WiFi vs Bluetooth: qué diferencia a estas dos tecnologías inalámbricas

WiFi vs Bluetooth: qué diferencia a estas dos tecnologías inalámbricas
Sin comentarios

Vamos a explicarte qué diferencia hay entre el WiFi y el Bluetooth, dos tecnologías diferentes para conectar dispositivos, pero que sirven para cosas totalmente diferentes. Sin embargo, puede que haya algunos usuarios que no estén familiarizados con ellas, y para ellos es para los que escribimos este artículo orientativo.

Vamos a empezar explicándote qué es exactamente el WiFi y para qué sirve, y luego te diremos qué es el Bluetooth y para qué sirve. Y una vez tengas y entiendas las descripciones de cada uno, terminaremos diciéndote las diferencias entre ambos, algo que enseguida entenderás.

Qué es el WiFi

Wifi

La palabra WiFi viene de Wireless Fidelity, que en español significa Fidelidad inalámbrica. Se trata de un protocolo de transmisión de datos de forma inalámbrica, que se utiliza principalmente para conectar dispositivos Internet, aunque también puede ayudar al intercambio de datos entre dispositivos que están conectados en una misma red.

Cuando contratas Internet, la conexión suele llegarte a casa mediante un cable como el de fibra óptica. Este cable, o cualquier otro método conectarán directamente con el router del servicio con el que tengas contratada la red, y este router te permitirá compartir tu conexión a Internet con otros dispositivos. Todos los dispositivos de tu casa que quieran conectarse a tu conexión de Internet, tendrán que hacerlo a través del router.

Hay dos maneras en las que el router permite que tus dispositivos se conecten a la red. La primera es la conexión directa, haciendo que tu dispositivo se conecte físicamente al router mediante un cable Ethernet. Y la segunda opción es la conexión inalámbrica WiFi que tu router va a generar, ya que es una de sus funciones principales.

Cuando tu router recibe Internet a través del cable de fibra, una de sus funciones es la de crear una o dos redes inalámbricas de 2.4GHz y 5GHz, o una tercera banda de 6 GHz en el caso de que tengas un router con tecnología WiFi 6E. Los dispositivos de tu casa se conectarán a esta red WiFi creada por tu router, y a través de ella podrán conectarse a Internet.

La desventaja de las redes WiFi es que en ocasiones no permiten navegar de una forma tan rápida como la conexión por Ethernet, ya que depende de cosas como la distancia al router a la que se encuentre tu dispositivo. Sin embargo, tiene el principal beneficio de no necesitar cables, pudiendo conectar desde un móvil, tableta y portátil hasta cualquier otro dispositivo tecnológico que tenga conexión a Internet.

Además, hay veces en las que dos dispositivos conectados a una misma WiFi pueden intercambiar archivos o enviarse contenido u órdenes o comandos para realizar diferentes tareas. Sin embargo, no suelen ser conexiones continuas, ya que las redes WiFi se usan sobre todo para conectarse a Internet.

Para terminar, te dejamos una pequeña tabla para que puedas ver las distintas versiones del protocolo WiFi, y que así puedas ver cómo ha ido evolucionando.

Nombre oficial

Nombre coloquial

Bandas

Velocidad máxima

802.11a

WiFi 1

5 GHz

54 Mbit/s

802.11b

WiFi 2

2,4 GHz

7,1 Mbit/s

802.11g

WiFi 3

2,4 GHz

54 Mbit/s

802.11n

WiFi 4

2,4 GHz y 5 GHz

600 Mbps

802.11ac

WiFi 5

2,4 GHz y 5 GHz

3,47 Gbps

802.11ax

WiFi 6

2,4 GHz y 5 GHz

11 Gbps

802.11ax-2021

WiFi 6E

2,4 GHz, 5 GHz y 6 GHz

11 Gbps

Qué es el Bluetooth

Bluetooth

El Bluetooth es un protocolo de comunicación inalámbrica entre dispositivos. Su objetivo es el de permitir que diferentes dispositivos establezcan una conexión permanente entre ambos mediante su sistema de radiofrecuencia segura.

Con el Bluetooth vas a poder conectar uno o más dispositivos entre sí, y en cada conexión que se realiza, se pueden transmitir voz y datos entre ellos sin necesitar conectarlos por cable. Este protocolo tiene muchos usos, como conectar periféricos como teclados y ratones a tu ordenador o móvil para poder utilizarlos.

También puedes compartir todo tipo de archivos entre dispositivos, desde música hasta fotografías, vídeos y cualquiera de tus archivos o documentos. También puedes sincronizar altavoces o auriculares para escuchar en ellos lo que está sonando en otro dispositivo. Un mismo dispositivo puede tener conectados varios otros dispositivos y periféricos mediante Bluetooth.

Hoy en día puedes encontrarte el Bluetooth en todo tipo de dispositivos, desde ordenadores hasta smartphones, tabletas y portátiles. También lo utilizan ratones, teclados, impresoras, cámaras digitales, auriculares, televisores y todo tipo de receptores. Incluso también lo puedes ver implementado en los sistemas de audio de los coches actuales o en algunas videoconsolas. Además, como el módulo Bluetooth viene integrado en los dispositivos no necesitas conectar ninguna antena como con algunas otras alternativas inalámbricas.

Las últimas generaciones de Bluetooth tienen tecnologías que permiten una mejor transmisión de audio en el caso del Bluetooth 5.2, y también permiten saber la ubicación de otros dispositivos a los que estén conectados con un margen de centímetro en el caso del 5.1. Las capacidades de lo que se puede hacer mediante Bluetooth y la efectividad de la conexión dependerán del dispositivo con la menor tecnología conectada a una red.

Los dispositivos Bluetooth se clasifican en diferentes clases dependiendo de su potencia de transmisión, y de su cobertura efectiva. En el caso de las clases, el límite no lo marca del dispositivo menos potente, sino el más potente. Esto quiere decir que si tienes un dispositivo de Clase 2, con sólo 20 metros de alcance, si el otro dispositivo es un clase medio de 100 metros de alcance, ambos pueden comunicarse a más de 20 metros.

  • Clase 1: Tiene un alcance de hasta 100 metros, con una potencia de consumo medio de 100 mW.
  • Clase 2: Tiene un alcance de hasta 20 metros, con una potencia de consumo medio de 2,5 mW.
  • Clase 3: Tiene un alcance de hasta 1 metro, con una potencia de consumo medio de 1 mW.
  • Clase 4: Tiene un alcance de hasta 0,5 metros, con una potencia de consumo medio de 0,5 mW.

Así como las clases marcan el rango de acción de los dispositivos Bluetooth, las diferentes versiones que han ido apareciendo a lo largo de los años marcan sus características y lo que son capaces de hacer los dispositivos. Aquñi tienes la lista de las diferentes versiones de Bluetooth que han ido saliendo desde el lanzamiento de la tecnología.

  • Bluetooth 1.0: Fue la primera versión lanzada en 1999, y precisamente por ser el primer paso para la tecnología, tuvo muchos problemas de conectividad y seguridad. Actualmente se encuentra en desuso.
  • Bluetooth 1.1: Fue la primera actualización del Bluetooth 1.0, y llegó en 2002. Es ya una versión madura y comercial con una tasa de transmisión de alrededor de 721 kbps.
  • Bluetooth 1.2: La segunda actualización del Bluetooth 1.0, que llegó en 2003 y redujo las interferencias que existían todavía en la versión 1.1 para terminar de afinar la tecnología.
  • Bluetooth 2.0: La segunda gran versión de Bluetooth llegó en 2004, aunque compatible con la 1.2. Su principal característica fue la introducción de la Enhanced Data Rate, (EDR o tasa mejorada de datos), que le permitía ofrecer una tasa de transmisión de algo más de 2 Mb/s.
  • Bluetooth 2.1: La siguiente versión lanzada en 2007, que mantuvo la misma tasa de transmisión que su antecesora. Sin embargo, introdujo una característica que cambió el Bluetooth para siempre, la posibilidad de que un terminal pudiera agregar a otro, y conectarse automáticamente sin necesidad de un PIN ni nada por el estilo.
  • Bluetooth 3.0. Esta versión llegó en 2009, y trajo consigo el término o apellido HS de High Speed (gran velocidad). Supuso una gran mejora en la tasa de transmisión, que podía llegar a alcanzar los 24 Mbps.
  • Bluetooth 4.0: Esta es posiblemente una de las versiones más importantes del estándar, ya que con ella se empezó a combatir el consumo excesivo de batería de la tecnología mediante Bluetooth Low Energy. La versión llegó en 2010, mantuvo la tasa de transferencia de 24 Mb/s y gracias a su bajo consumo se empezó a utilizar en dispositivos más pequeños y menos potentes.
  • Bluetooth 4.1: Llegó en 2013, y se caracterizó por dirigirse sobre todo al mundo del IoT (Internet de las cosas) al permitir la conexión entre dispositivos pequeños sin intermediarios.
  • Bluetooth 4.2: Esta siguiente actualización llegó en 2014, e implementó el protocolo IPv6 para permitir la conexión directa a través de Internet.
  • Bluetooth 5.0: A mediados de 2016 llegó la gran revolución, un nuevo paso adelante que doblaba la tasa de transferencia, cuatruplicaba el alcance, seguía con un bajo consumo pensado en el IoT y permitía una mayor cantidad de datos en cada mensaje transferido. En cuanto a números, la tasa de transferencia era de hasta hasta 50 Mb/s, y el alcance hasta 240 metros.
  • Bluetooth 5.1: La nueva versión llegada en 2019 giraba en torno a la localización, permitiendo que los dispositivos puedan saber la ubicación de otros dispositivos a los que estén conectados con un margen de centímetros. También podrá identificar la dirección de donde proviene una señal que está buscando.
  • Bluetooth LE Audio: Es un nuevo estándar publicado principios del 2020, y que mejora la calidad de sonido y la eficiencia energética en todos los dispositivos que se conectan para funciones de audio. Utiliza un nuevo códec, el Low Complexity Communication Codec (LC3), que puede comprimir y descomprimir de forma más eficiente los datos que se transmiten, y permite la transferencia de audio a varios dispositivos a la vez.

Diferencias entre WiFi y Bluetooth

Tanto el WiFi como el Bluetooth son tecnologías de conexión inalámbricas, pero tienen objetivos totalmente diferentes. El WiFi se utiliza más para poder conectar dispositivos a Internet, mientras que el Bluetooth está pensado y se utiliza para conectar dispositivos entre sí.

Por lo tanto, son conceptos diferentes que pueden convivir sin interferir el uno con el otro. Lo normal, es que la mayoría de dispositivos inteligentes tengan tanto conectividad WiFi como Bluetooth. Piensa, por ejemplo, en un altavoz inteligente. Al configurarlo, puede que use el Bluetooth para conectarse a tu móvil, y que mediante esta conexión puedas ayudar a que el altavoz se conecte a la misma red WiFi.

Puede haber casos en los que se utilicen para cosas similares, ya que al final, dos dispositivos WiFi pueden encontrarse dentro de una misma red, y puedes enviar archivos del uno al otro. También se pueden enviar archivos de un dispositivo a otro utilizando Bluetooth, y este puede ser uno de los pocos puntos en los que coincidan.

Sin embargo, de cara a los usuarios menos experimentados, los conceptos y la forma en las que sustituyen a las conexiones cableadas son diferentes. El Bluetooth sustituye, por ejemplo, a los cables con los que conectas un teclado o ratón al ordenador para utilizarlos, mientras que el WiFi hace que este ordenador se conecte a la red.

Más allá de las conceptuales, también hay diferencias técnicas. El WiFi suele utilizar bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, 6 GHz en el caso del WiFi 6E, mientras que el Bluetooth 5.1 utiliza la frecuencia de 2,4 GHz. El WiFi tiene un alcance muy superior al Bluetooth, pudiendo llegar a 100 metros frente a los 10 metros del segundo.

El Bluetooth también consume un poco más de energía en comparación con las conexiones WiFi, aunque la manera de emparejar dispositivos suele ser más rápida y sencilla, sin necesidad de hacer una configuración previa del dispositivo como en el WiFi ni de tener que escribir ningún tipo de contraseña.

La tecnología WiFi ofrece conexiones más rápidas y con más ancho de banda. Por eso, el Bluetooth no es tan utilizado para el intercambio de archivos, mientras que existen protocolos como el WiFi Direct especialmente diseñados para intercambiar archivos entre dispositivos de forma rápida y sencilla.

Temas
Inicio