Publicidad

Honor 9X Pro, análisis: la prueba de que competir en la gama media va más allá de las especificaciones y el precio
Análisis

Honor 9X Pro, análisis: la prueba de que competir en la gama media va más allá de las especificaciones y el precio

En un movimiento un tanto extraño, en pleno mayo de 2020, Honor ha traído a España su Honor 9X Pro, un dispositivo de gama media premium presentado en China en julio de 2019. Así, se configura como una de sus principales apuestas para competir en calidad-precio contra marcas como Xiaomi o Realme, aunque tiene una dificultad añadida: la no-presencia de los Google Mobile Services.

¿Qué tal se desenvuelve en el día a día? ¿Qué experiencia ofrece? En Xataka lo hemos probado para salir de dudas, así que sin más dilación, he aquí el análisis del Honor 9X Pro.

Ficha técnica del Honor 9X Pro

HONOR 9X PRO

DIMENSIONES Y PESO

163,1 x 77,2 x 8,8 mm
206 gramos

PANTALLA

IPS/LCD de 6,59 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.340 x 1.080 píxeles)
391 ppp
TÜV Rheinland

PROCESADOR

Kirin 810
GPU Mali G-52

MEMORIA RAM

6 GB

ALMACENAMIENTO INTERNO

256 GB ampliables con tarjetas microSD

CÁMARA TRASERA

48 MP f/1.8 AIS
8 MP gran angular (120º) f/2.4
2 MP profundidad f/2.4
Flash LED

CÁMARA DELANTERA

16 MP f/2.2
Pop-up

SISTEMA OPERATIVO

Android 9 Pie con EMUI 9.1

BATERÍA

4.000 mAh
Carga de 10W

CONECTIVIDAD

4G
WiFi ac
Bluetooth 4.2
USB tipo C
NFC

OTROS

Lector de huellas lateral
Desbloqueo facial
Jack de auricuares

PRECIO

249,90 euros

Diseño: muy grande, quizá demasiado

Honor 9x Pro 1

Empezamos repasando el apartado estético, que se puede resumir en tres palabras: es muy grande. Estamos hablando de un dispositivo en cuyo frontal hay nada más y nada menos que un panel LCD de 6,59 pulgadas, y eso significa que es bastante difícil de usar con una sola mano. Alcanzar la barra de notificaciones con el dedo pulgar como haríamos normalmente es, sencillamente, imposible. Algo que he tenido que aprender durante estos días ha sido a usar el móvil con las dos manos.

Pesa 206 gramos, lo que a priori podría dar a entender que es pesado, pero lo cierto es que nada más lejos de la realidad. Es decir, lo es por definición, pero Honor ha hecho un trabajo excelente equilibrándolo. Aunque es grande y pesado, en mano se siente realmente bien. Para que nos entendamos, no se siente como un ladrillo, si se me permite la expresión. El problema está al interactuar con una sola mano, pero en términos de construcción se nota que se ha hecho un buen trabajo.

Honor 9x Pro 6

La parte trasera tiene un acabado en cristal que deja ver una "X" cuando le da la luz en cierto ángulo. El cristal se siente bien y no resbala, pero como siempre sucede en este tipo de acabados, las huellas se quedan bastante marcadas. Más elementos del diseño a destacar son el módulo de la cámara, situado en la esquina superior izquierda, que sobresale ligeramente, pero no tanto como para que el dispositivo se tambalee, y el puerto jack en la zona inferior, que permite usar los auriculares de toda la vida. Minipunto para Honor.

En cuanto a la pantalla, es un panel LCD de 6,59 pulgadas con resolución FullHD+ que ocupa todo el frontal, aunque tiene unos pequeños marcos en todos los laterales. No hay notch ni nada por el estilo, puesto que la cámara delantera se ha colocado en un mecanismo pop-up. De su rendimiento hablaremos más adelante.

Honor 9x Pro 13

La pantalla se ve bien en interiores y en condiciones de poca luz, aunque habría agradecido un puntito más de brillo máximo para mejorar la visibilidad a plena luz del día en exteriores. No hay problemas con los ángulos de visión ni los colores, que son vívidos sin llegar a ser estridentes. En pocas palabras, es una pantalla correcta, sin más. Es una pantalla de dispositivo de gama media de 2019 que funciona, pero que no sorprende.

Terminamos hablando del sonido. El móvil se escucha suficientemente bien, sin llegar a destacar. Le falta pegada en los graves y cuando ponemos el volumen al máximo tiende a sonar más enlatado de la cuenta. El punto dulce está en el entre el 50% y el 70%, lo que es suficiente para escuchar podcasts o música en segundo plano mientras hacemos algo. Por fortuna, tiene jack de auriculares y Bluetooth, así que siempre se pueden usar unos auriculares y conseguir una mejor experiencia.

Otro punto a valorar es la ubicación del altavoz, que está situado en la zona inferior derecha y es muy, muy, muy fácil taparlo con la mano al sujetar el teléfono en horizontal.

Experiencia: una buena autonomía para un software a medias

Honor 9x Pro 14

Desde hace unos años hasta ahora raro es el gama media / gama media premium que no es solvente en todos los escenarios cotidianos, y el Honor 9X Pro no iba a ser menos. El Kirin 810 con la GPU Mali-G62 es más que suficiente para jugar a juegos pesados como 'PUBG Mobile', 'Legends of Runeterra' o 'Asphalt 9' sin dar problemas. Sobra decir que lo mismo se aplica a las aplicaciones del día a día como WhatsApp o Instagram. No hay tirones ni lag de ningún tipo, al contrario, todo se mueve fluido y la experiencia es muy agradable.

Tiene 6 GB de memoria RAM, que no es la cifra más alta del mercado, pero es suficiente para mantener apps en segundo plano durante bastante tiempo y volver a ellas sin que se tengan que recargar por completo. El almacenamiento interno, por su parte, es de 256 GB y se puede ampliar con tarjetas microSD, así que salvo que tengamos pensado almacenar varias veces la Wikipedia offline, muy difícil será que consigamos llenarlo por completo. En este apartado no hay quejas de ningún tipo, es un terminal solvente.

Honor 9x Pro 4

El apartado de la biometría consta de un sensor de huellas colocado en el lateral derecho, concretamente en el botón "Home". El acceso es cómodo tanto con la mano derecha (pulgar) como con la mano izquierda (índice), y el desbloqueo es sorprendentemente rápido. Literalmente, basta con rozarlo para que el móvil se desbloquee. Funciona muy bien y nos ha dejado con un sabor de boca muy agradable, hasta el punto de que no hemos echado de menos que no tenga desbloqueo facial.

Antes de pasar a hablar del software, que es sin dudas su punto más negativo, cabe destacar la batería. Esta tiene una capacidad de 4.000 mAh y es capaz de ofrecer entre nueve y diez horas de pantalla activa haciendo un uso normal. No está nada mal para aguantar de sobra un día de uso intensivo y hasta dos días de uso moderado. La carga, sin embargo, es algo lenta, unas dos horas.

Bateria

Hasta aquí todo correcto. El problema más importante se encuentra en el software, y es que el Honor 9X Pro, como todos los móviles lanzados recientemente por Honor y Huawei, no tiene los servicios de Google. ¿Esto en qué se traduce? En que no tenemos acceso a Google Play Store, Google Maps, a la app de YouTube y a ninguna aplicación que requiera de los servicios de Google Play (como Twitch). Tampoco es compatible con Netflix, así que la enorme pantalla que tiene en el frontal se puede aprovechar a medias.

Las aplicaciones deben descargarse desde AppGallery, la tienda de apps de Huawei, o en formato APK desde tiendas de terceros, AppSearch o la propia AppGallery. ¿Cómo? Sí, cuando buscamos una app de uso común que no está en AppGallery (todas las de Facebook, por ejemplo), la tienda nos devuelve un enlace que nos lleva a la web oficial u otra tienda de apps para descargar el archivo de instalación.

Descarga De Apps Este es el proceso para descargar WhatsApp, por ejemplo.

Este sistema funciona con casi todas las apps y salva la papeleta, pero el problema está en las actualizaciones, ya que nos obliga a estar pendientes de cuándo hay una nueva versión de todas las apps para descargarla manualmente. Francamente, se tarda menos instalando una tienda de terceros como APKMirror o APKPure.

Otro problema derivado de no tener los servicios de Google es que todo lo que tengas sincronizado con Google no aparecerá en tu smartphone. A título personal, todos mis contactos los tengo subidos a mi cuenta de Google, por lo que cuando cambio de móvil puedo acceder a ellos con solo introducirla durante la configuración. Esto no pasa en los nuevos móviles de Honor o Huawei, así que no es posible acceder a los contactos, ni nosotros ni las apps. Por ejemplo, WhatsApp no nos mostrará el nombre de los contactos en los grupos, sino el número de teléfono.

Honor 9x Pro 15

¿Solución? Llevar los contactos en la tarjeta SIM (algo que, personalmente, no recomiendo, porque si le pasa algo a la SIM, adiós a los contactos) o exportarlos desde la cuenta de Google en formato .csv, pasar el archivo al móvil e importarlo a la app de teléfono de Huawei.

Es, en pocas palabras, un software a medias. Porque sí, EMUI 9.1 funciona realmente bien, no tiene tirones y ofrece una experiencia muy fluida, pero no se puede aprovechar del todo debido a la falta de Google Mobile Services. Y ahora que mencionamos EMUI 9.1, no podemos dejar pasar por alto que el Honor 9X Pro llega con Android 9 Pie de fábrica y la promesa de recibir EMUI 10 con Android 10 próximamente. La promesa está bien, pero la realidad es que es un software antiguo.

Cámara: sensaciones mixtas

Honor 9x Pro 9

Terminamos hablando del apartado fotográfico. El Honor 9X Pro cuenta con tres cámaras traseras cuyo sensor principal tiene una resolución de 48 megapíxeles. Sin embargo, las fotos efectivas y las que tomaremos por defecto tendrán una resolución de 12 megapíxeles gracias a la tecnología de combinación de píxeles. Los otros dos sensores son un gran angular y un sensor para ejecutar mediciones de profundidad. No hay telefoto, así que al hacer zoom lo que realmente estaremos haciendo es cropping.

App Camara

En cuanto a la app de cámara, es la misma que tenemos en otros dispositivos del fabricante chino. Es cómoda de usar, intuitiva y rápida al alternar entre los modos, salvo por un detalle. Cuando pasamos a la cámara interna para hacernos un selfie, la app tiene que esperar hasta que se abre el mecanismo pop-up de la zona superior y, siendo claros, es algo lento. Desplegarse por completo toma alrededor de un segundo.

Honor 9x Pro 17

Los resultados son mixtos. El sensor principal se comporta muy bien de día, pero el gran angular se nota que es de una calidad inferior. Al hacer zoom, como decíamos, hacemos cropping y en no pocas ocasiones las fotos salen más iluminadas de la cuenta. De noche más de lo mismo, pero las diferencias entre el gran angular y el sensor principal se hacen más evidentes si cabe. En lo referente al selfie, suficiente en líneas generales, pero con margen de mejora en el modo retrato y en las tomas nocturnas.

Fotos de día

Foto Dia Foto tomada con el sensor principal.

Partamos de la base de que, aunque el sensor es de 48 megapíxeles, las fotos en automático por defecto son de 12 megapíxeles gracias a la combinación de píxeles. Así, el resultado es bastante bueno, con un nivel de detalle correcto en las zonas mas cercanas y una buena conservación de los elementos más lejanos. El balance de blancos y los colores están bien interpretados y el HDR es capaz de recuperar las luces altas y las sombras más apagadas. Es una foto más que correcta para un terminal de gama media.

Gran Angular Foto tomada con el gran angular.

Y si el sensor principal nos ha gustado mucho, el gran angular no tanto. Es cierto que la imagen per se es llamativa por la enorme cantidad de escena que capta, pero se nota que el sensor tiene menos resolución. La imagen sale bastante más lavada y el procesado aplica una especie de "efecto acuarela" que emborrona los detalles. Le falta mucha nitidez, aunque como punto positivo, la exposición es buena y el HDR hace su trabajo.

Zoom X2 Foto con dos aumentos.

En otro contexto ahora hablaríamos del zoom óptico, pero el Honor 9X Pro no tiene. El zoom depende del sensor principal de 48 megapíxeles y, cuando nos mantenemos en unos niveles de aumentos más o menos normales, digamos dos aumentos, la imagen sale bien. Se nota que no es zoom óptico, pero la nitidez se conserva. En resumen: de día la cámara trasera cumple, aunque sin destacar entre otros dispositivos de su rango precios.

Foto de día con el modo de 48 megapíxeles

La cámara nos permite forzar los 48 megapíxeles y aplicar una "ultrarresolución inteligente". ¿En qué se traduce esto? En que tendremos que disparar y dejar el móvil en la misma posición durante cinco segundos mientras el terminal analiza la escena y la procesa.

48 MP Foto tomada con el modo "Ultrarresolución inteligente 48 MP".

¿Resultado? Una foto que sí, tiene más detalle en los elementos lejanos, pero que sacrifica exposición y nivel de ruido. El problema, si es que puede considerarse un problema, es que el modo de 12 megapíxeles funciona tan bien que, realmente, no hay motivos para disparar en 48 megapíxeles. Las fotos tienen una iluminación más pobre y las diferencias a nivel de detalle no compensan el tiempo que se tarda en hacer una foto.

Es una función curiosa para probar al tomar fotos de paisajes o de escenas amplias, pero a título personal, recomiendo los 12 megapíxeles por una cuestión de velocidad y practicidad. Otro asunto es que queramos imprimir las imágenes en formatos grandes, en cuyo caso quizá sí merezca la pena, pero para guardar recuerdos o compartir fotos en redes sociales, los 12 megapíxeles cumplen con creces.

Fotos de noche

Foto Noche 1 Foto tomada con el sensor principal.

Cuando es de noche, las fotos tienden a "acuarelarse" para reducir el nivel de ruido. El efecto funciona a simple vista, pero cuando ampliamos vemos que los bordes están más difuminados y que el nivel de detalle se resiente. Sea como fuere, no podemos olvidar que es un gama media y que tampoco podemos pedirle peras al olmo, así que, en resumen, podemos decir que, sin ser la mejor fotografía nocturna de su gama, el sensor principal salva la escena.

Gran Angular Noche Foto tomada con el gran angular.

El gran angular es mejor no usarlo, directamente. Es un sensor mucho menos luminoso y las imágenes nocturnas salen demasiado apagadas. Si de día las diferencias eran notables, de noche se acentúan mucho más. En las zonas oscuras se pierde toda la información y las zonas luminosas tienen poco detalle. Por norma general, el gran angular suele ser el que peor rinde de noche en casi todos los smartphones, y el Honor 9X Pro no es una excepción.

Zoom X2 Noche Foto tomada con zoom x2.

En cuanto al zoom, de noche se nota mucho más que estamos haciendo cropping. El resultado es suficiente en términos generales, pero el efecto acuarela se hace muy evidente al ampliar un poquito y las líneas están menos definidas. La conclusión es que puede valer para capturar una escena puntual si somos conscientes de que vamos a sacrificar detalle y nitidez.

Modo noche

¿Y qué es un móvil de 2019-2020 sin su correspondiente modo noche? El Honor 9X Pro tiene el suyo y funciona como en todos los smartphones: lo activamos y dejamos el teléfono quieto durante unos segundos mientras el sensor recoge luz. ¿Resultado? Una foto con las sombras levantadas, colores más acentuados y algo más de claridad y detalle.

Modo Noche La escena anterior, pero capturada con el modo noche.

Poco a poco, Huawei y Honor han ido mejorando este modo para que el resultado sea más natural y, si bien la imagen sin modo noche es más fiel a lo que vemos con nuestros propios ojos, el resultado que nos ofrece este terminal es correcto. A mí me sigue pareciendo algo artificial (principalmente por cómo se potencian las luces altas y se levantan las sombras), pero reconozco que el modo noche ha ido mejorando con el paso del tiempo.

Selfie y modo retrato

Selfie Dia Selfie de día.

Pasamos al selfie y al modo retrato, donde hay diferencias más que notables entre el día y la noche. El selfie diurno es bastante bueno, ya que se conservan los detalles del sujeto y el HDR es capaz de recuperar las luces altas. Los colores están bien conservados y, salvo que ampliemos, no notaremos el procesado de la imagen. La cámara delantera se disfruta mucho de día, salvo que activemos el modo retrato.

Retrato Dia Modo retrato de día.

El modo retrato se activa por defecto cuando pasamos a la cámara interna, pero no aplica el filtro. Para ello, el usuario debe elegir manualmente uno de los tantos que hay en la app, o sea que el modo retrato sin filtro es un selfie de toda la vida. Me parece un paso completamente innecesario como me lo pareció en el Huawei P40.

Pero yendo a la foto, es más bien regular. El sujeto sale bien, pero el recorte de los bordes es poco natural y la imagen luce demasiado artificial. Además, a diferencia del selfie, el HDR no rescata las luces altas, por lo que los fondos tienden a salir quemados.

Selfie Noche Selfie de noche.

De noche, la cámara delantera pierde puntos. El nivel de detalle se resiente y la escena sale más lavada. La cámara salva la papeleta porque la exposición es buena y los colores están bien conservados, pero la foto final deja que desear. Además, en situaciones de menos luz, el ruido no tarda en hacer acto de presencia. La piel no está bien tratada y todo el fondo sale empastado. La cámara delantera, simple y llanamente, no convence cuando es de noche.

Retrato Noche Modo retrato de noche.

Más grave es todavía con el retrato. Podríamos repetir las palabras del gran angular: de noche, mejor no usarlo. El nivel de detalle del sujeto es pobre y, si bien el recorte es relativamente preciso para ser una escena nocturna, la foto en general es mala.

Vídeo

El vídeo tiene bastante margen de mejora. Teóricamente, el dispositivo usa inteligencia artificial para estabilizar el clip, pero se nota que no tenemos un sistema de estabilización que funcione correctamente. El nivel de detalle es suficiente y las luces están bien gestionadas de día, mientras que de noche se aprecia muchísimo el ruido y la nitidez se resiente. El resultado final es un vídeo en el que se notan demasiado los saltos y que no termina de convencer.

Los dos vídeos de prueba que os dejamos más abajo han sido grabados andando a un paso normal sujetando el dispositivo con dos manos. La resolución es FullHD a 60 FPS, lo máximo que nos permite el dispositivo.

Honor 9X Pro, la opinión y nota de Xataka

Honor 9x Pro 10

Llegados a este punto, toca concluir y valorar el Honor 9X Pro. Es un dispositivo que, si bien rinde correctamente y tiene buena autonomía, no ofrece una experiencia fotográfica homogénea y un software completo. Además, no aporta nada nuevo al segmento de la gama media y no tiene un elemento diferencial que lo haga más llamativo. La sensación final es que estamos ante un gama media más.

El problema es que el Honor 9X Pro tiene otro punto a contemplar: no tiene los servicios de Google. Y sí, es algo que se puede solventar con paciencia, archivos APK y versiones web de ciertos servicios, pero es innegable que la experiencia es peor que la ofrecida por terminales de otras marcas que compiten en precio y especificaciones con este modelo. ¿Satisfará a aquellos que quieran un terminal asequible para usar WhatsApp y poco más? Sin duda, pero se ha de ser consciente de que se han de asumir ciertos sacrificios.

7,7

Diseño8,5
Pantalla8,5
Rendimiento8,5
Cámara7,5
Software4,75
Autonomía8,5

A favor

  • La batería, capaz de ofrecernos una autonomía suficiente para aguntar dos días
  • Buen rendimiento incluso en juegos pesados.
  • El lector de huellas funciona realmente bien.

En contra

  • Las cámaras no terminan de convencer, sobre todo de noche.
  • No tener los servicios de Google sigue siendo una barrera de entrada.
  • La carga es bastante lenta.

El terminal ha sido cedido para el análisis por parte de Honor. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios