Compartir
Publicidad

Cómo quitar aplicaciones del inicio de Windows 10 para que cargue más rápido

Cómo quitar aplicaciones del inicio de Windows 10 para que cargue más rápido
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy veremos cómo puedes hacer que tu Windows se inicie más rápido al deshabilitar algunas de las aplicaciones que se inicial al arrancar el sistema. Para ello usamos el Administrador de tareas de Windows, con el cual el proceso es muy sencillo y rápido.

Al iniciar Windows multitud de servicios, aplicaciones y archivos se ejecutan y leen casi a la vez, haciendo que todo el proceso se ralentice. Deshabilitando algunas aplicaciones innecesarias del inicio de Windows lograrás que pase menos tiempo desde que enciendes el PC hasta que puedes empezar a usarlo.

1. Abre el Administrador de tareas

Adm

Para eliminar aplicaciones del inicio de Windows usaremos la potente herramienta que es el Administrador de tareas de Windows, que toma el relevo de MSConfig en estos menesteres. Para abrir el Administrador de tareas, haz clic con el botón derecho del ratón en una parte vacía de la barra de tareas de Windows y elige Administrador de tareas en el menú.

Adm2

Si se te ha abierto el Administrador de tareas en el modo sencillo (como en la captura de pantalla anterior), haz clic en Más detalles para que se abra la versión completa, con muchos más apartados e información, incluída la pestaña Inicio, que es la que nos interesa.

2. Ve a la pestaña Inicio

Adm3

Haz click en la pestaña Inicio, que es donde encontrarás todas las aplicaciones que están configuradas en ese momento para iniciarse con Windows. En la lista se incluyen muchas herramientas para buscar actualizaciones y aplicaciones de soporte para impresoras, tarjetas gráficas o de sonido.

Probablemente tu primera tentación sea deshabilitar absolutamente todas las aplicaciones que se arrancan con Windows, pero ten en cuenta que eso podría traerte problemas con algunas aplicaciones, que tendrías que lanzar algunas de ellas tú manualmente (por ejemplo, Spotify).

No debes preocuparte por deshabilitar más de la cuenta, pues si notas algo raro la próxima vez que inicies Windows, siempre puedes volver a esta ventana y volver a habilitar lo que habías liminado. El cambio es totalmente reversible.

3. Deshabilita todo lo innecesario

Adm4

Deshabilitar aplicaciones del inicio de Windows es muy sencillo: selecciona una aplicación en la lista y luego pulsa Deshabilitar. Lo que es más difícil es determinar si algo es innecesario o no. Si tienes dudas de un caso concreto, puedes servirte de dudas buscando en Google:

Esseguro Ejemplo de búsqueda en Google. En este caso se ve el resultado sin necesidad de entrar en la web

Cuantas más aplicaciones elimines del inicio de Windows, menos tardará tu Windows en quedarse listo para que lo puedas usar. En muchos casos, deshabilitar el inicio de una aplicación no tiene ninguna consecuencia más allá de que deberás abrirla tú manualmente cuando la quieras usar.

4. Reinicia Windows

Reiniciar

Los cambios al deshabilitar aplicaciones del inicio desde el Administrador de tareas de Windows son inmediatos. Si quieres comprobar que todo funciona correctamente y si Windows realmente se inicia más rápido, necesitarás reiniciarlo. Para ello, abre el menú Inicio y haz clic derecho en el botón de apagado (1). Después, elige Reiniciar (2).

No esperes ningún milagro, pero sí que debería tardar un poquito menos en arrancar al necesitar hacer menos tareas al inicio. El cambio dependerá de cuantas y qué aplicaciones has quitado del inicio.

En Genbeta | Sácale más partido a la pestaña Inicio del Administrador de Tareas añadiendo columnas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos