Compartir
Publicidad
Publicidad
Stephen King: los 13 mejores libros, las 15 mejores películas basadas en sus novelas
Cine y TV

Stephen King: los 13 mejores libros, las 15 mejores películas basadas en sus novelas

Publicidad
Publicidad

Desde ‘Carrie’ en 1973, Stephen King ha publicado más de medio centenar de novelas, otras tantas historias cortas, ha guionizado cómics, publicado artículos de opinión semanales, entrado en el terreno de la divulgación literaria, ha colaborado con Los Ramones y con Michael Jackson y, según el libro Guinness de los Récords es el autor vivo con más adaptaciones cinematográficas de su obra.

Con todo esto, es normal que uno se sienta abrumado si quiere asomarse a sus trabajos por primera vez o retomar el contacto con el autor desde aquel día en el que cerró las portadas de ‘IT’. Cualquier selección del trabajo de un artista es algo muy personal, pero la intención de mi propuesta es hacer un dibujo lo más fehaciente posible de lo que uno puede esperar de un acercamiento a Stephen King y qué obras considero esenciales y/o adecuadas para una primera toma de contacto.

‘Apocalipsis’ (1978-1990)

Como especie estamos esencialmente locos. Pon a más de dos humanos en una habitación, elegimos bando y comenzamos a imaginar motivos por los que matarnos los unos a otros. ¿Por qué crees que se inventaron la política o la religión? – La Niebla.

Obviando las cuantiosas historias cortas que ha publicado, es difícil hacer una toma de contacto con King leyendo una novela que no sirva a su vez para endurecer el bíceps. Es el caso de una de las obras más apasionantes y aclamadas del autor, una historia de terror post-apocalíptica que empieza con un virus y acaba resultando el enfrentamiento definitivo entre el bien y el mal. Una historia con múltiples tramas que mezclan de fantasía, política y religión a través de una colección inigualable de personajes memorables.

Lo de las dos fechas tiene truco. Originalmente la novela se publicó a finales de los 70 pero, en 1990, King decidió editar una versión completa que incluía material recortado y cambiaba la ambientación de la historia de los 80 a los 90 –adaptando también las -tan habituales en su prosa- referencias a la cultura pop. Y atentos a Randall Flagg, un personaje recurrente en la bibliografía del autor que hace aquí su primera aparición.

‘Apocalipsis’ es un ejemplo perfecto para descubrir al mejor King, a ese que crea grandes personajes, les coloca en una situación extrema y reflexiona así sobre la naturaleza del hombre y cómo se relaciona.

‘La Larga Marcha’ (1979)

La Larga Marcha de Stephen King

Es la hora de Richard Bachman, el pseudónimo bajo el que Stephen King ha publicado siete novelas (sólo cinco de ellas cuando aún no se había desvelado que él estaba detrás). En los años setenta era norma el no querer saturar el mercado con más de un libro al año por autor. Esto empujó a King a inventarse a Richard Bachman, un nombre bajo el que publicó novelas que iban en una línea diferente a lo que llevaba su nombre real.

Aunque ahora la historia nos resulte muy familiar (¿alguien dijo 'Los Juegos del Hambre'?), ‘La Larga Marcha’ fue (y sigue siendo) un original, oscuro y terrible relato sobre una carrera en la que 100 jóvenes son forzados a caminar hasta que sólo quede uno.

Reymond Garraty empieza siendo el protagonista, pero mientras van avanzando kilómetros, forzados a comer, mear y dormitar mientras caminan, se van desvelando las realidades de otros corredores. Como lector, el saber que sólo habrá un superviviente, y descubrir la relevancia y consecuencia social del evento, lo vuelve todo más intenso y descorazonador. Es una de las novelas más cortas de King y uno de sus relatos más estimulantes, combinación perfecta para situarlo entre las primeras lecturas. ¿El final? Perfecto, no hay que preocuparse.

‘La Torre Oscura’ (1982-2004)

La Torre Oscura de Stephen King
El hombre de negro huía a través del desierto y el pistolero iba en pos de él.

El propio King califica esta saga como su ópera magna, y no es para menos. Siete entregas a lo largo de casi veinte años; una aventura épica que sirve, al igual de la torre, como el epicentro de toda su obra. En ella aparecen personajes, lugares o detalles de muchas de sus novelas, e incluso se reserva un hueco para sí mismo. ‘El Pistolero’, la primera de las entregas, es una novela corta, misteriosa, lenta y distante que presenta un mundo apasionante y a un villano magnético, el hombre de negro.

Ese es el punto de partida de Roland, un insondable protagonista que poco a poco va entrando en contacto con otros mundos y uniendo más personas a su búsqueda de La Torre Oscura; del centro del universo. Como es habitual, esta saga de múltiples géneros es irregular; ahora que es posible leerla entera en un corto periodo de tiempo, seguramente sea mucho más notable la evolución y magnitud que va tomando la saga dentro de la obra de King. En 2012 se editó una octava entrega, una historia paralela que cronológicamente se situaría entre la cuarta y quinta novelas.

Hay una adaptación cinematográfica cociéndose desde hace años, y estos últimos meses parece que finalmente la cosa está llegando a buen puerto; ya tenemos Roland (Idris Elba) y Hombre de Negro (Matthew McConaughey). Se ha rumoreado a Aaron Paul para Eddie (sería perfecto para el papel), pero el autor ha declarado no saber nada al respecto e incluso se ha permitido pedir un empujoncito al mismísimo Stephen King.

Twitter Aaron Paul y Stephen King

‘Mientras Escribo’ (1999)

La no-ficción no es un terreno habitual del autor, pero leyendo este libro mitad autobiografía mitad divulgación sobre el arte de escribir cualquiera diría que estaba hecho para ello. Con la prosa cachonda y sincera que le caracteriza, King nos relata anécdotas de su vida y de los orígenes de algunos de sus libros de más renombre. Sin embargo, el grueso del contenido está centrado en su experiencia, sus consejos, su visión y su desarrollo en el universo de la escritura. Es una master class para aspirantes a escritores y para amantes de la lectura.

La ficción es la verdad dentro de la mentira.

Estoy harta de escuchar cómo lectores encantados lo recomiendan empezando con una frase del tipo “Stephen King es un autor mediocre pero…”. Creo que nadie que llame a King mediocre ha leído una novela suya. No se ha dejado llevarpor una de sus historias, por la visceralidad y contundencia con la que presenta sus temáticas más recurrentes o por sus personajes complejos y generalmente al límite. El género bajo el que se cataloga su obra, el aspecto de serie B que emana de muchas de las adaptaciones cinematográficas y el hecho de ser uno de los autores vivos más famosos y con más bestsellers del mundo parece despojarle inmediatamente del respeto de muchos. King es un gran escritor, con un estilo muy particular y ameno pero que está lejos de los autores con piloto automático. Y ‘Mientras Escribo’ es la prueba definitiva.

‘It’ (1986)

It de Stephen King
Tal vez -pensó- no existen los buenos y los malos amigos; tal vez sólo hay amigos, gente que nos apoya cuando sufrimos y que nos ayuda a no sentirnos tan solos. Tal vez siempre vale la pena sentir miedo por ellos, y esperanzas, y vivir por ellos. Tal vez también valga la pena morir por ellos, si así debe ser. No hay buenos amigos ni malos amigos, sólo personas con las que uno quiere estar, necesita estar; gente que ha construido su casa en nuestro corazón.

Es una de las historias más conocidas de King, sobre todo por la imagen colectiva del payaso interpretado por Tim Curry en la adaptación cinematográfica de 1990. Su excepcional estructura logra transmitir la sensación del paso del tiempo, la mezcla pasado y presente inyecta aquí un nuevo nivel de auto-consciencia de la propia madurez, pero también de la inocencia y de cómo experimentamos nuestros miedos de forma diferente (que no mejor) en las diferentes etapas de nuestra vida. A pesar de que la tensión y el terror son notables, personalmente lo más memorable son sus personajes; hasta los más fugaces están presentados y perfilados a la perfección y con sutileza. Que vivan Los Perdedores.

'El misterio de Salem’s Lot' (1975)

El Misterio de Salems Lot de Stephen King La recurrente ventana de 'Salem's Lot', miniserie de 1979. En 2004 harían otra versión con Rob Lowe, Donald Sutherland y Rutger Hauer.

Fue en primavera de 1974 cuando King publicó su primera historia, ‘Carrie’. Una novela epistolar sobre el aún tan actual bullying y cómo una adolescente utiliza su recién descubierta telequinesis para castigar a aquellos que tanto la han atormentado. Es una historia desgarradora pero quizá es más reconocida que el segundo trabajo del autor, ‘Salem’s Lot’.

Aunque ahora parece haber quedado en un segundo plano, llevábamos una época de resurgimiento de las historias vampíricas, y vivirlo a través de este pueblo de Maine puede ser una gratificante experiencia para los amantes del género.De nuevo, King utiliza una situación amenazante y la sensación de aislamiento para incrementar la tensión de la novela, que coloca a los vampiros en la sociedad contemporánea (de los 70, claro). Y no, estos vampiros no se andan con chiquitas ni brillitos.

‘La Tienda’ (1991)

Los monstrous son reales, y los fantasmas también. Viven en nuestro interior y, en ocasiones, ganan.

Los años 80 fueron devastadores para Stephen King. Después de la muerte de su madre se entregó a una lista terrorífica de drogas y al alcohol. Él mismo ha confesado que no recuerda haber escrito ‘Cujo’ (1981). Diez años después publicaría su primera novela estando sobrio, ‘La Tienda’. Pocos la colocarían entre lo más destacado del autor, pero estamos ante otro estimulante estudio de personajes, una comedia negra que deja hueco para el horror y que nos muestra cómo los deseos y los secretos en el pequeño Castle Rock llevan a la envidia y el odio y despierta la más mortal de las oscuridades.

'Misery' (1987)

Aunque nunca acabé de conectar con los –por otra parte necesarios- fragmentos en los que podemos leer los escritos de Misery Chastain, este relato de terror psicológico es tiene uno de los villanos más terroríficos creado jamás por King (e increíblemente interpretado por Kathy Bates en la adaptación de 1990 de Rob Reiner); poco le falta para estar a la altura de Randall Flagg o Eso. Y la “magia” de ‘Misery’ es su anclaje a la realidad. Nada de fantasía, todo de psicopatía. Es claustofóbica y exprime al máximo lo que el punto de vista aterrado de Paul nos puede transmitir. Y tiene la suerte de ser una de las pocas novelas del autor con una adaptación cinematográfica a la altura.

'Misery', por cierto, iba a ser una novela publicada bajo su seudónimo y es muy similar en en estilo (más psicología que fantasía) a los publicados previamente. Sin embargo, esto quedó truncado cuando el empleado de una librería empezó a notar las similitudes en el estilo de escritura de ambos autores y se empeñó en dar con la verdad. Cuando envió los documentos que probaban su tesis, King le llamó personalmente y le invitó a escribir un artículo que incluyese una entrevista con él. Finalmente, en 1985 murió Richard Bachman de cáncer de pseudónimo.

Los depresivos se suicidan. Los psicóticos, mecidos en la cuna venenosa de su propio ego, quieren hacer el favor a todos los que les rodean de llevárselos con ellos.

'Todo es Eventual' (2002)

En mi preselección inicial de títulos a incluir en este artículo había varias historias cortas y relatos, formatos que King visita con frecuencia y que se pueden encontrar en recopilaciones íntegramente de su autoría, en libros antológicos de terror de varios autores o incluso publicados de forma individual. Es por esto que finalmente he optado por 'Todo es Eventual', una colección de 14 relatos de King de naturaleza tan variada que puede ser una forma excelente de acercarse a sus temáticas y su estilo.

‘Sala de autopsias número 4’ nos transporta al horror que sería ser consciente de que nos están practicando una autopsia cuando aún seguimos vivos. En ‘Todo es Eventual’, alguien se aprovecha de los poderes de un chaval (para aparentemente hacer el bien) a cambio de proporcionarle la vida que él desea. ‘El virus de la carretera viaja hacia el norte’ tiene como centro un cuadro maldito y es un gran ejemplo de cómo King logra transmitir el terror que puede resultar de engullirnos en las ralladuras psicológicas de un protagonista. Finalmente, ‘Esa expresión que solo puede expresarse en francés’, un fantástico, macabro y desolador relato sobre una pareja que revive una y otra vez un suceso horrible. Esta es una selección de algunos relatos muy meritorios de la colección.

'El nacimiento del pistolero' (2007)

El pistolero comic Torre Oscura de Stephen King

El cuarto libro de la ya mencionada ‘La Torre Oscura’ es un paréntesis argumental con respecto al resto de la saga; tiene lugar en el pasado y, adoptando un término muy en boga, podríamos decir que es la historia del origen de Roland, el pistolero en busca de La Torre. Marvel vio en los seguidores de King una oportunidad de atraer nuevos lectores y propuso al autor hacer una adaptación ampliada del pasado del personaje.

Ralph Maccio y Michael Horwitz trabajaron con Stephen King y una colaboradora suya en el terreno para establecer las tramas que darían para nutrir decenas de cómics agrupadas en varios arcos argumentales. Después llegó también la adaptación de ‘Apocalipsis’ y King se metió como guionista en ‘American Vampire’, un cómic de Vértigo que no tenía nada que ver con su obra pero para el que sirvió de guionista durante varios números junto a Scott Snyder.

'Cadena perpetua' (1982) y el cine de Stephen King

Todo se reduce a una simple elección: empeñarse en vivir o empeñarse en morir.

El universo de la adaptación cinematográfica de Stephen King es tan vasto que se podrían escribir tres artículos como éste dedicado a ello (uno de los cuales seguramente recopilaría toda la mierda derivada de su obra que se ha hecho y que ha contribuido a la mala imagen que muchos tienen de su obra), pero con la excusa de 'Las Cuatro Estaciones' podemos hablar de ‘Cadena Perpetua’ y otras pequeñas joyas que muchos no asociarían a un autor como King.

Esta colección es un recopilatorio de cuatro relatos independientes que se desarrollan en las cuatro estaciones del año. La primavera es para ‘Rita Hayworth y la redención de Shawshank’, una historia sobre la esperanza y la redención que tan bien adaptó Frank Darabont en 1994. El verano es para 'Alumno Aventajado', un vil exnazi y un vil niñato que va tras él en una historia oscura, se convirtió en la olvidada pero reseñable ‘Verano de Corrupción’. El otoño es para ‘El Cuerpo’, una historia sobre la pérdida de la inocencia y el significado de la amistad cuando eres niño que se convirtió en la inolvidable ‘Cuenta Conmigo’ de Rob Reiner. Finalmente, el invierno es para una inadaptable El método de respiración, una historia sobre la maternidad extrema.

Me he enamorado de estas historias y parte de mí siempre estará enamorada de ellas, supongo. Espero que te hayan gustado, lector; que te hayan proporcionado lo que cualquier buena historia debería, hacer que olvides por un tiempo esa realidad que pesa en tu mente y te hayan llevado a un lugar en el que nunca habías estado. Es el tipo de magia más amable que conozco.

Las Cuatro Estaciones es una colección para descubrir a ese King que anda más escondido en sus historias de género. Un King de prosa reflexiva, ocurrente y trascendente en el que los monstruos, cuando los hay, son un mero macguffin.

‘El resplandor’ de Kubrick es un clásico del terror en el cine, una historia atroz adaptada del tercer libro publicado de King. Los escritores son habituales protagonistas en sus libros, pero el autor ha confesado que Jack Torrance es el personaje que más se inspira en él y su pasado como alcohólico. Es una novela con un estudio de personajes brillante que puede quedar eclipsado por los momentos de horror.

‘La Niebla’ (Frank Darabont, 2008), ‘Carrie’ (Brian de Palma, 1976), ‘Misery’ (Rob Reiner, 1990), ‘La Milla Verde’ (Frank Darabont, (1990) o ‘Dolores Claiborne’ (Taylor Hackford, 1995) son otros filmes que sí han sabido captar la esencia de la novela que adaptan. Aquellos títulos más puramente terroríficos suelen explotar a la criatura o el horror de turno y hacerlos el centro de la historia con más o menos éxito. ‘Cujo’ (Lewis Teague, 1983) podría valer.

En cuanto a la televisión, donde cada vez son más habituales las adaptaciones de historias de género, y entre lo muchísimo adaptado, destacaría 'The End of the Whole Mess', 'Last Ummey’s Case' y 'Battleground' dentro de la antología ‘Pesadillas y Alucinaciones’. También la reciente '22.11.63', que al final no ha aprovechado todo su potencial, y ‘Hospital Kingdom’, versión de una serie danesa de Lars Von Trier que King adaptó e inyectó con su estilo y sus guiños. Es una única, perturbadora y confusa temporada.

‘Desesperación’ y ‘Posesión’ (1996)

Acabo con este peculiar dúo.Stephen King y su seudónimo Richard Bachman publicaron a la vez estas dos historias espejo. El mismo villano, prácticamente los mismos personajes pero diferente entorno: el típico suburbio americano de ‘Posesión’ y un pueblo desértico literal y figurativamente con un nombre perturbador, Desperation. King da rienda suelta a su patente obsesión con la fe y la religión (un tema muy recurrente en su obra) en una historia en la que prima la tensión y la adicción. Personajes arquetípicos pero efectivos en una situación límite. Ambos son adictivos (yo los leí prácticamente del tirón), uno –'Desesperación'- más en la acción, y el otro –'Posesión'- más en lo inquietante y lo perturbador.

Comic biografía Stephen King Portada de 'Orbit: Stephen King', una biografía del autor en formato cómic publicada en 2011

Muchos libros, una bibliografía (y filmografía) inabarcable y una colección inolvidable de grandes personajes. No creo que haga falta aclarar que Stephen King está entre mis autores favoritos, así que espero haber sabido transmitir lo grande que es su obra y lo mucho que merece la pena zambullirse en sus mundos y en su visión. Desde el King más psicológico al más grotesco pasando por el musical, el gamberro, el creyente, el dramático y el épico. Lo bueno de un escritor como él es que no importa el tipo de historias que suelas disfrutar, seguro que encuentras alguna que encaje contigo entre sus títulos.

En Xataka | Stephen King puede estar orgulloso de la adaptación televisiva de '11.22.63', ¿podrá estarlo también Hulu?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos