Publicidad

Apple adquiere la empresa de conducción autónoma Drive.ai

Apple adquiere la empresa de conducción autónoma Drive.ai
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Drive.ai, startup centrada en la conducción autónoma con un valor de más de 200 millones de dólares, ha sido adquirida por Apple. A principios de este mes era un rumor que circulaba en la industria, ahora finalmente han confirmado la compra.

En teoría la empresa tenía planeado cerrar permanentemente y despedir a 90 de sus empleados, es lo que había avisado ante una agencia estatal de California y recogió el medio local SF Chrinicle. Sin embargo algo ha tenido que cambiar en el último momento, ya que la empresa encargada de fabricar el iPhone ha confirmado la adquisición de Drive.ai, sin entrar en muchos detalles acerca de los motivos, los objetivos o la suma total que han desembolsado.

Drive.ai Furgoneta Nissan equipada con los sensores de conducción autónoma de Drive.ai

No está claro cuál será el futuro de Drive.ai dentro de Apple. Con este tipo de adquisiciones Apple suele integrar las empresas dentro de sus propios departamentos a base de mover a los ingenieros y empleados a diferentes áreas de desarrollo donde puedan aportar su talento y conocimiento. Según indica Axios, Apple se ha hecho con los activos de la compañía, pero tanto desde Axios como SF Chronicle y The Information se sugiere que el interés principal ha sido por los ingenieros y empleados de la compañía.

Kits para convertir coches tradicionales en autónomos

Drive.ai, con sede en Mountain View, consiguió cierta relevancia en la industria tecnológica gracias a su software de aprendizaje automático capaz de detectar y evitar objetos en la carretera. Fue fundada en 2015 por investigadores de la Universidad de Stanford y había conseguido incluso realizar pruebas de conducción autónoma en Texas en los últimos meses.

Además de sus peculiares coches de prueba (unas furgonetas Nissan NV200 con pantallas que mostraban en directo a los peatones qué elementos identificaban en el entorno), Drive.ai se caracterizaba por el enfoque que tenía dentro de la industria. La empresa no se centraba tanto en crear un coche autónomo como en crear "kits" con los que equipar coches tradicionales para hacerlos autónomos.

Apple es una de las grandes empresas de la industria tecnológica que aún no ha puesto todas sus cartas sobre la mesa en cuanto a conducción autónoma se refiere. Mientras otras como Google y Uber llevan años realizando pruebas, en Apple tan sólo han surgido rumores, algún avistamiento de un coche autónomo y declaraciones poco comprometidas de sus ejecutivos. Pero todo ello y adquisiciones como la de Drive.ai evidencian que algo se está cociendo en Cupertino.

Apple

El supuesto 'Project Titan' de Apple ha pasado por diversas fases a lo largo de los últimos años, desde el abandono por ser demasiado ambicioso crear un coche propio, a despidos de cientos de empleados, a objetivos más asequibles como los actuales. ¿Cuáles? En principio crear una plataforma de conducción autónoma que vender a otros fabricantes de automóviles. Un producto no tanto centrado en el consumidor como en los fabricantes de vehículos de la industria. Viéndolo así, cobra mucho más sentido el "kit" de Drive.ai para convertir coches tradicionales en coches autónomos.

Vía | Axios y SF Chronicle

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir