Publicidad

Roborock S5 Max, análisis: un robot aspirador muy completo que brilla por su visor láser y batería
Análisis

Roborock S5 Max, análisis: un robot aspirador muy completo que brilla por su visor láser y batería

Publicidad

Publicidad

Roborock es una de las tantas empresas en las que Xiaomi ha invertido. En 2014 lo hizo, para ser exactos. Se trata de una compañía especializada en robots aspiradores y uno de los más populares es el Roborock S5 Max, un robot que en Xataka hemos tenido ocasión de probar y someter a diferentes pruebas para, como reza el titular de este artículo, analizarlo en profundidad. Esta ha sido nuestra experiencia.

Especificaciones técnicas del Roborock S5 Max

ROBOROCK S5 MAX

NAVEGACIÓN

Láser

MODOS DE LIMPIEZA

9

CAPACIDAD DEL DEPÓSITO DE SÓLIDOS

460 ml

CAPACIDAD DEL DEPÓSITO DE AGUA

290 ml

BATERÍA

5.200 mAh

AUTONOMÍA (SEGÚN FABRICANTE)

150 minutos

TIEMPO DE CARGA

Unas seis horas

NIVELES DE POTENCIA

5

POTENCIA DE SUCCIÓN

2.000 Pa

RUIDO MÁXIMO

60

PROGRAMABLE

MANDO A DISTANCIA

NO

REGRESO AUTOMÁTICO A BASE DE CARGA

MAPEO INTERACTIVO

APP PARA IOS Y ANDROID

PRECIO

499,99 euros

Robot aspirador Roborock S5 Max con función de limpieza, aspirador inteligente con 2000 Pa de potencia de succión y conexión Wi-Fi para pelo de animales, alfombras y todo tipo de suelos.

Robot aspirador Roborock S5 Max con función de limpieza, aspirador inteligente con 2000 Pa de potencia de succión y conexión Wi-Fi para pelo de animales, alfombras y todo tipo de suelos.

Para analizar este robot, lo primero que he hecho ha sido guardar el robot aspirador que uso en mi casa para hacer del Roborock mi dispositivo personal. Es decir, el S5 Max ha hecho exactamente la misma rutina de limpieza que hace el mío, de forma que he podido compararlo y sacar puntos positivos y puntos negativos.

Dicho esto, pasemos a repasar lo que se incluye en la caja. Además del manual de instrucciones, la base de carga y protector contra humedades que tiene que colocarse enfrente de ella, aunque no es estrictamente necesario, se incluye un módulo con una mopa cuya textura es similar a los clásicos trapos de cocina y el depósito para líquidos, que viene puesto por defecto. A diferencia de lo que ocurre en otros robots, el Roborock S5 Max tiene dos depósitos, uno para sólidos y otro para líquidos, y se manipulan por separado.

En lo que a diseño se refiere, el Roborock bebe de otros productos de la marca como el Roborock S6, hasta el punto de que es difícil diferenciarlos a simple vista. En la parte superior tenemos el visor láser, de cuyo rendimiento hablaremos más adelante, así como dos botones: uno para encenderlo y que funcione solo y otro para devolverlo a la base de carga. En esta ocasión, no hay botón para iniciar una limpieza localizada.

Roborock S5 Max 4

Si levantamos la tapa accederemos al depósito de sólidos, que se puede extraer tirando hacia arriba, un cepillo para limpiar el filtro y unos indicador LED que nos muestra el estado de la conexión WiFi. Lo ideal es que siempre esté en azul, puesto que eso significa que la conexión WiFi ha sido establecida y es estable. Cuando parpadea es porque está conectando y cuando parpadea lentamente es porque está esperando la conexión.

Roborock S5 Max 8

Pasamos así a repasar los bordes. En la parte frontal, que es en la que están los dos botones tenemos el protector. En él se ubican el sensor de carga (enfrente) y el sensor de pared (en el lateral). En la parte trasera tenemos el acceso al depósito de líquidos, que se puede extraer pulsando una pestaña hacia abajo y tirando hacia nosotros. Eso es el capó, ahora veamos el chasis.

Roborock S5 Max 6

En la parte inferior tenemos dos sensores de desnivel (por si tienes escaleras en casa), una rueda omnidireccional entre los dos contactos de carga, el cepillo lateral (compuesto por cinco tiras de plástico que se subdividen en dos), las dos ruedas principales y el cepillo principal junto a su correspondiente pestillo para extraerlo y limpiarlo.

Roborock S5 Max 9

Como salta a la vista, una de las bondades del Roborock S5 Max es que es muy modular. Todo se extrae fácilmente, lo que permite la limpieza y un mantenimiento más sencillo. Punto positivo para el robot, sin duda.

Puesta en marcha: dos botones y un par de segundos

Roborock S5 Max 7

Aunque en el manual de instrucciones nos explican que podemos usar la app Mi Home (aunque Roborock sea independiente usa el ecosistema de Xiaomi), también puedes usar la app dedicada del fabricante, que está disponible para iOS y para Android. En ambos casos el procedimiento para configurarlo es básicamente el mismo, y aunque la app nos guía en todo momento, no está de más darle un repaso.

  1. Lo primero es montar la base y, si lo deseamos, añadir la alfombra a prueba de humedad, algo recomendado si piensas mantener el módulo de fregado y tienes suelo de madera. Yo, que en casa tengo el suelo de mármol, no se lo he puesto. Sea como fuere, asegúrate de que dejas 1,5 metros de espacio a cada lado y con la pared de enfrente.
  2. Si el robot no está cargado, ponlo a cargar hasta que el indicador LED de la zona frontal se ponga en blanco.
  3. Descarga la app Mi Home o la de Roborock y crea una cuenta. Si ya tienes otros productos de Xiaomi en casa seguramente tengas la primera ya instalada, pero en mi caso, que no los tengo, he encontrado más útil usar la de Roborock. Instálala y crea una cuenta.
  4. Conecta el móvil a la red WiFi de 2,4 GHz, porque el robot no funciona con la de 5 GHz. Si tu router tiene WiFi inteligente, desactívalo si notas algún problema.
  5. Abre la cubierta del robot y localiza el LED WiFi. Ahora, mantén pulsados los dos botones superiores hasta oír la alerta por voz "Reiniciar WiFi".
  6. En la app que descargaste anteriormente, pulsa en "Añadir dispositivo". Verás una pantalla en la que te pedirá que conectes el robot al WiFi. Pulsa en el botón y se abrirá la pantalla de selección de redes.
  7. En ella verás una nueva red WiFi llamada "roborock-vacuum" seguido de algunas letras y números. Pulsa sobre ella y conéctate.
  8. Vuelve a la aplicación y espera a que se complete el proceso. Tarda un par de minutos como mucho.
Proceso

Hecho esto, solo hay que pulsar el botón de limpieza en la app y dejar que el robot se pasee por nuestra casa. A través de la aplicación puedes ver en tiempo real cómo el visor láser va detectando las paredes y obstáculos que se va encontrado y la trayectoria seguida, es de lo más curioso de ver. Como consejo, deja la casa como suelas tenerla. No muevas sillones o sillas, porque entonces el robot entenderá que en su lugar no hay nada cuando realmente sí lo hay. Dejas las cosas como suelan estar y abre las puertas.

Esta primera limpieza se toma un buen rato, cerca de una hora y media en mi caso, pero no es la tónica general. Cuando mapea la casa aprende a moverse por ella haciendo un recorrido no errático, es decir, que sabe dónde están las entradas y salidas y los obstáculos, así que si la limpieza de reconocimiento tomó cerca de hora y media, las limpiezas rutinarias se quedan en unos 55 minutos.

Acabada esta primera limpieza, el robot volverá a su base (no sin antes decirte en un perfecto español "Limpieza completada, volviendo a la base" y mandarte una notificación al móvil). El mapa de tu casa se habrá completado y podrás editarlo para modificar estancias, dividirlas, combinarlas, etc.

Visor láser, aspirado, fregado y diferentes configuraciones

Roborock S5 Max 5

Pasamos así a hablar del rendimiento del dispositivo, y eso pasa por hablar, antes de nada, del visor láser. Está situado en la joroba superior y sirve para que el robot sepa dónde está y, de una forma y otra, "vea". Eso se traduce en que no se mueve como los primeros robots aspiradores, que se dedicaban a darse golpes con las paredes y a dejar su trayectoria al azar, sino que se mueve con sentido y siguiendo una trayectoria definida. También vale para habitaciones oscuras, ya que al ser láser puede ver sin que la luz esté encendida.

El Roborock S5 Max no suele chocarse, ya que tiene sensores de paredes que le indican a qué distancia está de las mismas, pero alguna vez lo hace. No es un choque estruendoso ni mucho menos, simplemente un leve toque, como si quisiera asegurarse de que por ahí no puede pasar (y ojalá fuera así, ahora verás por qué). Por otro lado, yo en casa no tengo escaleras así que no puedo juzgar el rendimiento en dicho contexto, pero tiene dos sensores inferiores para detectar desniveles y no caerse. La única forma que he tenido de comprobarlo ha sido ponerlo a limpiar sobre una mesa y, efectivamente, no se cae.

Roborock S5 Max 3 Un muro infranqueable.

Ahora bien, con las cortinas y enagüillas tenemos un pequeño problema. Las cortinas y enagüillas o ropa de mesa, como quieras llamarlo, no son un muro, son suaves, pesan poco y si el robot quisiera pasar a través de ellas podría, pero no lo hace. En mi caso, en el salón tengo unas cortinas que llegan hasta el suelo y unas enagüillas en la mesa para poner el brasero en invierno.

El robot, en lugar de pasar a través de las cortinas, las detecta como un obstáculo sólido y las ignora, bordeando las curvas de la tela, lo cual me parece mucho más difícil que ir en línea recta. Con las enagüillas de la mesa del salón sucede algo similar. Si las levanto, el robot pasa y limpia debajo de la mesa, de forma que en su mapa interno se queda registrado que ahí hay una zona a la que se puede acceder. Si bajo las enagüillas, el robot entiende que ahí hay una barrera infranqueable y pasa de largo.

Como sugerencia de mejora, y partiendo de la base de que el Roborock S5 Max tiene una protección delantera, se podría implementar un sistema que forzase al robot a moverse hacia delantera al detectar un obstáculo movible, como unas cortinas, pero hasta que eso llegue, si llega, toma nota: debajo de las mesas y en los bordes de las ventanas que tengan cortinas hasta el suelo vas a tener que seguir barriendo y fregando a mano.

Dado que tiene protecciones, el robot podría intentar pasar a través de un obstáculo para comprobar si, efectivamente, puede o no puede

Dicho esto, hablemos de potencia. El nivel que más he usado y el que mejor resultado relación aspirado/ruido me ha dado es "Equilibrado", aunque hay dos a cada lado: "Delicado", que hace muy poco ruido, no aspira los sólidos más pesados y hace una sola pasada; "Silencioso", algo más potente, pero con poco ruido; "Equilibrado", que es el normal y el recomendable; "Turbo", que hace que se mueva algo más rápido y haga más ruido; y "Máximo", que convierte al robot en el motor de un Boeing 747. Este modo hace que aspire más fuerte, pero hace demasiado ruido.

Se completa esto con los niveles de agua, que son "Apagado", "Bajo", "Medio" y "Alto". Tras probarlos todos, me quedo con "Medio", ya que aplica una sutil capa de agua al suelo sin llegar a empaparlo. No es que "Alto" deje un charco, nada más lejos de la realidad, pero con el nivel "Medio" es más que suficiente para hacer un buen mantenimiento.

Roborock S5 Max 10 La mopa se pone por detrás de forma muy sencilla.

Un punto muy interesante es la opción de personalizar. Puedes crear configuraciones de potencia y nivel de agua por estancias. Supón que tienes diferentes tipos de suelo en la casa: madera, mármol, etc. Cada uno tiene que limpiarse de una forma, así que puedes decirle que en el pasillo, que es de madera, no eche agua, y que en el recibidor, cuyo suelo es de mármol, sí lo haga. Yo, por ejemplo, he configurado el robot para que, cuando llegue a mi despacho, se ponga en modo "Silencioso", porque está programado para que empiece a limpiar a las 9 de la mañana y a esa hora ya estoy trabajando.

En cuanto a modos, tenemos "Estancia", "Todo" y "Zona". Sobra decir que "Estancia" nos permite seleccionar una habitación y que el robot la limpie de forma individualizada haciendo hasta tres pasadas; "Zona" igual, pero personalizado, es decir, que tú marcas las ubicaciones que quieres que se limpien y el número de pasadas; y "Todo" es toda la casa.

Dato interesante: en el modo "Todo" pulsando en el botón de la izquierda, el que tiene el icono de un GPS, puedes añadir zonas restringidas. ¿Para qué sirve esto? Para añadir una pared invisible, para poner una zona de acceso restringido (por si no quieres que el robot entre en el cuarto de los niños) o una zona sin fregado, algo interesante si debajo de la cama tienes una alfombra. Si activas este último, el robot ignorará la zona marcada hasta que le quites la mopa.

Roborock S5 Max 12

Lo hemos mencionado ya de pasada, pero no está de más repasarlo: el robot se puede programar para que se active automáticamente. Es una de las funciones más útiles, puesto que te olvidas de tener que ir a pulsar el botón automáticamente. Puedes establecer la hora de activación, cuándo se repite (solo X día, entre semana, solo los fines de semana...) y el modo de limpieza, nivel de agua o personalizado si lo tienes configurado. No falla, en mi casa llegan las 9:00 y el robot avisa de que comienza la limpieza.

¿Y qué tal la batería? Lo cierto es que realmente bien. Con una carga completa puede limpiar mi casa, de unos 90 metros cuadrado útiles, en 55 minutos y consumiendo un 30-35% de la batería en el modo equilibrado. Vamos, que yo puedo limpiar mi casa tres veces seguidas sin problema. Ahora, paciencia con la carga, porque ponerlo de cero a cien tarda bastante, más de cuatro horas. Si tuvieras una casa muy grande y el robot no diese para limpiarla toda de una sola pasada, volvería a la base solo, se recargaría y retomaría la limpieza donde lo dejó.

Pues ya conocemos lo que nos ofrece el robot en materia de software, funciones y aplicaciones, así que vayamos al grano, y nunca mejor dicho. A la hora de aspirar, el dispositivo cumple con creces su cometido. En el modo equilibrado aspira bien migas de pan, pelo, café, azúcar y hasta frutos secos pequeños como cacahuetes o almendras. Si tienes el pelo largo, ten presente que a la larga los que se te caigan se irán quedando enredados en el cepillo central y tendrás que quitarlos manualmente.

Roborock S5 Max 16

El robot también friega y, a titulo personal, me gusta cómo está pensada la función desde el diseño. El depósito de agua está colocado en la zona trasera y está siempre puesto, no hace falta modificar el depósito superior como ocurría, por ejemplo, en el Conga 3490 Élite. Para que friegue y "suelte el agua" basta con ponerle la mopa en la zona inferior y pulsar en "Limpiar". El fregado es automático.

La capacidad del depósito es suficiente para fregar mi casa por completo sin llegar a agotarse. La mopa, por su parte, dado que es extraíble, puede limpiarse manualmente después de cada pasada para dejarla como nueva y prepararla para otra sesión. Cuando tiene la mopa puesta, el recorrido del robot es el mismo que el que hace cuando no la tiene, es decir, que se basa en líneas rectas largas muy cercanas, por lo que realmente hace varias pasadas, aunque reconozco que me gusta el movimiento de scrubbing de los Conga.

Ejemplo de movimiento.

Ahora que mencionamos el recorrido, como puede verse en el vídeo sobre estas líneas, el robot siempre hace lo mismo: llega a una estancia, repasa los bordes y luego hace líneas rectas, siempre usando la trayectoria más larga. Por ejemplo, si tienes una estancia rectangular de 4x2 metros, el robot hará varias pasadas largas a lo ancho en lugar de muchas pasadas más cortas cortas a lo alto. Tiene más sentido, ya que se evitan giros innecesarios y se tarda menos.

Los retos que ha superado, y los que no

En cuanto al rendimiento del robot en el día a día, pocas quejas se le pueden poner. En casa no usamos alfombras ni tenemos mascotas, así que no puedo juzgar cómo se comporta con el pelo de animales (aunque si se traga una almendra no creo que el pelo le resulte un problema mayor).

Para ver cómo se comporta con las alfombras, puse unas mantas en el suelo para ver cómo respondía y, como era de esperar, las pasa sin ningún problema. El dispositivo detecta la alfombra y aumenta la potencia, ergo el ruido. Cuando acaba con la alfombra, la potencia vuelve al nivel estándar. Vamos, que si tienes alfombras por casa no tienes que preocuparte, las limpia igual. No ocurre lo mismo con la toalla para los pies del baño que, en mi caso, se la llevaba por delante.

Vuelta a la base.

Otro punto que me ha gustado mucho es la habilidad para volver a la base. Cuando termina la limpieza, el robot manda una notificación al móvil y, a través del altavoz, avisa de que ha terminado, y se vuelve solo a la base de carga. Yo la he puesto en una esquina del salón bajo un sillón y, a pesar de que la base queda justa entre las patas del mismo, el Roborock S5 Max entra sin problemas y se pone a cargar solo. Hace un recorrido directo y no errático y, francamente, es de lo más curioso de ver.

Localización del robot a través de la app.

Y ahora que hablamos del altavoz, algo gracioso, si se me permite la expresión, es que mediante la app puedes localizar el robot por voz. Si pulsas el botón, el robot te dice "Hola, estoy aquí". No se ha dado el caso de que se haya quedado atascado en ningún lado, pero es una función que seguramente agradezcan aquellos usuarios que tengan una casa grande con varias estancias.

Diferencia de ruido entre el modo "Equilibrado" y "Turbo".

El ruido del robot es correcto. Cuando lo usamos en el modo "Equilibrado" hace ruido, pero no llega a ser tan alto que resulte desagradable. Otra cosa es que lo pongamos en el modo "Máximo", pero es algo que yo no he necesitado hacer en ninguna circunstancia y a lo que, salvo en ocasiones excepcionales, no tendremos que recurrir.

Parece que hasta el momento todo es positivo, pero el Roborock S5 Max también tiene algunos puntos negativos que merecen ser resaltados. Además del problema con las cortinas, que son interpretadas como un muro, el robot tiene el mismo problema que todos los dispositivos de este tipo: los cables y cordones de los zapatos. Salvo que quieras dedicar un ratito a buscar dónde han ido a parar tus botas, mi recomendación es que, antes de poner el robot a limpiar, te asegures de que no hay cables y objetos susceptibles de ser aspirados por el suelo.

Por otro lado, y aunque las comparaciones son odiosas, a título personal me gusta más el sistema de fregado de los Conga de Cecotec, que hacen ese movimiento recto > diagonal izquierda > hacia atrás > diagonal derecha > recto (scrubbing, lo llaman). Eso ayuda a que la limpieza sea más completa, pero en el Roborock S5 Max el movimiento que se hace tanto barriendo como fregando es el mismo.

Por último, y aunque ahora hablaremos de la app, la configuración solo puede hacerse estando conectado a la banda de 2,4 GHz del router. No es algo drástico, puesto que solo es para la configuración inicial (luego puedes darle órdenes usando la app y los datos móviles sin problemas, por ejemplo), pero sería de agradecer que la banda de 5 GHz también se implementase.

Así funciona la app del Roborock S5 Max

App

Visto el rendimiento del dispositivo, hablemos de la aplicación a través de la que lo controlamos: Roborock. También se puede integrar con la app Mi Home, pero en el día a día he encontrado más útil usar la app dedicada, ya que no tengo otros productos de Xiaomi en mi casa. En resumen, que puedes usar la que más te guste, puesto que, a efectos prácticos, sirven para lo mismo.

Cuando la abrimos, la app nos muestra el robot que tenemos configurado y su estado (online u offline). Para poder controlarlo, es importante que aparezca online. A la izquierda tenemos las notificaciones (limpieza iniciada, limpieza terminada, etc) y a la derecha nuestro perfil. Lo que más usaremos es lo que se muestra cuando pulsamos la imagen del robot.

Al hacerlo, se nos mostrará el mapa de nuestra casa y el resumen de la última limpieza que hemos hecho. Es una interfaz muy limpia, sencilla, sin grandes excesos pero completamente funcional. A la izquierda tenemos el botón que nos indica si el robot está cargado (y que cambia cuando está funcionando para devolverlo a la base) y el que activa la limpieza. Justo encima están los modos y, sobre el mapa, los dos iconos que nos permiten ajustar el mapa o configurar la potencia y el nivel de agua.

Modos

Cuando el robot está limpiando, su icono se actualiza en tiempo real y permite ver el recorrido que está haciendo en todo momento, trayectoria incluida. Gracias a eso podemos ver cómo efectúa la limpieza y, si tenemos buen ojo, hasta la ruta que ha seguido por las diferentes estancias, representadas cada una con un color.

Si pulsamos en los tres puntitos superiores accederemos a los ajustes, donde encontraremos:

  • Ajustes del aspirador: para cambiar el nombre, activar el modo alfombra o configurar el modo "No molestar".
  • Programa: para programar la limpieza.
  • Voz y volumen: para cambiar el idioma y el volumen de los avisos.
  • Limpieza de puntos de destino: para mandar el robot a una ubicación concreta.
  • Actualizar firmware.
  • Historial de limpieza: para ver todas las rutinas, por dónde ha pasado y cuánto ha limpiado.
  • Mantenimiento: para saber cuánta vida útil le quedan a los componentes como el cepillo o la mopa. Cuando toque cambiarlos, puedes reiniciar sus estadísticas para que empiece a contar de cero.
  • Contactar con atención al cliente.
  • Buscar mi robot.
  • Eliminar el robot.

No tiene más. La aplicación es de lo más sencilla y fácil de usar, aunque tiene alguna que otra pega. La primera es que no funciona con la banda de 5 GHz del WiFi. La segunda es que no permite integrar el robot con Alexa o Google Assistant. La tercera que el proceso para recuperar la contraseña en caso de pérdida es muy, muy, muy lento y la cuarta que, por ahora, no se pueden guardar diferentes mapas de diferentes casas.

Roborock S5 Max: la opinión de Xataka

Roborock S5 Max 14

Llegados a este punto, solo podemos resumir la experiencia que hemos tenido con el Roborock S5 Max con dos palabras: muy buena. El dispositivo cumple con su cometido, que no es otro que aspirar y fregar. Nos han gustado muchos las opciones de personalización de los modos de limpieza, la autonomía y lo intuitiva que es la aplicación.

Que no se puedan guardar diferentes mapas y que la app por defecto no permita integrar el robot con Alexa o Google Assistant puede ser un handicap para algunos usuarios concretos, pero nada demasiado importante para aquellos que solo tengan una casa y no suelan usar los asistentes virtuales.

La experiencia general es muy satisfactoria y el producto cumple con creces con su propósito

Sea como fuere, el robot cumple su función. Sirve para mantener la suciedad de la casa a raya, aunque no sustituye a una limpieza en profundidad manual (ni este ni ninguno). Prueba de ello es que no pasa por debajo de las mesas o camas si hay algún tipo de obstáculo, por ligero que sea, o lo que hemos comentado de las cortinas. Sería ideal que el robot avanzase ligeramente (tiene una protección para evitar daños mayores en el frontal), comprobase que puede pasar sin problema y pasase.

La experiencia general ha sido muy positiva y teniendo el precio que tiene, es una alternativa a tener muy en cuenta. En la web oficial de Roborock se redirige al usuario a Gearbest y AliExpress, donde se puede conseguir el Roborock S5 Max por 455 euros. También se puede conseguir en Amazon por 499 euros.

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Roborock. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Robot aspirador Roborock S5 Max con función de limpieza, aspirador inteligente con 2000 Pa de potencia de succión y conexión Wi-Fi para pelo de animales, alfombras y todo tipo de suelos.

Robot aspirador Roborock S5 Max con función de limpieza, aspirador inteligente con 2000 Pa de potencia de succión y conexión Wi-Fi para pelo de animales, alfombras y todo tipo de suelos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios