El Apple TV 4K es demasiado potente para ser solo un Apple TV

El Apple TV 4K es demasiado potente para ser solo un Apple TV
44 comentarios

Algunos nos quejamos de que la mayoría de dispositivos de Apple suelen tener precios muy elevados. La cosa se ha vuelto más cierta que nunca con subidas notables —y otras silenciosas— de los nuevos iPad Pro y sobre todo de los nuevos iPad, pero frente a todos ellos, la sorpresa: el Apple TV 4K.

El nuevo set-top-box de Apple es de hecho casi una anomalía en su catálogo. Su precio baja a los 169 euros (el modelo anterior costaba 199) y cuenta con un llamativo Apple A15 que lo sitúa probablemente como el dispositivo más potente de su clase. Casi parece desaprovechado, y eso hace que nos preguntemos algo inevitable: ¿y si pudiéramos usar el Apple TV como un miniPC, al estilo Raspberry Pi?

Del Apple TV al "Apple Pi"

Cuando Apple anunció su transición a sus propios chips ARM, lo hizo ofreciendo el llamado Developer Transition Kit. Mientras esperábamos aquel plato fuerte —los Apple M1— la firma presentó esos "Mac mini de transición".

Macmini

Aquellos PCs usaban el chasis del Mac mini, pero sustituían el procesador de Intel por un chip Apple A12Z, 16 GB de RAM y 512 GB de SSD. Parecía "poca cosa", pero lo cierto es que el chip era realmente potente y en algunas pruebas superaba a procesadores teóricamente muy superiores de Intel.

Si aquel chip —que fue usado en el iPad Pro de 2020— ya ofrecía eso, imaginad el A15 Bionic. Este chip es aún más avanzado y sobre todo más eficiente gracias a su fotolitografía de 5 nm, cuando la del A12Z era de 7 nm.

Parece lógico pensar que el Apple TV 4K podría convertirse en un curioso miniPC para sesiones de trabajo no demasiado exigentes. No se sabe cuánta memoria RAM incluye el nuevo modelo, pero en el anterior modelo se incluían 3 GB LPDDR4: es de esperar que como mínimo cuente con esa cantidad, que es algo justa pero que aún así probablemente pudiese hacerlo usable para esos escenarios de trabajo ligeros.

¿Qué pasa con el software?

Tendríamos así un curioso equipo de trabajo algo limitado por la memoria RAM, pero que con sus 64 GB nos daría margen de maniobra para esos escenarios de trabajo sencillos. La pregunta siguiente, claro, es qué pasa con el software.

El Apple TV 4K está gobernado por tvOS, un 'fork' de iOS que lo orienta totalmente a comportarse con centro multimedia. Apple podría aquí ofrecer por ejemplo integrar iPadOS —pero sin la parte táctil—, pero parece más lógico pensar que simplemente ofrecieran macOS como hacen con toda la familia de nuevos Mac que se han ido presentando en los últimos dos años.

Parece prácticamente imposible que ocurra algo así, pero si Apple no ofrece esa posibilidad, habría otra: instalar otro sistema operativo. En los Mac con chips M1 o M2 es desde hace tiempo posible instalar Linux gracias al proyecto Asahi Linux.

Asahi Linux lleva tiempo haciendo posible algo que parecía imposible, y hasta el soporte de aceleración hardware gráfica se ha pulido en los últimos tiempos. Los M1 ya eran parecidos a los A14 Bionic, y los M2 son algo así como una versión supervitaminada de los Apple A15 Bionic.

Es evidente que hay diferencias, pero parece lógico pensar que no sería imposible contar con una especie de "Raspberry pi de Apple" por los 129 dólares (en EEUU) o 169 euros (en España, por ejemplo) que cuesta la versión básica de este dispositivo.

No será Apple la que nos ofrezca esa posibilidad, desde luego, y aunque es probable que esto se quede tan solo en un "ojalá", lo cierto es que plantear esa opción dada la potencia y eficiencia de los chips de Apple es inevitable. Soñar no cuesta nada.

Temas
Inicio