Publicidad

Amazon Echo Input, análisis: así rinde el dispositivo que lleva a Alexa a cualquier altavoz
Análisis

Amazon Echo Input, análisis: así rinde el dispositivo que lleva a Alexa a cualquier altavoz

Publicidad

Publicidad

La familia de altavoces Echo dotados del asistente inteligente Alexa es lo suficientemente amplia para que resulte relativamente sencillo encontrar un modelo que encaje con nuestras necesidades y presupuesto. El más pequeño, el altavoz Echo Dot, es interesante por su moderado precio y mínimo tamaño. El mediano, el modelo Echo «a secas», suena mejor que el Echo Dot, pero es más caro. El Echo Plus es el que nos ofrece el sonido más convincente, pero también es la versión más cara de todas. Y, por último, el elegante Echo Spot tiene un diseño resultón y una pantalla que amplía las posibilidades de interacción.

Como veis, la oferta no está nada mal, pero Amazon tenía una deuda pendiente: lanzar un dispositivo dedicado, sin altavoz, que nos permita integrar Alexa en cualquiera de nuestros altavoces y equipos de sonido, aunque sean antiguos. La buena noticia es que este nuevo miembro de la familia Echo ya está disponible, se llama Echo Input y hemos podido probarlo a fondo para contaros qué nos propone, cómo rinde y qué usuarios pueden sacarle partido.

Amazon Echo Input: especificaciones técnicas

En las fotografías que ilustran este artículo podéis ver que el nuevo Echo Input tiene forma de disco aplanado gracias a su altura de solo 14 mm. Puede permitirse tener un recinto tan compacto debido a que en su interior no incorpora ningún altavoz, sino únicamente la lógica necesaria para hacer posible el funcionamiento de Alexa y resolver la conectividad de este dispositivo. A partir de aquí su vocación es evidente: está diseñado para trabajar codo con codo con un altavoz externo, dotándolo de la funcionalidad que contempla Alexa y de conectividad inalámbrica.

El primer requisito que nos interesa conocer es que el enlace entre el dispositivo Echo Input y nuestro altavoz o equipo de sonido debe efectuarse a través de Bluetooth o utilizando el cable con conectores de tipo jack de 3,5 mm incluido en el paquete. Estas dos formas de conexión flexibilizan mucho el abanico de altavoces que pueden entenderse con este producto, pero yo echo de menos, y aquí llega mi primera crítica, que, además de incluir el cable con los conectores minijack, Amazon hubiese incluido también un cable de jack de 3,5 mm a doble RCA porque con él se puede conectar con sencillez a cualquier equipo de audio que no tenga Bluetooth. Y el impacto de este cable en el precio del producto debería ser mínimo.

Para conectar un dispositivo Echo Input a un altavoz externo podemos utilizar tanto un enlace Bluetooth como la salida de audio analógica en formato jack de 3,5 mm

En la fotografía que tenéis debajo de este párrafo podéis ver que los únicos conectores físicos que incorpora este Echo Input son la salida de audio de tipo jack de 3,5 mm y un puerto micro-USB que utilizaremos para proporcionar la alimentación eléctrica al dispositivo. Esto es todo. Los dos cables y el adaptador que nos permite alimentarlo conectándolo a una toma eléctrica están incluidos en el paquete. Por otro lado, en la parte superior del recinto incorpora dos botones. Uno de ellos sirve para cancelar el micrófono e impedir que el asistente inteligente continúe recogiendo lo que decimos, y el otro nos ayuda a interactuar con Alexa sin necesidad de pronunciar la palabra de activación, que por defecto es 'Alexa', aunque podemos cambiarla por cualquier otra una de las dos alternativas disponibles: 'Amazon' y 'Echo'.

Echoinputconexiones

En la parte superior del dispositivo residen también el diodo LED de actividad, que nos indica en qué estado se encuentra nuestro Echo Input en un momento determinado (en proceso de configuración, en estado de escucha activa, con la escucha desactivada, etc.), y los cuatro micrófonos a los que recurre para recoger nuestra voz. Su habilidad a la hora de «escucharnos» es equiparable a la de los demás dispositivos de la familia Echo, por lo que no hace falta que nos acerquemos cuando queramos dar una orden a Alexa. Interpreta correctamente nuestras peticiones aunque estemos relativamente alejados y escuchando música gracias al algoritmo de filtrado y cancelación del ruido de ambiente implementado por los ingenieros de Amazon, que casi con total seguridad es el mismo utilizado en los altavoces Echo.

AMAZON ECHO INPUT Características
ASISTENTE DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL Amazon Alexa
DOTACIÓN DE MICRÓFONOS 4 micrófonos omnidireccionales
CONECTIVIDAD INALÁMBRICA WiFi 802.11ac
Bluetooth con perfiles A2DP y AVRCP
CONECTIVIDAD FÍSICA Salida de audio a través de jack de 3,5 mm
BOTONES DE INTERACCIÓN Botón de apagado del micrófono
Botón de acción
OTRAS CONEXIONES Alimentación mediante puerto micro-USB
COMPATIBILIDAD DE LA APP ALEXA Android, iOS y Fire OS
DIMENSIONES 14 x 80 x 80 mm
PESO 79 g
PRECIO 39,99 euros

Sí, esta Alexa es la misma de siempre

El proceso de configuración de este dispositivo es muy sencillo. Lo primero que nos interesa hacer es instalar la app Amazon Alexa en nuestro smartphone, que está disponible para Android, iOS y Fire OS. Después tendremos que conectar nuestro Echo Input a una toma de corriente eléctrica, y si queremos enviar el sonido a nuestro altavoz utilizando la salida en formato jack de 3,5 mm es un buen momento para enlazar ambos dispositivos usando el cable incluido en el paquete. Si, por el contrario, nos decantamos por la conexión Bluetooth, tendremos que esperar un poco más para llevar a cabo el enlace.

La configuración de este dispositivo es sencilla, pero tenemos que instalar previamente la app Amazon Alexa en nuestro móvil y habilitar el Bluetooth

El siguiente paso requiere iniciar la app que hemos instalado previamente en nuestro móvil y tocar en el icono 'Dispositivos' alojado en la esquina inferior derecha de la interfaz. Ahora tocad en el símbolo '+' que veréis en la esquina superior derecha, y después en 'Añadir dispositivo'. Cercioraos de que tenéis la conectividad Bluetooth habilitada en vuestro smartphone y tocad sobre el icono identificado como 'Amazon Echo'. Por último, elegid el dispositivo 'Echo Input'. A partir de aquí la app tomará el control para conectarse al nuevo dispositivo Echo mediante Bluetooth y transferirle los parámetros necesarios para habilitar la conexión de red vía WiFi. Esto es todo. En adelante el dispositivo Echo Input permanecerá conectado a nuestra red a través de un enlace WiFi y a nuestro altavoz mediante la salida jack de 3,5 mm.

Si necesitamos que el enlace con el altavoz se lleve a cabo a través de Bluetooth solo tenemos que colocarlos a una distancia mínima de 1 metro pero dentro de la zona de cobertura, iniciar la app Amazon Alexa, tocar en el icono 'Dispositivos' y después en 'Echo y Alexa'. Ahora tocaremos en la entrada 'Echo Input de XXXX', donde XXXX será el nombre con el que nos hemos identificado ante la app y, por último, tendremos que tocar en 'Dispositivos Bluetooth'. Lo único que nos queda es activar la conexión en el altavoz y esperar hasta que la app de Amazon Alexa lo identifique. Cuando lo haga, seleccionadlo y listo. Ya tenemos los dos dispositivos conectados a través de Bluetooth.

Interfazappalexa

Una vez que tenemos nuestro Echo Input configurado y conectado a nuestro altavoz podemos empezar a interactuar con Alexa de la misma forma en que lo haríamos con cualquier otro miembro de la familia Echo. Las prestaciones que nos ofrece el asistente inteligente a través de un dispositivo Echo Input son exactamente las mismas a las que podemos acceder con cualquier altavoz de esta familia. Una buena forma de romper el hielo consiste en preguntarle 'Alexa, ¿qué puedo decir?'. El asistente inteligente nos ofrecerá algunos ejemplos que ilustran el tipo de preguntas que podemos hacerle, a qué servicios podemos acceder y qué información puede proporcionarnos.

Podemos pedirle que reproduzca una emisora de radio (el servicio que incorpora para reproducir la radio es TuneIn), que active un temporizador, que nos lea un audiolibro de nuestra biblioteca Kindle, que ponga una alarma, que nos recuerde algo a una hora determinada, etc. Otra prestación interesante consiste en pedir a Alexa que reproduzca música. Podemos pedirle que reproduzca canciones de un grupo o un cantante en particular, de un género determinado, o, incluso, que nos ponga un tema concreto. El servicio que utiliza Alexa por defecto es Amazon Music, pero si tenemos configurada una cuenta de pago en Amazon Music Unlimited o Spotify recurrirá a estos servicios porque tienen un catálogo mucho más amplio que el que nos ofrece la modalidad gratuita de Amazon Music.

También podemos enviar al dispositivo Echo Input la música que tenemos almacenada en nuestro smartphone o tableta enlazando previamente ambos aparatos mediante una conexión Bluetooth desde la sección 'Dispositivos' de la app Amazon Alexa. Otra posibilidad interesante, si tenemos varios altavoces de la familia Echo, consiste en integrar el altavoz al que acabamos de dotar de «inteligencia» conectándole el dispositivo Echo Input en una instalación de sonido multihabitación que administraremos utilizando nuestra voz y la app. Además, si tenemos algún elemento de domótica compatible con Zigbee podremos controlarlo a través de este asistente inteligente.

Tampoco puedo pasar por alto las skills de Alexa, que son unas aplicaciones que pueden ser administradas por la inteligencia artificial de Amazon y que nos ayudan a ampliar la funcionalidad de los dispositivos de la familia Echo. Se instalan y desinstalan desde la tienda de skills de la app Amazon Alexa, y se comportan de una forma muy similar a las apps que todos instalamos en nuestros teléfonos móviles. Hay skills de todo tipo: lectores de noticias, partes meteorológicos, recetas de cocina, información acerca de las películas en cartelera, herramientas educativas, etc. Nosotros también tenemos las nuestras (Xataka Now, Directo al Paladar y Noticias SensaCine), así que os invitamos a probarlas si tenéis curiosidad.

Los dispositivos Echo Input nos permiten interactuar con Alexa de la misma forma en que lo haríamos con cualquier otro miembro de la familia Echo

Otra herramienta muy práctica que Alexa pone en nuestras manos es la creación de listas personalizadas. Podemos crear una lista de la compra, listas de tareas o cualquier otra enumeración de ideas que se nos ocurra. Para añadir o eliminar ítems de cualquiera de estas listas solo tenemos que pedírselo al asistente más o menos así: 'Alexa, añade huevos a la lista de la compra'. Las listas se mantendrán permanentemente actualizadas en la app, así que podemos acceder a ellas en cualquier momento utilizando nuestro smartphone.

La última prestación de la que me gustaría hablaros son las rutinas, que nos permiten asociar una o más acciones a una frase de nuestra elección. Desde la app podemos programar una rutina que, por ejemplo, provoque que el asistente nos informe acerca del parte meteorológico, el estado del tráfico y ponga nuestra cadena de radio favorita cada vez que digamos 'Alexa, buenos días', o cualquier otra frase que elijamos.

La calidad del sonido no depende solo del altavoz: también del dispositivo Echo Input

Como hemos visto a lo largo del artículo, podemos enviar el audio desde el dispositivo Echo Input a nuestro altavoz de dos formas diferentes: utilizando la salida en formato jack de 3,5 mm y a través de un enlace Bluetooth. Si nos decantamos por la primera opción estaremos transportando el sonido hasta el altavoz mediante una señal analógica, por lo que utilizaremos el DAC integrado dentro del Echo Input. Este componente se encarga de la conversión del audio del dominio digital al analógico, y puede tener un impacto importante en la calidad del sonido.

Por el contrario, si elegimos la otra opción y transportamos el sonido hasta el altavoz mediante un enlace Bluetooth, este último lo recibirá en formato digital y será el DAC del propio altavoz el que llevará a cabo la conversión. En este último escenario de uso la calidad de sonido está determinada sobre todo por el altavoz, su DAC y su circuitería de amplificación, mientras que en el otro escenario, en el que usamos la salida analógica del Echo Input, la responsabilidad sobre la calidad de sonido que obtendremos se la reparten el propio Echo Input y el altavoz.

Es importante que tengamos en cuenta todo esto porque puede ayudarnos a elegir la estrategia de conexión que mejor se adapta a nuestras necesidades y nos ofrece la mejor calidad de sonido. Aun así, hay otro elemento que condiciona seriamente el audio desde su origen y del que aún no hemos hablado: el bitrate que nos ofrece el servicio de streaming que estamos utilizando. Y es que entre unos y otros puede haber una diferencia de calidad relativamente importante que quizá apreciemos si enviamos el tren de datos a un altavoz o un equipo de sonido de gama alta capaz de recuperar mucho detalle a partir de la información que recibe. Los dos servicios con los que trabaja Alexa por defecto, que son Amazon Music Unlimited y Spotify, nos ofrecen un bitrate de hasta 256 y 320 Kbps respectivamente.

Echoinputsonido

Amazon Echo Input: la opinión de Xataka

Este recién llegado a la familia de dispositivos Echo con Alexa es muy bienvenido. Y es que ocupa un hueco que hasta ahora estaba vacante al permitirnos dotar de conectividad inalámbrica y de un asistente inteligente a un altavoz o un equipo de sonido que carece de estas prestaciones. Además, es una solución relativamente económica, fácil de ocultar gracias a su reducido tamaño, su instalación y configuración son sencillas, y, de propina, cuesta muy poco familiarizarse con ella gracias a la lograda experiencia que nos ofrece Alexa.

La única pega de cierta importancia que puedo poner a este dispositivo os la adelanté unos párrafos más arriba: su conectividad es limitada. Si queremos conectarlo a un equipo de cierta envergadura que carece de Bluetooth pero que incorpora un buen DAC no nos quedará más remedio que usar la salida en formato jack de 3,5 mm y despreciar el conversor D/A del equipo de audio, que posiblemente será de mejor calidad que el DAC del Echo Input. Si el dispositivo de Amazon tuviese una salida digital este problema estaría resuelto. Quizá la compañía estadounidense nos sorprenda y amplíe su conectividad en futuras revisiones. Y, puestos a pedir, si lo rebaja un poco para que la diferencia de precio entre el Echo Input y el Echo Dot sea mayor, mucho mejor para nosotros, los usuarios.

Echoinputconclusion

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Amazon. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Amazon

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir