Compartir
Publicidad
Atlas Wristband2, análisis: ¿puede un wearable cuantificar nuestro entrenamiento de fuerza?
Wearables

Atlas Wristband2, análisis: ¿puede un wearable cuantificar nuestro entrenamiento de fuerza?

Publicidad
Publicidad

Cada día son más los wearables dedicados al ejercicio físico que tenemos en el mercado, la mayoría de ellos orientados a las actividades cardiovasculares como correr, ya que son las más sencillas de cuantificar. Sin embargo, se van haciendo un merecido hueco los wearables destinados al entrenamiento de fuerza, ese que podemos hacer con pesas en el gimnasio o con nuestro propio peso corporal al aire libre.

Si hace un par de semanas os hablábamos del sensor Beast, un cuantificador para evaluar la velocidad de nuestros levantamientos en tiempo real, hoy os traemos otro wearable que se centra más en el "cómo" que en el "cuánto". Con vosotros, un nuevo dispositivo orientado al entrenamiento de fuerza: Atlas Wristband2.

¿Qué es exactamente Altlas Wristband2?

Atlas Wristband2 es un wearable específicamente diseñado para el entrenamiento de fitness que podemos usar tanto dentro del gimnasio como en nuestros entrenamientos al aire libre. Su diseño, similar al de un reloj de muñeca de dimensiones algo inusuales, nos permite llevarlo en la muñeca (está diseñado para usarse en la muñeca izquierda o de la mano no dominante) desde donde reconoce casi todos nuestros movimientos.

Lo primero que nos llama la atención de este wearable es su curioso diseño: por un lado tenemos la correa, fabricada en plástico y disponible con dos colores diferentes en su interior (verde y amarillo, mientras que el exterior es siempre negro) y por otro lado tenemos el sensor propiamente dicho, con una pantalla OLED táctil de 128x64 píxels. Las dos piezas de este wearable se unen mediante un fuerte imán que impide que se mueva hagas el ejercicio que hagas.

Atlas-Wristband2

Para cargarla (mediante una entrada microUSB que se conecta al ordenador o a la corriente) tendremos que separar el sensor de la correa. Tarda relativamente poco en cargarse, no más de un par de horas, y su batería de polímero de litio tiene una autonomía de unas cuatro horas y media o cinco horas registrando entrenamientos; ideal para cargarla el domingo y tenerla lista para toda la semana.

Atlas Wristband2 registra todos nuestros movimientos en los que esté implicada la muñeca mediante sus tres sensores: un acelerómetro de tres ejes, un giroscopio de tres ejes y un sensor de inercia. Además, cuenta con un pulsómetro óptico integrado que mide nuestra frecuencia cardíaca de forma continua mientras estamos entrenando. Se conecta vía bluetooth con la aplicación específica en nuestro teléfono móvil, y necesitaremos pulsar el botón sync (no lo hace de manera automática) cuando queramos sincronizarla. La parte buena es que no necesitamos llevar el móvil encima para entrenar con esta pulsera.

La pulsera Atlas Wristband2 es sumergible hasta 30 metros o 3ATM y, aunque de primeras nos puede parecer un poco "mazacote" (su grosor es de 1,4 centímetros) la verdad es que no es incómoda una vez puesta, ya que es bastante ligera. Parte de la pantalla queda apoyada directamente sobre el antebrazo, pero como no es molesto.

¿Cómo empezar a entrenar con Atlas Wristband2?

Atlas-Wristband2

Lo primero que tenemos que hacer antes de ponernos a entrenar con Atlas es descargar la aplicación específica (gratuita y disponible para Android e IOS) y calibrar la pantalla de nuestro wearable para delimitar cada una de las tres zonas en las que podemos pulsar. Una vez hecho esto rellenamos los datos de nuestro perfil en la aplicación, que nos servirán para la estimación de calorías gastadas durante el ejercicio (junto con la elección de los propios ejercicios y la frecuencia cardíaca).

Una de las cosas muy buenas de este wearable es que funciona de forma autónoma y no necesitamos llevar el móvil encima para que registre los entrenamientos. En este sentido quizás estaría bien que en próximas actualizaciones le incluyeran algo de memoria para poder meter música y conectar unos cascos bluetooth, ya que muchas de las personas que entrenan lo suelen hacer acompañados de su banda sonora particular.

En nuestra pulsera vemos que podemos realizar dos tipos distintos de entrenamiento: rutinas guiadas o guided workouts o entrenar por libre o freestyle.

Entrenamientos guiados

Atlas-Guided-Workouts

Los entrenamientos guiados son aquellos que vienen ya pre-cargados en la aplicación y con los que podemos empezar a entrenar inmediatamente. Solamente tenemos que seleccionar el entrenamiento que vamos a realizar en la app de entre los muchos que contiene, sincronizarlo con nuestra pulsera y ya nos podemos ir a entrenar sin ningún otro gadget encima, solo con la pulsera.

En los entrenamientos guiados la pulsera nos va diciendo qué ejercicio debemos hacer, cuántas series y cuántas repeticiones: las identifica y las cuenta de forma automática

La pulsera nos va indicando en su pantalla cuál es el ejercicio que tenemos que hacer, cuántas repeticiones, cuántas series y cuánto tiempo de descanso entre ellas. Nosotros solo debemos mirar la pantalla para saber cuál es el que nos toca y hacerlo, ya que la pulsera lo reconoce automáticamente con nuestros movimientos y va contando cada una de las repes. Lo único que tenemos que hacer nosotros es introducir el peso que vamos a mover, y modificarlo en cada ejercicio o en cada serie si fuera necesario. Al terminar una serie, la pulsera vibra para avisarnos, de modo que no es necesario que nosotros contemos las repeticiones.

Dentro de los entrenamientos guiados también podemos confeccionar nuestra propia rutina de entrenamiento con los ejercicios que y vienen pre-cargados en la aplicación (y que incluyen tips y vídeo explicativo) o con los que nosotros vayamos "enseñándole" nuevos. Lo único que tenemos que hacer es, antes de entrenar, en la app, ir seleccionando los ejercicios, series y repeticiones que queremos incluir en nuestra rutina (el peso, como en el caso anterior, hay que introducirlo in situ, por si realizamos algún cambio). Una vez diseñada nuestra rutina, sincronizamos la pulsera para cargarla en ella y ya nos podemos ir a entrenar.

Entrenamientos freestyle

Atlas-Freestyle

El otro modo de entrenamiento que tiene Atlas Wristband2 es quizás el más innovador en cuanto a wearables de entrenamiento: el entrenamiento freestyle. Con esta modalidad de entrenamiento, nosotros vamos haciendo los ejercicios que queramos y la pulsera automáticamente reconoce el ejercicio sin necesidad de que nosotros le digamos nada (a excepción del peso, como en el caso anterior): ella sola identifica cada ejercicio gracias a los distintos movimientos de la muñeca y cuenta repeticiones y series.

En el modo freestyle la pulsera reconoce los ejercicios que hagamos y los va "apuntando" en su memoria junto con las series y las repeticiones

Es importante que antes de empezar a entrenar en estilo freestyle seleccionemos los ejercicios que creemos que podremos hacer en un momento dado y los carguemos en la pulsera. En una primera versión de la pulsera solo se podían cargar 15 ejercicios en el modo freestyle, pero actualmente podemos cargar todos los que queramos. Lo que yo hice fue cargarlos todos, en previsión de que los pudiera necesitar, pero no es estrictamente necesario; por ejemplo, hay ejercicios pre-cargados con TRX, y si sabemos a ciencia cierta que no los vamos a hacer porque no trabajamos con ese material, pues no hace falta que los carguemos.

Al terminar nuestra rutina solo tenemos que "avisar" mediante el botón lateral a Atlas Wristband2 y sincronizarla con la app en ese momento o más tarde, ya que el entrenamiento queda guardado en la pulsera. Ya en la aplicación podremos ver un resumen de toda nuestra rutina (esto lo veremos con más detenimiento cuando hablemos de la aplicación móvil).

Modo aprendizaje

Atlas-Wristband2

Sin duda lo que puede diferenciar a Atlas Wristband2 de otras pulseras similares es su modo de aprendizaje: a través de esta función podemos "enseñar" a la pulsera a reconocer nuevos ejercicios que no estén pre-cargados en su memoria y así incluirlos en nuestras futuras rutinas de entrenamiento. Una función muy útil que nos permite no limitarnos a los ejercicios previamente cargados y a incluir incluso ejercicios diseñados por nosotros mismos.

La función de "aprendizaje" nos permite enseñar a la pulsera ejercicios nuevos y grabarlos para que los reconozca posteriormente

Para entrar en el modo de aprendizaje simplemente en la app vamos a la biblioteca de ejercicios y seleccionamos new exercise. La app nos pedirá el nombre del nuevo ejercicio y cuántas repeticiones vamos a hacer para grabarlo (cuantas más repeticiones hagamos, mejor nos aseguraremos de que la grabación del movimiento es correcta). A continuación, nos ponemos la pulsera y comenzamos a grabar (y le avisamos cuando hemos terminado).

Una vez el movimiento del ejercicio se ha grabado en la pulsera, la app nos pedirá que definamos qué grupos musculares trabajan en este ejercicio y aproximadamente en qué medida (para saber cuál es el músculo objetivo del ejercicio y cuáles son los sinérgicos). Desde esta misma pantalla de edición podemos ya sincronizarlo con nuestra lista de ejercicios para que esté disponible en nuestras sesiones freestyle.

Una app que no solo monitoriza: nos habla de la calidad de nuestro entrenamiento

Atlas-Wristband2

La app Atlas (disponible para IOS y Android) es la clave para usar la pulsera de forma adecuada. Desde la app no solo podemos preparar nuestros entrenamientos: también podemos ver todo nuestro resumen de la sesión una vez hemos terminado, con información sobre muchos aspectos de esta.

En la pantalla principal a la que accedemos después de sincronizar la app con nuestra pulsera para descargar el entrenamiento que acabamos de hacer podemos ver, en una primera pantalla, cuántas calorías aproximadamente hemos quemado, nuestra frecuencia cardíaca media durante el entrenamiento (recuerda que la pulsera dispone de un pulsómetro integrado), cuál ha sido la duración del entrenamiento y qué músculos hemos trabajado, con un porcentaje de cada gran grupo muscular (abdomen, brazos, espalda, pecho, glúteos y piernas).

Atlas-Wristband2

Un poco más abajo aparece el listado de los ejercicios que hemos realizado, cada uno con sus repeticiones y los kilos que hemos cargado (esto lo podemos editar a posteriori, de modo que no es estrictamente necesario ir poniendo todos los kilos que movemos durante nuestro entrenamiento, sino que podemos hacerlo al final) y una nota en forma de letra que nos indica cómo ha sido la técnica de nuestro movimiento (A es sobresaliente, B está bien y C es mejorable). La técnica está indicada en relación a la grabación de los ejercicios que hemos hecho previamente en la sección de "aprendizaje" o según la técnica usada por los expertos de Atlas (en el caso de los ejercicio pre-cargados en la app).

La app nos da información sobre series, repeticiones, calorías, frecuencia cardíaca, técnica y orientación del entrenamiento

En la pestaña de "cardio" podemos ver la evolución completa de nuestra frecuencia cardíaca durante el entrenamiento, y también ejercicio por ejercicio. Esto es muy útil para conocer en cuál de nuestras zonas de ritmo cardíaco estamos trabajando en cada momento, lo que nos da una idea certera de la intensidad con la que hemos entrenado.

En la pestaña "focus" podemos ver qué tipo de entrenamiento hemos hecho (orientado a la quema de grasa, a la tonificación, a lo que ellos llaman transform y que yo traduciría también como tonificación o a la hipertrofia) en función de la velocidad de nuestros levantamientos, del número de repeticiones realizadas y del tiempo de descanso entre cada serie. Estas son tres variantes a tener muy en cuenta durante nuestro entrenamiento, y que pueden definir la finalidad del mismo. A través de Atlas, una vez que conocemos estos datos, podemos re-orientarlos para maximizar nuestro entrenamiento y orientarlo a nuestros objetivos concretos.

Mi experiencia entrenando con Atlas Wristband2

Atlas-Wristband2

He probado la Atlas Wristband2 tanto en el modo freestyle como en los entrenamientos guiados y en la función de aprendizaje, y debo decir que estoy gratamente sorprendida, sobre todo con los primeros. Al principio era muy escéptica en cuanto a que una pulsera pudiera reconocer los ejercicios realizados con el simple movimiento de la muñeca, sobre todo en los casos de ejercicios en los que los brazos no son el grupo muscular principal como puede ser una sentadilla, pero Atlas lo hizo muy bien con la mayoría de ejercicios que traía pre-cargados. No solo los reconoce, sino que cuenta las repeticiones de forma adecuada, sin saltarse ninguna y sin añadir de más.

Eso sí, debemos asegurarnos de que los ejercicios que vamos a hacer en una sesión freestyle están ya cargados en la aplicación, porque de otro modo puede confundirlos con otros similares. Por ejemplo, en una de las sesiones freestyle realicé curl de bíceps en polea baja (que no está en la app de primeras) y lo confundió con curl de bíceps con mancuerna (que sí está precargado). Una confusión entendible y que podemos solucionar "enseñándole" el nuevo ejercicio.

Otra cosa son ciertos ejercicios, como las dominadas, en los que el movimiento del antebrazo es tan sumamente sutil que la pulsera no es capaz de detectarlo. Todavía no he encontrado un gadget que, colocándose en la muñeca, identifique o mida las repeticiones de las dominadas (en el caso de Beast, el medidor de velocidad, hay que colocarlo en la espalda o en el cinturón), así que de momento seguimos buscando.

¿Qué ocurre con los movimientos unilaterales, como puede ser un curl de bíceps alterno con mancuernas? ¿No lo reconoce, puesto que llevamos la pulsera en nuestro antebrazo izquierdo? Lo cierto es que sí reconoce el movimiento y lo distingue, por ejemplo, de una curl de bíceps con barra donde los dos brazos trabajan a la vez. No lo sé a ciencia cierta, pero imagino que distinguirá entre los dos ejercicios basándose en el tiempo de descanso entre repeticiones. Por ese lado podéis estar tranquilos, porque reconoce y distingue ambos.

Creo que una de las mejores cosas que nos puede aportar Atlas Wristband2 es el modo de aprendizaje: el hecho de poder "enseñarle" a la pulsera cualquier ejercicio abre el abanico de entrenamientos hasta el infinito y nos permite entrenar con cualquier tipo de material, sin tener que limitarnos a las barras o las mancuernas. Kettlebells, fitball, TRX, maceball... cualquier ejercicio que conlleve un movimiento de nuestro antebrazo es susceptible de entrar dentro del catálogo de Atlas.

Atlas Wristband2, la opinión de Xataka

Atlas-Wristband2

Atlas Wristband2 es un buen wearable de entrenamiento, sin duda uno de los mejores a tener en cuenta cuando hablamos de entrenamiento con cargas, sobre todo si estamos interesados no solo en la cuantificación, sino en conocer la calidad de nuestros movimientos y en orientar nuestros esfuerzos a conseguir objetivos concretos.

No es una pulsera cuantificadora al uso ya que su uso está destinado específicamente para el entrenamiento, no para llevarla todo el día encima. Su tecnología de aprendizaje y de cuantificación es sorprendente y su uso nos puede servir como motivación para mejorar en nuestros entrenamientos.

El precio de Atlas Wristband2 es de 199 dólares en su página web.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio