origin se podrá situar a unos 60 km de la superficie, lo que permitirá a los pasajeros experimentar también unos minutos de ingravidez.

Cápsula

Por ahora no hay detalles del precio de cada pasaje o el momento en que se podrán comprar.

Imagen | Steve Jurvetson.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos