Compartir
Publicidad

Roborock S6, análisis: uno de los robots aspiradores más completos del mercado gobernado por el ecosistema Xiaomi

Roborock S6, análisis: uno de los robots aspiradores más completos del mercado gobernado por el ecosistema Xiaomi
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka

Completamente asentados en la electrónica del hogar y en nuestra rutina de limpieza, las funcionalidades de los robots aspiradores siguen mejorando al tiempo que se amplía la oferta de precios. Un ejemplo de ello son los robots aspiradores de la firma china Roborock, un viejo conocido de Xiaomi que hoy lanza al mercado su último y más completo modelo, el Roborock S6. Hemos probado el Roborock S6 a fondo durante unas semanas y esta ha sido nuestra experiencia.

Diseño y especificaciones técnicas

Desde que el Roborock S6 llegó a mi casa hasta que escribir estas líneas han pasado aproximadamente un mes. Desde el primer día hasta hoy, ha sustituido a mi robot aspirador habitual en mi rutina de limpieza, siendo la adaptación a este modelo muy rápida y sencilla.

Caja

Antes de empezar con el análisis del Roborock S6 como tal, haremos un inciso sobre su relación con Xiaomi: Roborock forma parte del extenso entramado de startups chinas en las que Xiaomi invirtió en algún momento, concretamente en 2014.

Sin embargo, Roborock es una firma independiente de Xiaomi que comercializa sus propios modelos, aunque como nos aclaran desde la casa, también producen robots aspiradores como ODM (original design manufacturer) para Xiaomi y es Xiaomi la que los comercializa a través de sus canales de venta. Eso sí, el Roborock S6 se integra dentro de la app Mi Home del ecosistema de Xiaomi.

De este modelo con navegación inteligente mediante láser, el fabricante destaca su precisión a la hora de mapear y la mejora a la hora de trazar la ruta de limpieza, de modo que el Roborock S6 pueda optimizar su estrategia para ser más eficiente. Como resultado, teóricamente este algoritmo adaptativo de ruta calcularía la mejor ruta en función del tamaño de la habitación y su forma. En la práctica, observaremos cómo de eficiente e inteligente es su navegación.

Roborock usa como referencia el modelo anterior en cuanto al ruido, especificando que el S6 es un 50% más silencioso que su predecesor, ofreciendo hasta una succión máxima de 2000 Pascales y 58 dB de ruido en su modo de limpieza más ambicioso, el máximo. No podemos conocer de forma cuantitativa el poder de succión del Roborock en sus modos de limpieza, pero sí que podemos analizar cualitativamente el resultado de la aspiración.

Botones

Respecto a su aspecto, el Roborock S6 cuenta con un diseño en forma de cilindro clásico en estos formatos de aspiradores. En la parte delantera integra un protector que lo protege frente a posibles golpes con obstáculos.

Además del sensor láser, en la parte superior encontramos 3 botones para usarlo de forma manual: uno para comenzar la limpieza localizada, un segundo para iniciar o finalizar la limpieza y un tercero para iniciar la carga.

En esta zona también localizamos una tapa que permite acceder al depósito y a un LED para verificar su conexión a la red Wi-Fi y la posibilidad de restablecerlo.

Aunque la sensórica más reseñable para obtener la información del entorno es su sensor de distancia láser — ubicado en la parte superior del robot — se apoya en su labor de reconocimiento por un sensor de altura, un sensor de pared en la derecha que le ayuda percibir el contacto con objetos y un sensor para establecer comunicación con la base de carga.

Abajo

Si damos la vuelta al aspirador, encontramos 6 sensores de desnivel, próximos a las pletinas de carga y a la rueda onmidireccional. Esta media docena de sensores son los encargados de analizar con precisión el movimiento del robot empleando como referencia el suelo para detectar escalones.

El Roborock S6 dispone de un cepillo lateral con 5 tiras de plástico situado a la izquierda con la misión de atraer la suciedad hacia la zona de succión. En la zona central inferior encontramos el cepillo principal, un rodillo con una distribución en espiral de cerdas y goma de fácil extracción para su limpieza.

Dentro de la caja del Roborock S6 también encontramos varios accesorios para poder fregar el suelo. Aunque las posibilidades de aspiración son múltiples y se gestionan desde la app, como profundizaremos más adelante, el proceso de fregado es bastante manual.

Deposito

Tras conocer las principales características y el diseño del Roborock S6, os dejamos a modo de resumen las especificaciones técnicas proporcionadas por el fabricante:

Roborock S6

Dimensiones

353 x 350 x 96,5 mm

Peso

3,6 Kg

Capacidad del depósito

480 ml.

Potencia de succión

2.000 Pa

Conectividad

Wi-Fi

Ruido

58 dB

App

Programable

Navegación inteligente con mapeo

Batería

5.200 mAh

Autonomía

Aproximadamente 3 horas

Qué hay en la caja

Robot aspirador Roborock S6, accesorio fregador, 2 mopas lavables y 6 mopas desechables, accesorio fregado, recambio de filtro, recambios de filtro de agua, base de carga, cepillo de limpieza del rodillo principal, alfombra para el aspirador, adaptador y manual del usuario

Precio

549 euros

Configuración y puesta a punto

Aunque el Roborock S6 dispone de botones en la parte superior para funciones básicas como la limpieza localizada, inicio y fin de limpieza y el envío a la base, será desde la app desde donde podremos sacarle el mayor partido, ya que cuenta con una aplicación muy extensa en cuanto a opciones.

En el manual se explica paso a paso cómo instalar la app Mi Home de forma clara y detallada. El procedimiento para configurar el Roborock S6 es sencillo:

1) Tras retirar el embalaje, montaremos la base. La base de carga del Roborock S6 consta del cable, la propia base y una "alfombra" a prueba de humedad que servirá para no deteriorar el suelo en caso de que tenga el accesorio de fregar incrustado. Sitúa la base a medio metro de cada pared y a 1,5 metros de la pared de enfrente, de lo contrario el Roborock S6 podría tener problemas a la hora de salir.

Base

2) Descarga la app Mi Home en tu smartphone. Esta app es común para los productos del ecosistema Xiaomi, por lo que puede ser que ya la tuvieras instalada (como era mi caso). Desde la app Mi Home se pueden controlar los gadgets domóticos de Xiaomi como la bombilla Xiaomi Mi Smart Bulb, distribuyéndolos por habitaciones y creando rutinas. No obstamte, si la instalas desde cero, solo tendrás que descargarla, bien para iOS o para Android.

App1

3) A continuación, crea una cuenta. Para ello necesitarás proporcionar el país en el que te encuentras, un email, un número de teléfono y una contraseña. Cuando hayas confirmado el proceso, podrás acceder.

4) Abre la tapa del Roborock S6 y asegúrate de que hay una luz azul brillante encendida y parpadeando, lo que significa que está esperando la conexión. Si no es así, tendremos que resetear la conexión pulsando los botones de la casita y el cuadrado. Cuando el proceso haya terminado, la luz azul ya no parpadeará.

Robo

5) Dentro de la aplicación de Mi Home, deberemos conceder los permisos pertinentes. En la pestaña de "Xiaomi Home" , dentro de "Mis dispositivos", pulsaremos sobre "Add device". Como ves, a pesar de haber especificado que nos encontrábamos en España, a veces encontraremos mensajes en inglés o incluso en chino.

6) Dentro del amplio abanico de productos de Xiaomi, en "Home appliances" > "Robot vacuum" encontraremos el Roborock S6, lo seleccionamos.

7) Es momento de conectar el Roborock S6 al Wi-Fi de casa. Ojo, porque el Roborock S6 solo es compatible con la banda de los 2,4GHz.

App2 Algunos pasos de la configuración del Roborock S6

8) En la app, buscamos nuestra red Wi-Fi e introducimos la contraseña. Veremos un mensaje que nos pedirá permiso para añadir el robot, aceptamos y vamos al móvil.

9) Desde "Ajustes", nos cambiamos a la red Wi-Fi llamada "roborock-vacuum_xxx", donde las X son cifras. Retornamos a la app Mi Home. Allí veremos un porcentaje que va de 0 a 100%, es el estado de la conexión

10) Al finalizar el proceso, aparecerá un mensaje en la app informándonos y la Roborock S6 nos hablará en inglés para confirmar la conexión. Dentro de la propia app podremos cambiar el idioma.

En cuanto a su compatibilidad con asistentes de voz en España, el Roborock S6 es compatible con Amazon Alexa y en un futuro próximo lo será también con Google Assistant, lo que permitiría entre otras funciones lanzar al robot a las tareas de limpieza mediante órdenes de voz.

Cómo es su navegación

El conjunto de sensores integrados en el Roborock S6 tienen como objetivo la optimización del proceso de limpieza, tanto en tiempo como en el empleo de recursos.

Bajo la corona que se encuentra en la zona superior del aspirador localizamos el láser que el Roborock S6 emplea para su navegación y localización. Este sistema gira continuamente al mismo tiempo que emite un haz de luz, de modo que no solo capta la presencia de obstáculos y paredes, sino también la distancia hasta estos. Así es como es capaz de trazar mapas y posteriormente ubicarse durante los ciclos de limpieza.

Este sistema de navegación le permite medir con precisión el entorno y elegir la trayectoria que le permita limpiar el piso — o la zona elegida — en el menor tiempo posible. En la práctica, el Roborock S6 emplea en torno a 35 - 40 minutos en recorrer mi piso y limpiarlo.

Durante estas semanas probándolo he seguido con atención su trayectoria, tanto sobre el terreno como en la aplicación, ya que podemos ver y comprobar cómo el Roborock S6 recorre la casa cuidadosa y meticulosamente. Va habitación por habitación, primero recorriendo el perímetro de las habitaciones y luego elaborando una ruta de limpieza en forma de "Z" en función de los obstáculos y formas.

Limpieza

En la foto superior muestro el mapa de mi casa y cómo ha sido el recorrido del Roborock S6 en tres misiones de limpieza para la casa completa.

El Roborock S6 nunca se ha quedado atascado o ha tenido problemas para retornar a la base, salvando obstáculos como sillas o la báscula del baño, si bien a veces ha informado de que han quedado zonas sin limpiar.

Como puede verse, su recorrido es eficiente y en general rodea las patas de elementos como mesas o sillas para limpiar los alrededores, pero hay zonas por las que no pasa: en el baño entre el WC y el bidé, en la cocina bajo la mesa, las sillas del comedor o bajo la mesa de mi despacho. Se trata de zonas con espacios reducidos y obstáculos por los que el Roborock S6 o bien no cabe o pasaría con dificultad.

En este sentido, la solución es sencilla: despejar y ordenar la casa antes de la aspiración para permitir su acceso. En la última captura, subí las sillas sobre las mesas y despejé el suelo al máximo para facilitarle la tarea.

El Roborock S6 navega con pericia por la casa, es eficiente en sus trazados y también es cuidadoso, evitando acceder por zonas estrechas como ya hemos visto, lo que ha evitado el disgusto de tirar el router y el teléfono al empujar sus cables.

No obstante y por si las moscas, Roborock recomienda que recojamos los cables del suelo antes de lanzar el robot a una misión de limpieza.

Comedero

Lo que sí desplaza por toda la casa es el comedero de Lola. Para esto también hay solución: fijar una zona restringida en el espacio donde se encuentra el comedero de mi perra, algo que podemos hacer desde la aplicación.

Una de las ventajas de este sistema de navegación inteligente frente a otros que emplean cámaras es que el robot aspirador puede orientarse y trazar mapas independientemente de la luz del entorno. Asimismo, si cambiamos la base de lugar mientras se encuentra en misión de limpieza, tampoco tendrá problemas en localizarla y ajustar el mapa.

Cómo es la limpieza

Tras el unboxing y puesta a punto del Roborock S6, lo lanzo a una limpieza de la casa completa tal cual está, es decir, desordenada. Dejo la configuración por defecto, esto es, aspiración en modo equilibrado y sin el accesorio de fregar.

En poco más de media hora y como ya hemos visto en el apartado de navegación, el Roborock S6 recorrió y reconoció mi hogar de forma metódica y eficiente, siendo capaz de trazar un mapa preciso de la arquitectura de mi hogar.

Ahora bien, ¿cómo fue la limpieza? Pues en las zonas que recorrió la limpieza fue muy buena, consiguiendo retirar polvo, pelos y otros restos de suciedad. El modo equilibrado parece una buena opción para el día a día en un hogar con mascotas.

Otro día volvimos de pasear con restos de tierra y hierba en pezuñas y zapatillas, dejando el hall bastante sucio: una buena oportunidad para probar el modo de aspiración máximo, el que en teoría alcanzaría los 2.000 Pa y 58 decibelios. El Roborock S6 fue capaz de retirarlo todo, si bien la percepción de aumento de ruido es notable frente a otros modos.

También probé el modo silencioso y verdaderamente es menos molesto que el resto de opciones. Este modo es el de menor ruido y menor capacidad de aspiración, ofreciendo buenos resultados en general. Si la casa no está demasiado sucia o no tienes mascotas, es una opción a tener en cuenta.

Según Roborock, el S6 ofrece una autonomía aproximada de 3 horas usando el modo silencioso y en estas semanas se ha acercado bastante. En mi experiencia, con el modo más exigente alcanza la hora y media de funcionamiento y con el modo equilibrado llega a las 2 horas. En caso de que se quede sin batería durante el proceso de limpieza, retorna a la base para cargarse y retoma la misión en el punto donde la dejó.

En todo caso, ofrece una autonomía considerable para hogares mucho más grandes que el mío, sobre todo si tenemos en cuenta lo optimizado de su navegación.

Cómo es la aspiración de alfombras

Un aspecto muy interesante de la aplicación es que nos permite ver las pasadas que hace el Roborock S6, algo muy útil a la hora de evaluar cómo de eficiente es su navegación y si nota la presencia de una alfombra.

Alfombra

En los pantallazos de arriba podemos ver qué trazado ha seguido limpiando el salón con una alfombra y sin ella. A simple vista comprobamos que el Roborock S6 ha incidido especialmente sobre la alfombra.

A juzgar por el mayor ruido que emite al subirse sobre la alfombra, la potencia de succión aumenta, siempre y cuando no se encuentre en el modo máximo, en cuyo caso no varía.

Esta alfombra gorda y peluda es un imán para pelos, pelusas y para Lola, que la usa como sustituta de su cama. Aunque la alfombra queda moderadamente limpia tras el paso del Roborock S6, desde un punto de vista cualitativo sigue quedando mejor cuando la limpio con un aspirador de trineo.

Cómo es el fregado

Más que un fregado como el que hacemos nosotros con la fregona, capaz de retirar manchas secas incidiendo sobre estas, los robots aspiradores se encargan de pasar una mopa humedecida por el suelo, de modo que puedan retirar manchas fáciles y frescas.

El sistema de fregado del Roborock S6 está formado por un depósito que deberemos llenar manualmente únicamente con agua, sin aditivos. En la parte inferior del depósito le podremos añadir dos elementos: una mopa de fregar lavable o la placa de montaje con el paño desechable.

Ambos tipos de paños son similares en diseño y materiales, por lo que además de permitirnos usarlas en zonas muy sucias y tirarlas después, los paños desechables no presentan ninguna ventaja adicional.

Otro detalle interesante del fregado es que el Roborock S6 permite elegir un flujo de agua alto o bajo, o lo que es lo mismo, cuánto queremos humedecer la mopa y consecuentemente el suelo.

Con el modo bajo, el suelo se queda bastante seco, por lo que podremos pisar inmediatamente después. Con el modo alto, el suelo queda ligeramente humedecido, pero a años luz de como lo dejaríamos nosotros si fregásemos a mano. Según mi experiencia de uso, si quiero quitar manchas, prefiero usarlo con un caudal alto.

Para evitar estropear las alfombras, Roborock recomienda retirarlas antes de incrustar el accesorio para fregar. Además, un detalle muy importante si tenemos suelos de parquet es la alfombrilla, un accesorio para fijar a la base y evitar así que la humedad deteriore este tipo de suelo.

Tras añadir agua al depósito y fijar el accesorio para fregar, el robot lanza un mensaje de voz indicándonos que está listo para fregar, de modo que con cada pasada, el Roborock S6 aspira y friega al mismo tiempo.

Filtro Detalle del sistema de humectación de los paños para fregar del Roborock S6

Otra curiosidad del Roborock S6 en materia de fregado tiene que ver con la dureza del agua. Y es que los sistemas de fregado de los robots aspiradores consisten en un depósito que va humedeciendo una mopa para que esta vaya humedeciendo el suelo. Pero si el filtro de agua se obstruye por la cal, ya no podríamos fregar. Pues bien, en Roborock han pensado en este tema y han incorporado 4 recambios más.

El modo fregado del Roborock S6 es útil para retirar manchas pequeñas y frescas, pero insistimos, todavía está muy lejos de la fregona tradicional y no es capaz de desincrustar manchas pegadas.

Limpieza por zonas y personalización

El mapa obtenido por el Roborock S6 ofrece un plano coloreado de nuestra casa y sus obstáculos bastante preciso. Por ejemplo, en el de mi piso incluso se muestra la distribución tal y como se corresponde en la realidad, dibujando incluso la terraza. Espacios como los armarios y los sofá los deja en blanco.

No obstante, el Roborock Ss6 no tiene por qué acertar en la distribución de habitaciones y sus límites. Para ello, podremos editar el mapa desde la aplicación y combinar habitaciones o dividirlas.

También podemos crear zonas de acceso restringido para que el robot no acceda nunca a ellas y paredes virtuales que ejerzan como si fueran paredes reales, evitando que el Roborock pase por allí.

¿Por qué es tan importante que el Roborock S6 sepa con claridad nuestras habitaciones? Porque de este modo podemos mandarlo a limpiar ciertas habitaciones concretas, por ejemplo la cocina y el baño.

Aunque se especifica como una de sus funciones, todavía no es posible nombrar las habitaciones en el mapa, un detalle que usando la app no tiene mayor importancia pero que sí es relevante si usamos un asistente de voz, ya que podríamos pedirle oralmente que limpiase el baño y la cocina.

Mapa2

Otra opción más minuciosa es la limpieza por zonas. En esta opción seremos nosotros los que trazaremos áreas rectangulares sobre las que limpiar, de modo que podamos elegir diferentes espacios aunque no pertenezcan a las mismas habitaciones o partes de estas.

Además, esta opción es la única que nos permite elegir el número de pasadas que da el robot: 1, 2 o 3.

Cómo es la aplicación

Como hemos detallado durante el apartado dedicado a la configuración, el Roborock S6 puede controlarse desde la app Mi Home, una aplicación que engloba los dispositivos conectados de Xiaomi, de modo que podamos organizar y distribuir los gadgets de la firma china que tengamos en nuestro hogar.

Este es un punto interesante a la hora de reforzar el ecosistema Xiaomi, ya que los recoge en un mismo lugar, homogeneiza la interfaz y permite crear automatismos y rutinas.

En lo respecta al Roborock S6 y dejando el resto de posibilidades del ecosistema a un lado, estamos ante uno de los softwares más completos del mercado en cuanto a posibilidades.

App3

La más sencilla y frecuente es la posibilidad de activar el robot y lanzarlo para limpiar tanto si nos encontramos en casa como a distancia. Pero, ¿qué más funciones encontramos en la app del Roborock S6?

A continuación, algunas de las más destacables:

  • Lanzar el robot para que limpie toda la casa con la configuración por defecto.

  • Visualizar el mapa de nuestra casa y modificarlo, creando espacios diferenciados, uniéndolos y delimitando paredes virtuales.

  • Seleccionar áreas y número de pasadas para que realice limpiezas localizadas.

  • Seleccionar zonas del mapa a limpiar de las habitaciones que la conforman.

  • Programación del robot a una hora y fecha concreta, configurando el número de repeticiones, el modo de limpieza y las zonas.

  • Elegir el modo de limpieza, entre silencioso, equilibrado, turbo y máximo, cada uno más potente y ruidoso que el anterior.

  • Controlar el Roborock de forma telemática, dirigiéndolo como si de un joystick se tratase.

  • Acceder al historial de limpieza, donde veremos fechas, mapas, zonas y tiempo de limpieza y si se ha realizado con éxito o ha habido incidencias.

  • Elegir idioma de la voz y su volumen o activar el modo no molestar, de forma que el Roborock no nos hable.

  • Activar o desactivar el modo alfombra, que detecta alfombras y moquetas para aumentar la potencia de aspiración de forma automática

  • Mantenimiento, donde se nos informa del estado de los principales elementos y su tiempo de uso.

  • Nombre del robot y la posibilidad de cambiarlo.

  • Ajustes de seguridad, como son la introducción de contraseñas y preguntas de seguridad

  • Versión del firmware y actualizaciones disponibles.

  • Compartir el aspirador con otros usuarios.

  • Configuración de la cuenta y acceso al soporte oficial.

  • Adición del Roborock a la pantalla de inicio del smartphone, como si fuera una app independiente de Mi Home.

  • Localizador del robot y envío a la base.

La aplicación todavía no está traducida del todo, por lo que a veces encontramos mensajes en chino, inglés e incluso francés, un detalle a tener en cuenta si no te defiendes en estos idiomas o no te manejas demasiado en el ámbito tecnológico.

Asimismo, le faltan funciones como la posibilidad de nombrar las zonas diferenciadas como habitaciones — desde Roborock nos informan que esto llegará para el verano aproximadamente —, pero aún así estamos frente a una app robusta a la altura y completa de su eficiencia y versatilidad.

Por lo demás, la aplicación ofrece una apariencia clara y limpia en la superficie, pero la navegación a través una interfaz con tantos menús y opciones resta. Y es que su mayor baza también es su mayor debilidad.

Me explico: si eres una persona techie y te gusta experimentar, la aplicación ofrece un amplio abanico de personalización de limpieza: por áreas delimitadas por ti, por habitaciones, número de pasadas, potencia del aspirador... ¡y esto sin salir a las rutinas y automatizaciones del ecosistema Mi!

Pero para una persona que busque una interfaz sencilla y ágil, es fácil perderse entre este batiburrillo de posibilidades. Y es que, ¿hace falta una limpieza por áreas y también por habitaciones? ¿Es necesario elegir entre cuatro potencias de succión?

Mantenimiento

El mantenimiento y cuidado del Roborock S6 viene detallado en la aplicación y en el propio manual, si bien en cada uno de ellos se ofrece información complementaria.

En el manual se explica detalladamente cómo extraer y limpiar sus principales elementos: el depósito del filtro, el filtro, cepillo lateral, paños de fregado, filtros de agua, la rueda omnidireccional, así como su frecuencia de limpieza.

Pieza

Frecuencia de limpieza

Cepillo principal

Semanalmente

Depósito de polvo y filtro

Semanalmente

Filtro

Cada 2 semanas. Es lavable.

Estación de carga

Mensualmente

Cepillo lateral

Mensualmente

Paño de fregar

Después de cada uso

Rueda omnidireccional

Mensualmente

Si queremos conocer la frecuencia de sustitución de estos elementos, tendremos que recurrir a la app para conocer de forma aproximada del estado del filtro, cepillo lateral, cepillo principal y sensores en función de sus horas de uso, de modo que podamos poner este contador a cero cuando sustituyamos alguna de estas piezas.

Fu

Cuando el filtro se encuentra lleno, el Roborock S6 nos informará con un mensaje en la app y también mediante un mensaje de voz cuando suceda. En ese momento, simplemente será necesario abrir la tapa del robot y extraer el depósito, que se desmonta fácilmente tirando de sus pestañas.

Finalmente, este aspirador tiene la particularidad de permitir paños de fregado desechables, que como su propio nombre indica podremos tirarlos tras cada uso, y filtros para el agua, que se encargan de humedecer el paño con el agua procedente del depósito de agua. De acuerdo con el fabricante, estos filtros habrán de sustituirse cada 1-3 meses en función de la calidad del agua, de modo que evitemos obstrucciones.

Roborock S6 la opinión de Xataka

El robot aspirador forma parte de la rutina de limpieza de mi hogar. Como mínimo, paso el robot aspirador una vez al día por toda mi casa, de modo que recoja la suciedad y los pelos que se nos caen a Lola y a mí. A veces, vuelvo a pasarlo en lugares como la cocina y el baño, porque es muy fácil que el suelo vuelva a ensuciarse al cocinar o al pasarte la plancha.

No es mi único aspirador: también tengo otro de tipo trineo que empleo para limpiezas estacionales: colchones, sofás, alfombras, esquinas... Reconozco que tiene un poder de aspiración elevado y que es capaz de limpiar a fondo, pero el precio de pasarlo diariamente es demasiado elevado.

Desde hace un mes, mi robot aspirador está guardado en su caja y el Roborock S6 ocupa su lugar. Como explicaba al principio del artículo, esta adaptación ha sido rápida y muy satisfactoria para mi.

Puedo lanzar el Roborock S6 a limpiar toda la casa y a limpiarla por habitaciones, además de programarlo y activarlo a distancia. En este sentido, el Roborock S6 es un robot aspirador muy completo que cumple mis expectativas de uso por lo rápido y bien que limpia, sobre todo si se lo ponemos fácil despejando la casa.

Roborock S6, uno de los robots aspiradores más completos del mercado

Sin lugar a dudas, lo mejor de este robot aspirador es su eficiencia y eficacia: es capaz de recorrer la casa en poco tiempo y a limpiar bien gracias a sus 4 opciones de aspiración — siendo honesta, solo he usado intensamente 3 —, pudiendo adecuar su uso a diferentes escenarios: el habitual, el de un día en el que el suelo esté muy sucio y una aspiración silenciosa, por ejemplo justo después de terminar la cena o cuando hay gente durmiendo.

Su aplicación es de lo más completo del mercado en cuanto a opciones, aunque necesita mejorar en la traducción y en la posibilidad de nombrar habitaciones. He estado cómoda utilizándola, si bien soy de la creencia de que lo simple es bello y un diseño simplificado ofrecería una experiencia de uso más ágil.

Aunque no soy muy amiga de los accesorios para fregar, porque prefiero hacerlo a mano y porque en mi casa reina el parquet, viene bien contar con este elemento para las inevitables manchas que nos encontramos en el suelo. No va a eliminar las secas, pero sí que sirve para tener el suelo más limpio sin esfuerzo.

Además de cumplir con nota en lo que se podría esperar de un robot aspirador, integra con elementos que denotan que su diseño ha sido cuidado al detalle, como la alfombra para la base, la posibilidad de elegir entre paños desechables o lavables o los filtros de agua.

Si a esto le unimos una autonomía sobresaliente, habida cuenta de su pericia navegando, estamos ante un producto redondo. Especialmente si lo enmarcamos dentro de las opciones y precios del mercado: por especificaciones se trata de un robot de gama alta, por resultados también. Pero cuesta casi la mitad que otros modelos de la competencia.

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Roborock. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio