Compartir
Publicidad
Publicidad

HTC HD2, lo hemos probado

HTC HD2, lo hemos probado
Guardar
79 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El HTC HD2 del que ya os ofrecimos un paseo por su interfaz HTC Sense, nos ha dejado bastante impresionados en nuestra prueba a fondo.

Ser un terminal con pantalla capacitiva de enorme tamaño no es lo más destacable de este equipo. Su interfaz HTC Sense nos ha parecido un esfuerzo impagable por parte de HTC para que al final, de Windows Mobile en realidad no nos quede prácticamente nada. Matrícula a HTC por este aspecto de nuevo.

HTC HD2, pantalla, pantalla, pantalla ....

Lo primero que vemos al desempaquetar el HTC HD2 es su enorme pantalla. Es la protagonista de todas las miradas en conjunto con la atractiva y bastante fluida interfaz HTC Sense.

Hacemos una pequeña pausa para alabar el empaquetado de los últimos teléfonos de HTC, muy compacto y simple pero funcional.

htc-hd2_14.jpg

La pantalla de este HTC HD2 tiene un tamaño bastante generoso. Son 4.3 pulgadas capacitivas que de forma general responde correctamente. Solo cuando hacemos zoom y efectos parecidos se nos queda algo enganchada. La respuesta en forma de vibración al manejarla (tecnología háptica) también está bien resuelta.

En cuanto a la calidad de imagen que se muestra en la pantalla, notable muy alto, con sensor de luminosidad incluido.

Ese tamaño de pantalla es a la vez virtud y defecto en el terminal. Para temas multimedia o navegación web es muy de agradecer que tenga esas generosas dimensiones, pero a la hora de funcionar como teléfono habitual es cuando podemos acordarnos de esas pulgadas de más. Se acerca pues más el HTC HD2 a la idea de un tablet para navegar que al de teléfono con el que acarrear a diario. Y ojo, porque el peso (160 gramos) y grosor están muy conseguidos, así que nos quejamos principalmente del tamaño global del equipo.

Los controles y el acabado general del terminal es muy bueno, y la sensación en contacto con el HTC HD2 es el de un terminal de gama alta. El tacto es magnífico y la forma ligeramente curvada de su forma nos ha gustado mucho.

De sus controles físicos vemos en negativo la situación del puerto para auriculares, que es un jack de 3.5 mm pero viene en la parte inferior, no en la superior, donde nos gusta más. Por lo demás, estos controles son suficientes y de muy buena calidad, como el resto del terminal.

Tampoco nos gusta que la cámara de fotos sobresalga del perfil de la parte trasera. Rompe una genial continuidad y es molesta. Tampoco entendemos que no se tenga la opción de cubrir la lente con una tapa.

htc-hd2_10.jpg

Ya en tema de autonomía, hemos acabado muy contentos con la misma. Un uso no intensivo del terminal nos deja usarlo un día sin problema, usando correo push todo el tiempo. En general hay autonomía para ser teléfono de uso diario, siempre acordándonos de recargarlo por la noche para que esté al día siguiente dispuesto para el duro trabajo.

HTC Sense, un gran esfuerzo con enormes resultados

Si no nos dicen que este HTC HD2 viene con Windows Mobile como sistema operativo principal, habría que buscar muy profundamente para descubrirlo. Incluso habría gente que nunca lograría descubrirlo a poco que el botón de inicio se hubiera ocultado. Sí nos damos cuenta de donde estamos cuando trabajamos con el explorador de archivos, por ejemplo. Esperemos que el futuro Windows Mobile 7 mejore este aspecto.

Además, si al hablar de Windows piensas en posibilidad de que el terminal quede bloqueado, no nos ha ocurrido en toda la intensa prueba. Sí es cierto que al desbloquear la pantalla hemos sufrido problemas, pero asociados al terminal de prueba.

htc-hd2_4.jpg

HTC ha pasado de gestionar apenas los contactos, el correo electrónico y un widget del tiempo a controlar prácticamente el 90% de todo lo que podemos hacer con un teléfono móvil. Incluso el cliente de Twitter, llamado Peep, es un logro importante.

La pantalla del HTC HD2 no es solo escaparate. Realmente se aprovecha para tener mucha información de un vistazo, tanto en la pantalla principal como en las secundarias, donde encontramos aplicaciones para el tiempo, la bolsa, navegador, música y un largo etcétera.

Del funcionamiento de HTC Sense hemos quedado muy satisfechos, con detalles como la actualización del widget del tiempo con ayuda de nuestra posición por GPS, aspecto que también incorpora HTC en Android.

¿Funciona bien HTC Sense con la pantalla capacitiva? Sí, y a ello ayuda el procesador Snapdragon de1 Ghz. El resultado acerca bastante el funcionamiento del conjunto a la experiencia táctil del iPhone, pero sigue siendo inferior.

HTC HD2, con mucha integración social

Con Twitter y Facebook en boca de todos, un terminal con aspiraciones de comunicador total no podía dejar de lado las redes sociales. Así, tanto el cliente de Twitter que viene de serie como las opciones para compartir contenido en redes como Facebook nos han gustado, aunque las últimas versiones de Android lo mejoren.

Las pulgadas de la pantalla y el gran teclado virtual hacen el resto para que nos podamos comunicar con total comodidad.

htc-hd2_3.jpg

Una pantalla tan grande como la del HTC HD2 y contando con buena conectividad de datos y WiFi, se aprovecha mejor con un navegador que soporte flash. Y en este terminal tenemos dos opciones: Internet Explorer y Opera.

Aunque el navegador móvil de Microsoft ha mejorado mucho, nosotros nos quedamos con la experiencia de usar Opera, aunque también en este campo el iPhone se impone.

Cámara de fotos aceptable y buen reproductor multimedia

Aunque no es un punto fuerte, la cámara de fotos del HTC HD2 cumple más o menos en la media de lo que podemos esperar en un terminal de la marca.

La toma de fotos es rápida, hay opciones con las que trabajar aunque no tantas como en otros terminales. El resultado, si hay buena luz, es pasable para subir online o tener en redes sociales.

Un detalle es que con mucha luz se comporta bastante bien, aunque notamos en esos casos una pérdida de color. El único caso en el que el exceso de luz no le sienta bien es al usar el potente flash doble que cumple con creces en situaciones de poca luz pero quema la imagen al usarse con personas u objetos muy cercanos.

No nos gusta que la toma de fotos se produzca con un control en la pantalla táctil, pues si ya de por sí las cámara de fotos de los teléfonos móviles pecan de no una muy veloz respuesta, es tentar la suerte no disponer de un control fisico para la toma de fotos.

En el tema del sonido, cuando llamamos o recibimos llamadas, la claridad y volumen es correcto, y aunque no nos guste nada, usar los altavoces externos no es mala idea pues es soportable el sonido que ofrecen.

htc-hd2_6.jpg

Y con esa pantalla tan grande, la reproducción de vídeo es una experiencia agradable, aunque no es su principal virtud. Sí lo es el uso del GPS, que con software comercial como el CoPilot que pudimos probar, tiene poco que envidiar a un GPS exclusivo.

La opinión de Xataka

No es teléfono para cualquiera. Así podemos describir el HTC HD2. Y es que el tamaño global del equipo lo sitúa en bolsos y mochilas más que en bolsillos. Y eso no gusta a muchos usuarios.

Para quien el tamaño de pantalla sea un virtud y no una incomodidad, el HTC HD2 lo dejará muy satisfecho gracias al buen rendimiento de la combinación de procesador y pantalla capacitiva. Pero sin duda alguna, el gran éxito de HTC con este HD2 es haber logrado una mutación casi perfecta de Windows Mobile 6.5, convirtiéndolo en HTC Sense, una capa superior que nos reconcilia con teléfonos que no son Android ni iPhone OS en temas de interfaz y facilidad de funcionamiento.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos