Compartir
Publicidad
Oppo R7, análisis: envoltorio de lujo para un corazón mediano
Análisis

Oppo R7, análisis: envoltorio de lujo para un corazón mediano

Publicidad
Publicidad

No sé si conocéis el camino reciente de Oppo, pero os pongo en situación: hace muy pocos meses nos presentó un Oppo R5 que era toda una declaración de intenciones. Con él querían demostrar que ellos son buenos creando productos atractivos, en los que se puede imprimir la mejor calidad de construcción, utilizando los mejores materiales, todo ello sin entrar a batallar con los teléfonos importantes del mercado, por lo que decidieron colocar un hardware de gama media.

Pero no se olvidaron de colocarle detalles que reclamen la atención del gran público, en un mercado que está más que saturado. El principal, y el que hacía especial al R5 es su diseño ultradelgado, que pocos han podido igualar, pero se convirtió en un arma de doble filo: el teléfono no tenía mucho espacio para la batería, y su autonomía no era muy buena. Oppo R7 llega para convertir la idea en algo que gustará a más gente, es un producto más redondo.

Sin perder la calidad del Oppo R5, el nuevo modelo es un producto más equilibrado, en el que no se hacen tantos sacrificios por el diseño

Tan sencillo como no tocar lo que estaba bien, y corregir aquello que era mejorable. Simplemente con un aumento de grosor ya tenemos el punto más débil arreglado, eso sí, manteniendo un tipo bastante bueno, a la altura de los mejores del mercado. Puede que en otros aspectos se haya mejorado, también empeorado, pero no pesan tanto en la comparativa con el R5.

Antes de entrar en faena hay otro punto que debemos conocer y que condiciona el catálogo de Oppo. Sustituir al R5 no se hace con un único teléfono, sino que se dobla la misión con el protagonista de nuestro artículo, que viene acompañado por un R7 Plus. La forma de escalonar el asunto es cogiendo y haciendo al R7 más pequeño que el R5, y colocando al Plus como la phablet de la casa.

Oppo R7, análisis en vídeo


Especificaciones técnicas: calidad de gama alta con hardware mediano

Oppo R7, especificaciones técnicas
Dimensiones físicas 143 x 71 x 6,3 mm , 147 gramos
Pantalla AMOLED 5,0 pulgadas. Protección Gorilla Glass 3
Resolución 1.920x1.080 píxeles (441ppp)
Procesador Qualcomm Snapdragon 615
RAM 3 GB
Memoria 16 GB (ampliable hasta 128GB)
Versión software Android OS (KitKat) con Color OS 2.1
Conectividad LTE Cat 4 (no soporta banda 20), Bluetooth 4.1, Wi‑Fi ac
Cámaras 13 megapíxeles. Frontal de 8 megapíxeles
Batería 2.320 mAh (no extraíble)
Precio Oppo vende sus productos en Europa a través de su web, por 349 euros. Está disponible en color plateado, como el de nuestro análisis, o en dorado. Ahora mismo no aparece stock, pero se ofrece con unos auriculares de la casa (iLike Speed Metal, unos 50 euros).

Diseño compacto, muy delgado

Medidas
Algo más grueso que el R5, el Oppo R7 tiene espacio para una batería decente. Ahora la cámara no sobresale de forma importante

Si hay una marca china que puede pasar por completo del estereotipo de productos baratos, esa es Oppo. Tiene una gama muy potente con buenos materiales en los Find, pero mucho mejor en calidades con la familia R. No tienen nada que envidiar a otros teléfonos que emplean el metal como principal argumento en su estructura, y además lo hacen con una solidez y delgadez que pocos pueden igualar.

Pantalla 2.5D, ligeramente redondeada en los extremos, con protección Gorilla Glass 3

El teléfono entra por los ojos, estoy seguro de que compartiríamos la opinión si tuvierais ocasión de verlo, algo complicado al no venderse en tiendas habituales. No exagero, en la mano cae perfecto gracias a su compacto tamaño, que ahora es ligeramente más grueso - 6,3 por 4,85 milimetros en el R5 -, pero con unas líneas muy agradables y redondeadas.

No solo no hay esquinas pronunciada en ninguna parte del teléfono, sino que se introduce una tecnología de pantalla bautizada como 2.5D. Con ella se consigue una superficie frontal redondeada, ya que los bordes de la lámina protectora de la pantalla, terminan realizando una curva. Complicado de describir, es un efecto que está muy bien conseguido.

El aspecto Premium se lo da la aleación de magnesio y aluminio empleada en la estructura unibody. La compañía dice que la superficie está pulida hasta 48 veces para conseguir la terminación y suavidad requerida. Quitando la pantalla, el 92% de la superficie del R7 es metal, por lo que Oppo decide utilizarla como antena.

Auriculares
Con el nuevo grosor hay espacio para un conector de auriculares convencional. La pantalla termina en sus laterales con una ligera curvatura que han bautizado como 2.5D

Crecer en grosor le permite recibir una de las faltas más llamativas del Oppo R5, y es que ahora hay espacio para un conector de auriculares convencional, y no hay que tirar de adaptadores extraños. Entre los teléfonos con pantallas cercanas a las 5 pulgadas es de los que más conseguidos está en tamaño, y posiblemente sea el mejor en mano, entre lo que están construidos con metal:

                                                                                                                          
Oppo R7 iPhone 6 Samsung Galaxy S6 Huawei P8 Huawei Honor 7 HTC One M9
Peso (gr) 147 129 138 144 157 157
Grosor (mm) 6,3 6,9 6,8 6,4 8,5 9,6
Altura (mm) 143 138.1 143,4 144,9 143,2 144,6
Anchura (mm) 71 67 70,5 72,1 71,9 69,7
Pantalla 5 4,7 5,1 5,2 5,2 5

Hay cosas nuevas que nos gustan, como la integración de un LED para notificaciones en la parte superior izquierda del frontal, está confeccionado con un llamativo color blanco. En la zona inferior nos encontramos con botones de navegación bajo la pantalla, algo que en el modelo Plus es diferente, implementados en pantalla.

Un teléfono muy sólido en construcción, no me imagino como doblarlo. Nada que ver con el aspecto delicado que puede ofrecer en imágenes

En la parte negativa, nos encontramos con un teléfono que no es ligero para su tamaño, un Xiaomi Mi 4i pesa 30 gramos menos. También tenemos una superficie de metal algo resbaladiza, diría que ambos “problemas” son habituales en este tipo de materiales. Una solución para la segunda pasa por usar la funda transparente que viene con el equipo.

Terminamos con la cámara, un elemento que sobresalía de forma importante en el R5, y aquí, gracias a un grosor mayor, no desentona tanto en la trasera. No nos olvidamos de la solución implementada para las tarjetas, tenemos una bandeja en la que caben nano o micro SIM, además de tarjeta microSD.

Pantalla de 5 pulgadas

Compara

En el R7 tenemos un panel de 5 pulgadas con resolución Full HD, que lo hace mantenerse en un tamaño bastante compacto, y para mi un acierto con respecto al Oppo R5. La densidad de píxeles es destacable con 441 ppp y la matriz de píxeles es de tipo Diamond PenTile, la habitual en terminales Samsung con pantalla AMOLED.

En comparación con la AMOLED del R5, es muy parecida en calidad, especialmente por sus niveles de negros, llamativos colores - poco realistas -, ángulos de visión, definición y respuesta. Es perceptible que es inferior en niveles de brillo, cosa que notaremos en exteriores, donde se puede complicar la visualización incluso con los niveles de brillo al máximo.

Resumiendo hasta aquí, estamos ante un teléfono con presencia Premium y hardware de gama media con aspiraciones a más, la pantalla la podemos valorar de notable, acorde con lo que vamos a pagar.

Rendimiento y batería en la media

El Oppo R7 utiliza el chipset estrella de Qualcomm para la gama media, el Snapdragon 615. Lo podemos encontrar en multitud de teléfonos del mercado, y dentro del catálogo de Oppo hay cuatro modelos que lo utilizan, por lo que todos parecen contentos con la elección. Es exactamente el mismo hardware que analizamos en el Oppo R5, subiéndole la memoria RAM hasta los 3GB (no he notado demasiada mejoría por ello, quizás en el futuro se aproveche mejor).

Oppo
Lo que encontramos dentro de la caja: auriculares, funda transparente de silicona y sistema de carga rápida VOOC

El chipset cuenta con ocho núcleos en una arquitectura big.LITTLE de 64 bits, que está bien acompañada por una GPU Adreno 405. El trabajo de Oppo en esta ocasión pasa por optimizar mejor Color OS 2.1.0, que se muestra muy ligero sobre el R7.

Algunas marcas apuestan por MediaTek, con razones de peso, pero el chipset estrella esta temporada para la gama media es el Snapdragon 615

En benchmarks no hay diferencias significativas con su hermano mayor - R5 -, y no se porta mal con respecto a la competencia que también utiliza este hardware, especialmente teniendo en cuenta que aquí tiene que lidiar con una pantalla Full HD. En algunas pruebas se comporta peor que el R5, intuyo que es por temas de optimización de Color OS, para mejorar en autonomía.

Cuando hay tareas exigentes y prolongadas en el tiempo es inevitable sentir como su trasera de metal se calienta - el chipset está muy cerca -, y si se llegan a límites, el hardware baja de rendimiento y se puede notar en juegos. No lo considero un terminal ideal para juegos, pero es posible ejecutar títulos bastante exigentes.

En esta gama de teléfonos podríamos entrar en el eterno debate de Qualcomm vs MediaTek, y la realidad es que los taiwaneses le han comido gran parte del terreno a los americanos. Soluciones como las MT6752 o MT6595 se muestran muy potentes en las pruebas de rendimiento y autonomía, para el precio que tienen los teléfonos que las montan.

En cuanto a la competencia en casa, hay teléfonos que usan el Snapdragon 801 a buen precio - muchos de 2014 -, tienen un rendimiento significativamente mejor en todos los apartados, así que sería un factor a tener en cuenta si lo que te interesa es jugar o valoras que el teléfono sea más potente en cualquier circunstancia, con la intención de que dure muchos años contigo.

No nos olvidamos de la memoria interna, que aquí es de 16GB, con la posibilidad de ser ampliada, que ya es una mejora importante con respecto al R5. La microSD se introduce en un curioso sistema basado en una bandeja en la que también va la SIM del teléfono. (microSIM con nanoSIM / microSIM con microSD).

32
Diseño y construcción exquisitas en el Oppo R7, con un hardware de un nivel inferior y algunas lagunas en conectividad. Si la marca china quiere ir ganándose adeptos, es importante que se comprometa a tenerlo actualizado, y no saque un nuevo R en pocos meses

Conectividad

Un apartado que a estas alturas debe ser muy parecido en teléfonos Android, pero que no todavía nos depara sorpresas, alguna negativa como la ausencia de conectividad NFC, cada día más extendida.

En cuanto a la relación con operadoras españolas, el teléfono - en su versión internacional - conecta con redes LTE (cat 4), concretamente con las bandas 3 y 7, pero la falta del soporte con la 20 puede hacerle ir un poco cojo en el futuro. Se trata de un teléfono con soporte Dual SIM, con espacio para tarjetas micro y nano.

Batería

El Oppo R5 fue un desastre con la batería, el R7 se mete en cifras más parecidas a las de la competencia

No es que ahora tengamos una super batería, pero crecer en 1,4 milímetros de grosor le hace un favor a la batería, que es ahora de 2.320 mAh, por los 2.000 del R5. No es una barbaridad, pero se nota y coloca al teléfono en la media, que no es poco.

En mi experiencia durante una semana con él, he notado con claridad que llegar al final del día se hace con otra tranquilidad, y repasando pruebas dedicadas que han hecho medios como GSMArena, vemos que prácticamente dobla las cifras del R5, tanto en conversación, como en visualización de vídeos, también en navegación web. Si usamos la configuración dual SIM, la autonomía baja de forma significativa.

Por último siempre nos gusta destacar el sistema de carga rápida de la casa, conocido como VOOC - ahora con un cargador más pequeño -. Fueron los primeros en implementarlo y lo ofrecen como una especificación habitual en el catálogo. ¿Qué beneficio nos da? Gracias a un cargador de 4.5 A, y una circuitería y batería especial, carga el 75% en solo 30 minutos.

Calidad de sonido

Desde que apareció el Oppo Find 7, todos los teléfonos que he probado de la compañía, cuidan especialmente los apartados relacionados con el audio. Tanto la calidad de sonido en las llamadas, como en el uso de auriculares, o a través del altavoz. El Oppo R7 está a gran nivel en todos los casos, destacando la cancelación de ruido y el volumen. Los chinos meten mucha tecnología propia - tienen experiencia - en mejorar el sonido en dispositivos móviles.

El software necesita ponerse al día

En primer lugar nos parece bastante mal que un terminal que va a aparecer en el mercado ahora, lo haga con KitKat, cuando la mayoría de la competencia lo hace con Lollipop, y Android M está ya presentado.

Color Os
No debería costarle demasiado a Oppo actualizarlo a Lollipop, pensamos que se aprovechará mejor el Snadpragon 615 y su memoria. Pero la realidad es que se vende con KitKat. Al menos podemos valorar como positiva la personalización Color OS, mejor optimizada y llena de recursos útiles

No es un capricho, la idea de que las nuevas versiones de Android se lleva bien con los chipsets de 64 bits, hay que aprovecharla. La actualización está programada, se supone que debe venir con la versión Plus, pero no pongo la mano en el fuego por la rapidez.

Por lo demás, podemos estar satisfechos con la personalización que hace Oppo, conocida como Color OS. En el R7 se estrena la versión 2.1, con ella llega una optimización al hardware que la hace mostrarse muy fluida, y ligeros cambios en el diseño de los elementos, ahora más simples y acordes con la tendencia. También creo que hay menos aplicaciones de relleno, cosa que se agradece.

Nos extendimos en la presentación de Color OS en el Oppo R5, me gustaría resumir algunos puntos para el que no lo conozca:

  • No hay un lugar común para las aplicaciones, todas aparecen en escritorio, de la misma forma que lo hace iOS. Lo mejor es jugar con carpetas para organizar un poco el asunto, sino se nos puebla el teléfono de escritorios.
  • Muchas posibilidades de personalización, con un potente gestor de temas.
  • Los gestos son importantes, para realizar accesos directos con el móvil apagado, o para acometer acciones. Tenemos un “circulo” para arrancar la cámara, doble toque para despertar o dormir al teléfono, una “v” para encender el flash como linterna, etc.

La cámara cambia Sony por Samsung

Mis expectativas con Oppo en cuanto a cámaras, siempre son buenas, ya que mi experiencia con sus teléfonos ha sido bastante positiva. El hecho de haber elegido sensores Sony de gran calidad y haberlas arropado con un buen software, hace que me haya quedado satisfecho en este apartado.

Oppo
La cámara ahora está firmada por Samsung, y gracias al mayor grosor, apenas sobresale. La calidad es notable en foto, no tanto en vídeo. En todo caso, a mi me gusta menos que la del Oppo R5

Pero los ingredientes han cambiado, en el R7 se ha montado un sensor ISOCELL de Samsung, con 13 megapíxeles. El sensor trabaja con unas proporciones 4:3, con una resolución de 4.160x3.120 píxeles, acompañado por una lente firmada por Schneider-Kreuznach, y una apertura máxima f/2,2 (En el R5 era f/2,0).

Me gusta más cómo hace las cosas el sensor Sony IMX214 del R5, ahora tenemos un ISOCELL de Samsung

Sobre la calidad registrada en diferentes modos, pues diré que se pueden sacar grandes tomas con la cámara, pero hay que trabajarlas, cosa que no es del todo interesante en el mundo móvil, donde se valora el disparar y que salga todo OK.

No me termina de gustar cuando hace un procesado bastante duro de las fotos, intentando reducir ruido y dejando la cosa demasiado suave, tampoco valoro el rango dinámico en las tomas, que a veces parece bastante reducido. A pesar de todo, me gusta el color que saca en los elementos, me parece atractivo en la mayoría de las tomas.

Algo que no es nuevo pero nos gusta destacar es el modo Ultra HD, que puede registrar fotos en 50 y 24 megapíxeles, mezclando varias fotografías realizadas en el momento. Si no vamos a imprimir, no tiene demasiado sentido, ya que tarda más en realizar el proceso. Nos encontramos con otros modos interesantes como RAW o supermacro, también hay posibilidad de realizar panoramas, HDR y GIFs.

La cámara frontal recibe un sensor de 8 megapíxeles, con una lente f/2,4, números que reclaman nuestra atención como positivos. Todas las marcas quieren potenciar la calidad de las videollamadas y selfies, y en el caso del Oppo se consigue con una solución que aporta mayor detalle y buenos colores.

La forma de saltar entre foto y vídeo es mediante un gesto. La interfaz es muy sencilla, en un momento nos hacemos con ella, y se puede personalizar en opciones. Me explico, hay una “tienda” de capacidades fotográficas de Oppo, desde la que podemos descargar nuevas herramientas, además de organizar la interfaz a nuestro antojo.

Vídeo a un nivel inferior

En cuanto al vídeo, pues el modo de grabación de máxima calidad es 1080p a 30 imágenes por segundo. Si nos vamos al modo de alta velocidad - 120 fps - nos quedamos en una pobre resolución de 480p (directamente los salva a 30fps para hacer la cámara lenta). Por último tenemos un modo “Fast”, que graba a velocidad x10, consiguiendo un aspecto parecido a un timelapse.

Comentando acerca de la calidad registrada, no es muy alta - poco rango dinámico -, lo podemos comprobar en el bitrate, que se mueve en torno a los 9,9Mbps. La calidad del sonido está bastante bien. Tenéis un ejemplo dentro del análisis en vídeo.

Oppo R7, la nota y opinión de Xataka

Guapa

Otro Oppo “R”, otro teléfono que apuesta todo por el aspecto, por la calidad de realización. En esta ocasión el R7 lo hace de forma menos radical que el Oppo R5, con un grosor y autonomía más cercanos a lo ideal, o al menos a lo que se demanda en el mercado. En el resto de apartados el teléfono no decepciona, pero están en un nivel inferior a su planta.

Podríamos irnos a buscar un montón de alternativas que con un hardware similar, que son bastante más asequibles, si es que el cuerpo de metal y sus líneas esbeltas no son una prioridad para el comprador. Normalmente no son los valores que se buscan por debajo de la gama alta, así que el Oppo R7 se encuentra en tierra de nadie, al menos en Europa. Me consta que el teléfono está teniendo una gran aceptación en China.

Gastarnos 350 euros en un teléfono ya es una inversión importante, por menos tenemos grandes teléfonos “chinos” como el Xiaomi Mi4, con mejores especificaciones en cada apartado. Si nos vamos a ver un teléfono de Samsung, el Galaxy A7, un teléfono algo más grande pero parecido en la propuesta. El éxito del R7 va a depender bastante de que la gente lo conozca, y de las ofertas que le apliquen.

7,9

Diseño9
Pantalla 8,25
Rendimiento7,5
Cámara8
Software7,25
Autonomía7,5

A favor

  • Diseño muy atractivo, su tamaño y grosor lo hacen muy cómodo en la mano
  • Los materiales y construcción son de gama alta
  • Carga rápida VOOC
  • Pantalla AMOLED notable
  • Calidad de sonido

En contra

  • Color OS todavía viene implementado sobre KitKat
  • Prefería la cámara Sony del Oppo R5, la de Samsung muestra algunas lagunas
  • Snapdragon 615: los MediaTek más asequibles lo igualan, hubiera venido bien un Snapdragon 800
  • Falta NFC, también el soporte en la banda 20 LTE (importante en Europa)

Para la realización del vídeo del artículo contamos con la ayuda de Pedro Santamaría
El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Oppo. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio