La escasez de chips va para largo: el gran referente de los semiconductores frena el optimismo para los próximos dos años

La escasez de chips va para largo: el gran referente de los semiconductores frena el optimismo para los próximos dos años
40 Comentarios

2022 empezó con esperanza para el sector de los semiconductores, pero uno de los principales fabricantes ha puesto freno al optimismo. ASML, a través de su presidente ejecutivo, Peter Wennink, ha alertado en una entrevista con Financial Times que el acceso a los chips va a seguir siendo limitado durante los próximos dos años, ya que la cadena de producción seguirá teniendo problemas para aumentar su rendimiento.

No es una predicción baladí, sino que viene directamente del máximo responsable del gran proveedor de máquinas de litografía para semiconductores a nivel mundial. Es decir, el fabricante de las máquinas necesarias para producir los transistores más modernos.

Hasta 2024 no se espera que llegue el final de la crisis

La producción de chips se enfrenta a una tormenta perfecta que no parece que vaya a terminarse pronto. No es que no se estén fabricante chips, sino que no hay capacidad para aumentar la producción al mismo ritmo que ha crecido la demanda. Hay un déficit enorme de semiconductores y, según ASML, esto continuará siendo así durante al menos dos años.

La predicción de ASML es que este año se enviarán más máquinas que el año pasado, pero todavía por debajo de la curva de la demanda. Según sus cálculos, hace falta incrementar un 50% la capacidad para lo que pide el mercado, lo que llevará al menos unos dos años.

Hace una semana, Intel anunció una inversión de 80.000 millones de euros en Europa para aumentar la producción de chips. Y entre sus proveedores tiene un papel principal ASML. El presidente de Intel, Pat Gelsinger, explica que es consciente de esta falta de capacidad y está en contacto directo con ASML para ver cómo podrían aumentar la producción.

"Hoy hay una limitación. Necesitaremos unos dos años para construir la maquinaria y la infraestructura. En el tercer o cuarto año podremos empezar a enviar los equipos", explican desde Intel al Financial Times. No sería pues hasta 2024 cuando la industria de semiconductores espera tener su producción al ritmo necesario.

Imagen | Yogesh Phuyal

Temas
Inicio