Compartir
Publicidad
Publicidad

Ni se te ocurra comprar un Core i9 para equipos de gaming

Ni se te ocurra comprar un Core i9 para equipos de gaming
Guardar
68 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El anuncio del lanzamiento de los Intel Core i9 que se produjo hace unos días ponía las cosas interesantes en una batalla en la que los megahercios dejaban paso a los núcleos. De repente nos encontrábamos con micros que llegarían a tener de 10 a 18 cores, algo asombroso.

Asombroso... pero no para todos los ámbitos. La respuesta de Intel a los procesadores de AMD centrados también en ese paralelismo es interesante en algunos escenarios, pero los análisis que han aparecido en varios medios dejan clara una cosa: si estás pensando en construir un equipo de gaming, ni se te ocurra invertir en estos procesadores.

Fantásticos para muchas cosas, pero no para jugar

La familia Skylake-X a la que pertenecen procesadores como los Intel Core i9-7900X, i7-7820X e i7-7800X que han probado en sitios como AnandTech destaca por ese gran número de núcleos a precios mucho más comedidos que en anteriores lanzamientos de Intel, además de un gran número de pistas PCIe para que las capacidades de expansión de estos equipos sean excepcionales.

Corei93 El rendimiento de los Core i7-7700K es prácticamente idéntico al de los Core i9-7900K en juegos como Tomb Raider, pero es que el primero cuesta unos 300 dólares por los 1.000 del bestial Core i9 de 10 núcleos. Fuente: PCWorld

Estos procesadores son fantásticos al compararlos con los antiguos Intel Core i7-6950X de la familia Broadwell-E que tienen un precio que ronda los 1.700 dólares, y ofrecen mejores prestaciones por los 999 dólares que cuesta ese Core i9-7900X que Intel ya tiene preparado para salir a escena.

En herramientas que aprovechan el alto paralelismo de estos procesadores como Cinebench o Blender el rendimiento de estos micros es fantástico, pero la cosa cambia si estamos pensando en aprovechar estas CPUs para mejorar nuestra experiencia de juego.

En AnandTech creen que futuras actualizaciones de las placas base podrán mejorar ese comportamiento, pero en sitios como Guru3D dejan claro que "de cara al gaming tu dinero estará mejor gastado en una GPU más rápida y no en una CPU súper cara". En PCWorld son aún más pragmáticos e indican que "a 1.000 dólares para este chip de 10 núcleos, estarás pagando cerca del 100% más que por un Ryzen 7 de 8 núcleos y lograrás tan solo un 30% más de rendimiento".

Si tenemos en cuenta que los Threadripper de AMD están además próximos a su salida —veremos a qué precios— invertir en estos modelos de Intel a corto plazo parece desaconsejable a no ser que tengáis mucha prisa por aprovechar su potencial en escenarios como la producción 3D. Para juegos, insistimos, hay otras opciones mucho más interesantes en precio/prestaciones, y una de ellas es desde luego el Core i7-7700K de la propia Intel que apuesta por el IPC y no por los cores.

En Xataka | Intel Core i9 vs AMD Ryzen: ¿qué importa más, tener más gigahercios o tener más núcleos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos