Compartir
Publicidad

Una pulsera Fitbit, y sus datos, vuelven a ser claves en un juicio en Estados Unidos

Una pulsera Fitbit, y sus datos, vuelven a ser claves en un juicio en Estados Unidos
4 Comentarios
Publicidad

La cuantificación de datos puede ser más o menos útil a nivel personal: saber cuántos pasos damos o la calidad de nuestro sueño puede que sea relevante para pocos cuando hay juicios de por medio esta información puede ser una prueba más. De hecho, no es la primera vez que una pulsera de cuantificación se utiliza para demostrar algo en un tribunal.

Jeannine Risley, una mujer de 43 años, puso una denuncia en marzo acusando a un hombre de haber entrado a su casa a robarla y posteriormente abusar de ella sexualmente. Según comenzó la investigación todo apuntaba a que efectivamente así había ocurrido. Sin embargo, al tiempo apareció un elemento clave: una pulsera de Fitbit.

Información relevante pero no prueba irrefutable

Risley aseguró haber perdido la pulsera durante el forcejeo que mantuvo con el presunto ladrón. Sin embargo, tras aparecer el accesorio decidieron analizar los datos y descubrieron que había algo que no cuadraba: la pulsera había registrado actividad física antes. De hecho, no estaba durmiendo y el dispositivo registró movimientos y pasos.

Este hecho vino acompañado de otro detalle que salió anteriormente en el juicio: aquella noche nevó y no se encontraron huellas de botas por ningún lado. Con toda esta información, el tribunal dio un giro a la investigación y retiró los cargos contra el presunto ladrón y, por otro lado, castigar Risley por falsa alarma a la seguridad pública, manipular pruebas y dar un informe falso.

¿Se pueden usar los datos de las pulseras cuantificadoras como pruebas en otros países? Hace tiempo hablamos de este tema en profundidad cuando salió el primer caso donde se utilizaron los datos de una pulsera como prueba en un juicio. Es una prueba más pero no es absoluta, al final dependerá del juez si decide que es aplicable o no al caso.

Es muy difícil que se considere una prueba irrefutable de por sí ya que no hay una certificación que asegure que los datos correspondan con la persona. En este caso, había más pruebas que acompañaban a que la decisión del juez fuera por otro lado como por ejemplo la no existencia de marcas de pisada en la entrada de la casa de la mujer.

Vía | TrustedReviews

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio