Compartir
Publicidad
Publicidad
OnePlus X, análisis: excelente por fuera, correcto por dentro
Análisis

OnePlus X, análisis: excelente por fuera, correcto por dentro

Publicidad
Publicidad

A esta gente y sus productos me los conozco bien, tuve ocasión de analizar el primer OnePlus, también el segundo, y ahora me encuentro con un tercer elemento que se sale un poco de la senda marcada por sus hermanos mayores. OnePlus querían hacer un teléfono más pequeño y asequible, pero que tuviera la presencia de un producto de gama alta, y antes de entrar en más detalles, podemos decir que es lo que han conseguido.

Echa un vistazo a todos los teléfonos que hay por debajo de 300 euros, y busca algo que tenga tan buena presencia y materiales, dudo que encuentres un competidor al mismo nivel. Hay teléfonos estupendos por parte de Motorola, BQ, ASUS, o la propia OnePlus, con otras virtudes, pero ninguno cuida la calidad y el detalle como este OnePlus X. No es perfecto, para eso estamos aquí, para ir conociendo sus lagunas y bondades.

OnePlus X es el teléfono más asequible de la marca, pero es el que mejor presencia tiene. Dentro no hay un “flagship killer”

Os pongo en situación con una descripción que considero certera: estamos ante un dispositivo al nivel de hardware de un Nexus 5 o un Galaxy S5, con su pantalla de 5 pulgadas, y un Snadpragon 801 como corazón, todo ello presentado con un envoltorio de lujo. OnePlus X es un gama alta de comienzos de 2014, con un cuerpo que mezcla metal y cristal, por 269 euros.

Lo dicho, dejamos a un lado la cantinela del “flagship killer”, ahí tenemos al OnePlus 2 con una especificaciones bastante más llamativas para el mundillo Android. OnePlus X nos intenta seducir con un interior al que pocos encontrarán antiguo, y un exterior que nos permite elegir entre dos variantes: Onyx y Ceramic. Nosotros tenemos el primero, el “normal”, creo que la opción más inteligente e interesante, sobre la otra, podéis informaros mejor en la toma de contacto que realizamos en Londres.

Caja

El resultado es un teléfono Android único, que no tiene competidores directos por lo que ofrece, que pesa en lo positivo mucho más que en sus carencias. Repito, OnePlus X no es impecable, pero estoy seguro de que es algo que muchos querrían comprar, si es que el pesado sistema de invitaciones no les desmotiva. Primer paso, conozcamos las especificaciones típicas:

Especificaciones técnicas

Dimensiones físicas 140 x 69 x 6,9 mm, 138 gramos
Pantalla AMOLED 5 pulgadas
Resolución 1.920x1.080 (441ppp)
Procesador Qualcomm Snapdragon 801
RAM 3 GB
Memoria 16GB (microSD hasta 128GB)
Versión software Android 5.1.1 - Oxygen OS 2.1.3
Conectividad LTE (funciona en nuestras redes)
Cámaras 13 megapíxeles. Frontal de 8 megapíxeles
Batería 2.525mAh (no extraíble)
Precio OnePlus X Onyx - 269 euros / OnePlus X Ceramic - 369 euros
Otras Es importante comentar que este teléfono es el que se va a vender a Europa, hay muchos análisis y tomas de contacto que utilizan el teléfono en su versión china, que era más fácil de conseguir. No es el mismo teléfono, ni el mismo sistema.

Análisis en vídeo


Envoltorio de lujo para el OnePlus X

La importancia del diseño en un teléfono creo que poco a poco empieza a pesar más que las propias especificaciones, que normalmente suelen estar a buen nivel cuando pasamos las gamas inferiores. Los fabricantes llevan algo más de un año pasando a crear una gama media y alta nutrida de metal, con ejercicios de diseño bastante medidos.

Por esto creo que OnePlus acierta creando algo de mucha calidad en un escalón de teléfonos de gama media, donde el plástico y la representación no son conceptos que se llevan bien. OnePlus nos demuestra que se puede hacer un teléfono atractivo sin tener que dejarnos el sueldo. Podemos empezar a conocerlo por fuera en la siguiente galería:

Entrando en detalle, decir que nos encontramos ante un diseño bastante sencillo, que está marcado por el cristal en ambas caras del teléfono, unidas por un marco metálico que a su vez cuenta con unos atractivos surcos - diecisiete concretamente - que le dan un toque diferente. No es un teléfono sencillo de crear, y eso algunos lo valoramos. También hay que decir que a su superficie le encantan las huellas dactilares.

Para muchos, el hardware está pasando a un segundo plano cuando el diseño aparece en escena, OnePlus aprovecha esta tendencia

El hecho de que su pantalla sea de 5 pulgadas condiciona un producto no demasiado grande, ideal para muchos que no quieren de ninguna forma invertir en lo que marca la tendencia. Es positivo por la comodidad de uso con una mano, pero su acabado le juega una mala pasada, ya que es muy resbaladizo.

Afortunadamente para los “deslizamientos” hay fundas y carcasas con muchos diseños y materiales, pero entramos en el juego de esconder un buen diseño, si optamos por personalizar y proteger el teléfono. Ya es cosa tuya.

Si tenemos que echarlo a pelear con un teléfono de su quinta como el HTC One A9, vemos que el OnePlus X le gana en dimensiones, consiguiendo meter aluminio y cristal en un cuerpo de 140x69x6,9 milímetros - 138 gramos -. El metálico HTC no solo es más grande en todas las cotas, sino que pesa más.

Dimensiones

Pasando al frontal tenemos que la pantalla del teléfono es ligeramente curvada en sus extremos, en lo que la industria ha decidido bautizar como 2.5D. La protección que emplea el cristal es Gorilla Glass 3. Nos gusta encontrarnos con un LED notificador en la esquina superior derecha, nos ayuda a conocer diferentes estados sin encender el OnePlus.

Una vez te acostumbras al uso, te da igual que los botones de navegación estén retroiluminados, pero es justo comentar que aquí no lo están, y apenas se ven en ciertas circunstancias. Siempre podemos colocarlos “dibujados” en pantalla, algo que ofrecen todos los teléfonos con Oxygen OS, su sistema operativo.

En el frontal nos encontramos la primera ausencia con respecto a OnePlus 2, aquí no hay sensor de huellas

Si nos vamos al lateral derecho tenemos unos botones metálicos muy bien construidos y de buen funcionamiento, pero también está uno de los puntos a destacar del teléfono: una bandeja con mucho juego.

Allí hay espacio para dos tarjetas nano-SIM, ya que el teléfono es Dual SIM, pero también es el lugar para meter una tarjeta microSD (perdiendo uno de los huecos para SIM).

En el izquierdo conservamos uno de las innovaciones introducidas en OnePlus 2, el Alert Slider. Para el que ande perdido comentar que es un botón con tres pasos, que corresponde con tres estados o perfiles principales del teléfono, lo que nos permite establecer prioridades con notificaciones y sonidos sin tener que mirar la pantalla.

Alert Funda

El teléfono viene con una funda transparente que será de gran ayuda, el OnePlus es demasiado resbaladizo. Del OnePlus 2 hereda el 'Alert Slider'

En la parte inferior tenemos otro de los detalles menos innovadores como es el puerto microUSB. En el OnePlus 2 ya nos metieron un cómodo conector reversible, que aquí se pierde, bien por complicaciones en el diseño, o por subir el precio final por aprovechar nuevas tecnologías.

¿Qué hay en el paquete de compra del OnePlus X? Pues muy justo, pero práctico: no hay auriculares, pero sí una funda flexible y transparente, nos protege el teléfono y ofrece un mejor agarre. En la tienda de OnePlus hay un montón de carcasas diferentes para el nuevo teléfono.

AMOLED eres bienvenida

Ahora la pantalla es AMOLED, y el cambio es a mejor. El panel lo firma Samsung

La pantalla es uno de los elementos que más me ha convencido en este OnePlus X. Podría entender que no fuera un componente bien tratado intentando compensar para conseguir un buen precio final, pero no, es uno de sus puntos fuertes.

OnePlus cambia LCD por un panel AMOLED de mucha calidad, en el que tenemos una resolución Full HD, más que suficiente para sus pulgadas de diagonal. En su rango de precios, poca cosa igual encontraremos, especialmente si nos gustan las pantallas que muestren con calidad los negros y colores vivos.

Si ponemos un fondo negro a toda pantalla, fácilmente se extiende con el color del teléfono y nos da la sensación de que no hay marcos, cuando sí los hay. A pesar de que no es una pantalla muy grande, pero en ella se ven los vídeos se ven realmente bien en ella.

Millbank

El nivel de brillo es su punto más débil, ya que se sitúa en la media, y no lo hace destacar en su funcionamiento en exteriores. En la parte positiva decir que lo podemos colocar a un nivel realmente bajo, por si no queremos que moleste durante la noche.

El origen de la pantalla es de Samsung, bien la podríamos encontrar en un Galaxy S de generaciones anteriores, y el tipo de matriz de puntos es Diamond Pen Tile. Nos hubiera gustado algún método de jugar con la temperatura de color.

Creo que el modo “Dark Theme” introducido en Oxygen OS en anteriores teléfonos, cobra un nuevo sentido en el OnePlus X, ya que pintar todo en color negro es eficiente en un panel AMOLED. También ocurre lo miso como “Ambient Display”, que nos dibuja las notificaciones sobre fondo negro, cuando llegan, o cuando sacamos el teléfono del bolsillo.

Snapdragon 801 sigue muy vivo

En el día a día actual no noto que el Snapdragon 801 sea antiguo, ya veremos cómo se adapta a los nuevos Androids que están por venir

Si queremos ponerle una excusa al conjunto, de cara a buscar el recorte en precio, podríamos decir que el hardware no es nuevo. Dentro hay un Qualcomm Snapdragon 801 que pudimos encontrar en el OnePlus One - 200MHz más lento en el X -, o en la gama alta de los principales teléfonos del mercado, el año pasado.

Yo más que una desventaja, lo veo como una buena elección, tuve ocasión de probar un teléfono bastante parecido como es el Oppo R7, y me parece que un Snadpragon 801 es mucho mejor solución que el Snapdragon 615 que parece que se extiende en esta nueva gama media con esteroides.

La principal diferencia, de cara a Android, es que el 801 es de 32 bits, y los nuevos 600 cuentan con un diseño de 64 bits (HTC One A9 lleva el 617).

Potencia
Nos gustó el conector reversible del OnePlus 2, aquí damos un paso atrás y nos quedamos con uno normal, eso sí, con un cable de bonito diseño

Es un hardware más que contrastado y optimizado, que encima viene acompañado por 3GB de RAM (LPDDR3), y que con una pantalla Full HD no encuentra problemas en ninguna tarea. Vale, si pasamos benchmarks, configuraciones muy altas en juegos, o medimos la velocidad de carga, un OnePlus 2 le da un repaso, y posiblemente pase mucho mejor el paso del tiempo, pero a día de hoy, el OnePlus X funciona más que bien.

Suponemos que tendrían a mano una tirada a buen precio del 801, y resultó mejor opción que usar un Snadpragon 617, o más barato que elegir a las dos soluciones más llamativas del momento en su precio: Snapdragon 808 (Xiaomi Mi 4c) o MediaTek Helio X10 (Meizu MX5).

La memoria interna es de 16GB, de los que tenemos algo más de 11 gigas para nuestro uso. La posibilidad de ampliar memoria vía microSD es un punto a destacar, lo podemos hacer hasta 128GB. A muchos les gustará saber que aquí tenemos radio FM, con solo colocar los auriculares como antena.

Dual SIM

El tipo de sistema Dual SIM que lleva el teléfono es DSDS (dual-SIM/dual-standby). Tenemos las dos tarjetas activas al mismo tiempo, pero cuando una de ellas entra en funcionamiento - nos llaman -, la otra deja de estar activa y aparecerá como “apagado” a todo aquel que nos esté contactando. Solo hay un módem para las comunicaciones.

A mi no me quita el sueño, menos por el precio que nos piden, pero hay que saber que al teléfono le falta la conectividad NFC.

Dual Sim
Cada vez más teléfonos se atreven a ofrecer Dual SIM en España. OnePlus lo ha hecho un fijo en su catálogo, y me parece una gran idea. En la bandeja hay espacio para una tarjeta microSD

LTE

Por ahí habréis tenido ocasión de leer que el teléfono es problemático con redes LTE norteamericanas, pero en Europa no tenemos problema, conecta con lo que nos interesa 1/3/20), y es compatible con las nuevas redes 4G de la banda 800 (mayor penetración y alcance).

Batería

El rendimiento de la batería es mejor del esperado, pero ninguna novedad especial a destacar

Es justo decir que Oxygen OS es un software muy sencillo y optimizado, se lleva bien con el “viejo” hardware del X. Pero la batería del teléfono no es gigante, tiene una capacidad de 2.525mAh, bastante más pequeña que los 3.100 que teníamos en el OnePlus One con un hardware parecido (más pantalla y LCD).

La autonomía entre modelos es muy similar, he estado investigando pruebas de gente que lleva con el teléfono más tiempo que yo - lleva conmigo menos de una semana -, y así lo comentan. Hablamos de aguantar el día sin problemas, al nivel de un Moto X o un HTC One M9, y algo mejor que el 810 de un OnePlus 2.

La decisión de bajar en tamaño de batería tiene que ver con el diseño, apostar por un móvil tan delgado - 6,9 milímetros - también es perder en espacio para una batería mayor - dicho sea de paso, es fija -. También podemos criticar la falta de novedades en el sistema de carga, aquí ni hay opción para carga rápida, ni posibilidad de hacerlo de forma inalámbrica.

Oxygen OS, personalización ideal

Oxygen
Creo que las mejores personalizaciones son aquellas que tocan lo justo Android, y se actualizan pronto. La primera parte se cumple en Oxygen OS

Si conocéis la marca, o habéis seguido el análisis del OnePlus 2, pocas novedades os voy a contar aquí. El sistema operativo está construido sobre Android 5.1.1 Lollipop, y es conocido como Oxygen OS, en su versión 2.1.3. Como curiosidad comentar que OnePlus inició su andadura de la mano de CyanogenMod, hubo divorcio y a partir del segundo teléfono tienen su propio desarrollo.

Oxygen OS es limpio y eficiente, no hay cosas que sobren en el sistema, pero esperamos que sean más rápidos con las actualizaciones

Lo mejor que tiene esta personalización es que es bastante sencilla, muy ‘vanilla Android’, y está bien optimizada con el hardware, por lo que no come muchos recursos. No hay apenas cosas que sobren u ocupen espacio. Entre las novedades destacar la aplicación para la radio FM.

En definitiva, está bien tener un sistema muy cercano a Android, con algunos extras y posibilidades de personalización, sobre todo en temas de interacción, como los gestos con el teléfono dormido, o los botones de navegación en pantalla. Hay un ‘escritorio’ con actividad reciente conocida como Shelf, práctica, pero nada del otro mundo.

Oxygenos

No nos olvidamos de las notificaciones tipo ‘Ambient Display’, que muestran las novedades en la pantalla AMOLED gastando el mínimo de energía, también es posible presentarlas cuando sacamos el teléfono de un bolsillo (lo detecta con la cámara frontal). Si te gusta el tono oscuro, el aspecto ‘Dark Theme’, le queda muy bien al teléfono, y gasta menos energía.

La parte negativa está en las actualizaciones, no son todo lo rápidas que nos gustaría: Marshmallow llegará al OnePlus 2 a comienzos de 2016, así que paciencia con el X. No conocemos cuál es la prioridad de la compañía china, pero lo mismo está condicionada por las ventas que tengan en este final de año.

Cámara notable en su gama

Como en el caso del OnePlus 2, el OnePlus X tiene una cámara de 13 megapíxeles, pero ahí terminan las similitudes, ya que la de su hermano grandote la firma OmniVision - era una exclusiva para ellos -, y la del pequeñajo es de Samsung, concretamente un módulo ISOCELL (3M2 CMOS). Ya nos vimos con ella al analizar el Oppo R7, y allí nos gustó mucho.

Camaras

Tenemos que situarnos, estamos ante un teléfono de gama media por precio, al que no podemos pedirle que rivalice con un iPhone en todos los apartados. La cámara no es de nivel superior, pero es notable en su categoría, y funciona realmente bien en situaciones que no sean complicadas.

No esperes una cámara fantástica en este precio, pero cumplirá con nota con los fotógrafos casuales

La lente empleada para la ocasión tiene una apertura máxima f/2,2, y no hay estabilización de imagen en ella, ni tampoco podemos grabar vídeo 4K. Sí podemos decir a su favor que es rápida accionándose, enfocando - debería ir mejor ese sistema de detección por fase - y gestionando las tomas, aunque algunos modos tardan un pelín en guardar.

Las imágenes que salen son buenas para compartir en redes o guardar recuerdos en el teléfono, y la verdad es que salen con facilidad, pero no son una maravilla en definición, ya que el software le mete mucha distorsión, especialmente si la situación de luz se complica. Los colores son decentes, pero el rango dinámico parece limitado en cuanto aparecen claroscuros.

En el frontal es OmniVision el que pone la cámara, con lente f/2,4 y sensor de 8 megapíxeles. Tampoco podemos medir maravillas aquí, pero está en la media y resolverá con garantías nuestros selfies - hay modo ‘belleza’ - y videoconferencias.

En el vídeo nos quedamos en grabación en formato 1080p, no hay para más en el hardware, y tampoco parece que este apartado haya sido muy cuidado por OnePlus. Limitado rango dinámico, no mucha definición, o mala estabilización. Hay un modo de grabación a 120 imágenes por segundo que baja el formato a 720p.

La interfaz por gestos también es vieja conocida, pero aquí responde mejor a los giros y nuestras acciones. Muy sencilla en opciones, nos permite acceder a modos extra como ‘panorama’, ‘cámara lenta’, o ‘time-lapse’. En el modo foto normal tenemos tres opciones: HDR, imagen nítida (compone una a partir de diez imágenes) y ‘belleza’.


Tanto en vídeo como en foto tienen que haber muy buenas condiciones para sacar algo aprovechable, pero tampoco nos mortifiquemos, en este rango de precios no se ofrece más, y en buenas manos se pueden hacer grandes cosas. Estoy seguro de que hay margen de mejora en el software, pero ahí estamos atados a lo que puedan conseguir desde OnePlus.

La opinión de Xataka

Las complicaciones que vas a tener para comprar un OnePlus X ya me las imagino, el sistema de invitaciones desmotiva bastante, pero si lo quieres y consigues, es un buen trato por 270 euros. Te llevas algo que apartado por apartado está al nivel de sus competidores directos, y que en presentación puede presumir de no tener rival (al margen de gustos, claro).

Si buscas un teléfono bonito y que quepa en el bolsillo, sin dejarte el sueldo, echa un vistazo al OnePlus X

Aprecio que el sistema operativo sea sencillo, bien optimizado, pero me gustaría que estuvieran más encima para mejorar la experiencia, ya que hay margen ahí. Aquí también entran mejoras en la cámara, que estoy seguro que podría ser mejor de lo que aparenta.

En la lista de pérdidas nos encontramos con cosas que pueden pesar más o menos, depende de cada uno. Nos falta el NFC, el conector reversible, no hay sensor de huellas, ni sistema de carga rápida, y los más exigentes también pueden echar en falta el WiFi de 5GHz.

Oneplusx

En las que me gustan, la pantalla AMOLED luce muy bien, y el Snapdragon 801 parece plenamente vigente en potencia y autonomía. Saber que nos llevamos soporte Dual SIM y radio FM, seguro que suma para muchos compradores.

En un repaso rápido de competidores, creo que el HTC One A9 es una propuesta parecida pero mucho cara. El Oppo R7 se queda un paso por detrás en potencia y cuesta más dinero. Un Xperia M5 tiene una presencia inferior, pero es resistente al agua y presume de una buena cámara. En China tienen un Xiaomi Mi4c que sí le podría hacer pupa - Snapdragon 808, mejor cámara - a este OnePlus X, pero aquí no lo podemos comprar.

También cabe la posibilidad de mirar ‘flagships’ del año pasado, como puede ser un Galaxy S5, que han bajado mucho de precio, y tenemos la certeza de que son grandes opciones. Si miramos dentro de OnePlus, creo que el pequeño va a molestar mucho a sus hermanos mayores, y en muchos casos es mejor opción.

8,3

Diseño9,25
Pantalla 8,5
Rendimiento8
Cámara8
Software8,5
Autonomía7,5

A favor

  • Diseño compacto, mejor construcción y materiales
  • Precio, 270 euros
  • La pantalla AMOLED
  • Dual SIM, Radio FM y MicroSD
  • Oxygen OS no toca demasiado a Android

En contra

  • Las invitaciones
  • No hay soporte NFC
  • El conector no es reversible
  • No hay carga rápida
  • Resbaladizo

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de OnePlus. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos