Compartir
Publicidad
Análisis de Beast, el cuantificador para entrenar con pesas en el gimnasio: así es como funciona
Análisis

Análisis de Beast, el cuantificador para entrenar con pesas en el gimnasio: así es como funciona

Publicidad
Publicidad

Alguien dijo una vez que "lo que no se puede medir, no se puede mejorar". Otro alguien que trabajaba desarrollando wearables lo debió escuchar y vio el filón en los accesorios cuantificadores para deportistas. Y es que desde hace unos años han aparecido cada vez más wearables dirigidos al mundo del deporte con los que podemos llevar un conteo de nuestros kilómetros recorridos, calorías gastadas, ritmos de carrera y un sinfín de datos más sobre nuestros entrenamientos.

Si os fijáis, la mayoría de estos wearables van dirigidos a deportes cardiovasculares: los tenemos a montones para corredores, ciclistas, incluso para nadadores... ¿Y qué hay del deporte de fuerza? ¿Es tan complicado cuantificar un entrenamiento con pesas? Parece que, por fin, los amantes de levantar hierros podrán (podremos) medir y mejorar nuestros entrenamientos con accesorios como Beast. Así funciona y así te ayuda.

Características básicas

Beast es un pequeño sensor de un tamaño semejante al de un reloj de pulsera (uno un poco grande) que nos colocamos en el antebrazo para poder cuantificar nuestros entrenamientos en peso libre. En los ejercicios para los que necesitamos barras o mancuernas el sensor se coloca en el antebrazo a través de una muñequera, mientras que en los ejercicios con nuestro propio peso corporal (como dominadas o flexiones) debemos colocarlo en la zona de la espalda a través de un chaleco especialmente diseñado para ello (si no disponemos del chaleco, vía libre a la imaginación: yo lo sujeto entre los tirantes del top deportivo). En el caso de entrenar con poleas, debemos colocar el sensor encima de las placas que vamos a levantar.

El sensor en sí mide 20x19x40 mm y tiene un peso de 38 gramos: es ligero y no molesta a la hora de llevarlo en el antebrazo. Posee una batería de ion de litio de carga rápida (un par de horas es suficiente para realizar una carga completa) que le da una autonomía de 8 horas de funcionamiento: lo ideal sería cargarlo una vez a la semana y poder utilizarlo para todos nuestros entrenamientos. Se carga a través de un cable USB que podemos enchufar al ordenador o a la corriente a través de un adaptador.

Beast

El sensor posee una luz led que nos indica si está cargando y si está en funcionamiento (lo encendemos a través de un pequeño interruptor en uno de sus lados más cortos). No posee ninguna pantalla, por lo que para utilizarlo necesitaremos descargar la app gratuita asociada al sensor. Una vez descargada en nuestro móvil (disponible para Android y para IOS), solo tenemos que asociar el sensor vía bluetooth (lo hace de forma automática) y comenzar a entrenar: veremos a tiempo real cómo estamos entrenando en el mismo momento en el que realizamos los ejercicios. A través de su giroscopio, acelerómetro y magnetómetro, el sensor mide la velocidad de los levantamientos en nuestro entrenamiento. Además, el sensor está imantado para asegurarlo a los distintos soportes o incluso colocarlo en las barras o mancuernas, aunque lo más recomendable es llevarlo en la muñeca.

Para ver cómo ha sido nuestra sesión una vez hemos terminado de entrenar, debemos ingresar en la página web con nuestra cuenta personal: allí podremos ver todos los detalles de los distintos ejercicios, series y repeticiones que hemos realizado durante nuestro entrenamiento, con gráficas de nuestro progreso.

¿Cómo es entrenar con Beast?

Beast-sensor A la izquierda, medición de velocidad de la barra en tiempo real. A la derecha, resumen tras haber terminado la serie: hay que meter más carga para llegar a la velocidad deseada.

Pero, ¿qué es lo que mide Beast? Esencialmente el sensor Beast mide la velocidad del levantamiento que realizamos, como hacen los tradicionales encoders. La diferencia sustancial entre un encoder (con el que trabajan los powerlifters, los atletas de fuerza y muchos atletas profesionales) y este sensor es que el Beast es muy pequeño, podemos llevarlo encima y usarlo de manera personal para todos los ejercicios que queramos, mientras que un encoder es mucho más grande, requiere un ordenador in situ para ver las gráficas, solo se puede utilizar en algunos ejercicios (los básicos de levantamiento vertical esencialmente) y no está al alcance de todos los bolsillos.

Básicamente lo que es Beast es un encoder adaptado al usuario general del gimnasio: tiene un precio más bajo (249 euros en su web) y solamente necesitamos un teléfono móvil en el que descargar su app para poder ver nuestro progreso de forma inmediata mientras estamos entrenando (para ver las gráficas completas y toda la información del entrenamiento debemos acceder a la web, aunque están trabajando para que estos datos sean también accesibles vía app).

Por supuesto, el encoder tradicional tiene un margen de error menor que este sensor, pero puede servirnos para registrar nuestros progresos y para maximizar nuestras ganancias en el entrenamiento a nivel usuario.

¿Y por qué es importante la velocidad de nuestros levantamientos?


El sensor Beast se basa en el velocity based training (VBT) o entrenamiento basado en la velocidad. Pero, ¿realmente es importante saber la velocidad con la que levantamos un peso? La respuesta corta es sí: la velocidad con la que levantamos nos da la clave para saber si el peso que estamos utilizando es el correcto para el objetivo que queremos conseguir en el gimnasio. Y ahora vamos con la explicación larga.

El VBT nos ayuda a determinar nuestra 1RM

Beast-sensor A la izquierda, medición de la potencia del levantamiento en tiempo real. A la derecha, gráfica que nos indica en qué objetivo nos hemos centrado durante el entrenamiento.

Normalmente estamos acostumbrados a trabajar con un número determinado de series y repeticiones dependiendo de si nuestro objetivo es ganar fuerza, hipertrofiar el músculo o definirlo. También, dependiendo de nuestro objetivo, debemos tener en cuenta el peso que debemos levantar, que generalmente se mide en porcentajes de nuestra 1RM o repetición máxima.

El sensor nos ayuda a establecer nuestra 1RM de forma segura mediante la medición de la velocidad del levantamiento

El primer problema aparece al querer establecer nuestra 1RM para, a partir de ahí, determinar los pesos que debemos mover en cada ejercicio. No solo no es una tarea sencilla, ya que requiere de un tiempo que muchas veces no tenemos, sino que además para principiantes puede derivar en una lesión y hay que medirla en unas condiciones determinadas (después de un buen descanso, sin signos de estrés y con una buena preparación mental, ya que el factor psicológico es importante). A esto debemos sumar que habría que renovar esa medición de nuestra 1RM en cada ejercicio cada poco tiempo, pues las variables no son las mismas cada día de entrenamiento.

A través de la medición de la velocidad con la que movemos la barra en un determinado ejercicio podemos establecer nuestra 1RM de manera muy sencilla. La relación entre fuerza y velocidad del levantamiento es inversamente proporcional: cuantos más kilos queramos levantar más despacio lo haremos. Sabiendo esto, dependiendo de la velocidad con la que levantemos la barra, estaremos entrenando nuestros músculos para un fin distinto.

Cuanto más se acerque nuestra velocidad de levantamiento a la zona de fuerza absoluta (entre 0,15 y 0,35 metros/segundo), más cerca estaremos de nuestra 1RM. Esto es sencillo de hacer con un sensor, incluso cada día si fuera necesario, y en todos los ejercicios que queramos, no solo en los básicos.

El VBT nos dice con qué peso debemos entrenar según nuestro objetivo

Beast-sensor a la izquierda, resumen de las 4 series de entrenamiento. A la derecha, gráfico con el resumen de la potencia de los levantamientos.

No entrenamos con el mismo peso si queremos conseguir más fuerza que si queremos hipertrofiar los músculos, y la carga con la que trabajamos a veces es difícil de determinar. A través de la medición de la velocidad del levantamiento nos aseguraremos de estar entrenando siempre con el peso adecuado, sea cual sea nuestro objetivo en la sala de pesas.

Antes de comenzar a entrenar, la app de Beast nos pide que le digamos cuál es nuestro objetivo: mejorar nuestra velocidad, aumentar la potencia del músculo, conseguir hipertrofia, mejorar nuestra fuerza máxima o simplemente registrar nuestros progresos. Una vez que le hemos dicho qué es lo que queremos trabajar y cuánto peso estamos levantando en un determinado ejercicio, la app registra la velocidad con la que movemos la barra y nos dice si tenemos que quitar o poner peso para llegar a la velocidad de levantamiento ideal para ese objetivo.

Al terminar la serie, la app te dice si debes subir o bajar peso en función de si tu objetivo es trabajar fuerza, hipertrofia, velocidad...

Esto sucede en tiempo real: lo vemos en la pantalla de nuestro móvil mientras estamos levantado. Por ejemplo, yo coloco el móvil sobre una de las patas del rack de sentadillas, preparo la barra y los discos, le digo que comience la cuenta atrás (tiene una cuenta atrás de 5 o 10 segundos para que te dé tiempo a sacar la barra y colocarte) y comienzo a levantar. En cada repetición podemos ver en la pantalla a qué velocidad estamos levantando y si lo estamos haciendo con un peso correcto para nuestro objetivo.

Esto es interesante también si tenemos en cuenta que nuestras condiciones no son las mismas cada día cuando acudimos a entrenar. Seguro que os ha ocurrido que un día levantáis fácilmente en sentadilla 60 kilos y al día siguiente no sois capaces de levantar 40: puede deberse a muchas razones como el descanso, la dieta o el simple hecho de no estar preparados psicológicamente. Al trabajar con el sensor basándonos en la velocidad solamente tendremos que cambiar el peso hasta llegar a la velocidad correcta en el levantamiento y así nos aseguramos de que estamos trabajando en el rango deseado día tras día.

El VBT nos ayuda a mejorar la técnica de nuestros levantamientos

Beast-sensor

Otro de los usos que le podemos dar al entrenamiento basado en la velocidad de los levantamientos es comprobar si durante todo el movimiento llevamos una técnica correcta. Partimos siempre de la base de que la técnica es mucho más importante que los kilos que levantas, tanto para maximizar las ganancias como para reducir el riesgo de lesión (una mala técnica en cualquier ejercicio durante mucho tiempo suele ser una lesión segura). Es un buen momento para recordar que el ego no se mide en kilos.

Uno de los momentos clave en los que a técnica puede fallar es el momento de comenzar la fase concéntrica del levantamiento (al comenzar a subir el peso en una sentadilla, por ejemplo). El sensor Beast realiza un registro de la velocidad durante todo el recorrido de nuestro movimiento, por lo que es fácil ver si nos relajamos en algún momento del mismo.

Planificar entrenamientos a través de la web

Beast-sensor A la izquierda: así es como se ve en la app un entrenamiento previamente planificado en la web. A la derecha: diferentes ejercicios ya pre-cargados en la app.

Atrás quedaron los días en los que nos íbamos al gimnasio con un cuaderno y un boli donde llevábamos apuntados nuestros entrenamientos y donde llevábamos un control de los pesos que movíamos. Ahora prácticamente todo el mundo utiliza alguna aplicación móvil (o la app de cuaderno de notas) para apuntarlo, y con Beast podemos hacerlo a través de la propia aplicación.

Para planificar nuestros entrenamientos con antelación solamente debemos meternos en su página web, registrarnos con una cuenta y comenzar a seleccionar los ejercicios que queremos hacer en el próximo entrenamiento, incluyendo las series y las repeticiones. Además de todos los ejercicios que nos propone la propia web, también podemos añadir los que nosotros consideremos necesarios.

Podemos realizar una planificación semanal con diferentes entrenamientos para los distintos días de la semana. Solamente tendremos que indicar en la web qué día queremos hacer cada uno de los entrenamientos y los tendremos disponibles en la app. Cuando lleguemos a la sala, solo tenemos que abrir la app para ver qué ejercicios tenemos que hacer hoy, con cuánto peso, cuántas series y cuántas repeticiones, y comenzar a levantar.

Beast, la opinión de Xataka

El sensor Beast nos ayuda a maximizar los resultados de nuestro entrenamiento, orientándonos en el peso que debemos utilizar para llegar a nuestro objetivo. También nos ayuda a establecer cuál es nuestra 1RM o peso de una repetición máxima y si nuestra técnica de levantamiento es correcta en todo el recorrido del movimiento.

Un buen wearable para aquellos que ya saben entrenar y quieren maximizar sus ganancias

¿Es útil para entrenar? Indudablemente sí; pero habría que concretar a qué público está dirigido. Obviamente es una buena ayuda para las personas que ya saben entrenar (conocen la técnica de los ejercicios y saben ejecutarlos correctamente) y que quieren mejorar sus ganancias, llegando a los objetivos de una forma más rápida (porque entrenarás mejor y de manera adecuada) y más segura (la app nos indica cuándo debemos subir o bajar el peso que estamos levantando). Evidentemente también es una gran ayuda para los entrenadores personales, que pueden afinar mucho más con los entrenamientos de sus alumnos, guiándoles hacia sus objetivos.

Para el usuario medio del gimnasio puede ser una buena forma de motivación: el hecho de registrar cada uno de los entrenamiento y de ver cómo va mejorando día a día es un plus a la hora de acercarse al gimnasio para entrenar, pero no lo vería para nada necesario.

Personalmente, me ha gustado mucho entrenar con este wearable: es el primero que pruebo en cuanto a cuantificación del entrenamiento con peso y me ha sorprendido gratamente el poder ver los datos de mis levantamientos a tiempo real en la pantalla de mi móvil. Sin duda lo seguiré utilizando.

El sensor Beast ha sido cedido para la prueba por Beast Technologies. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Beast
Imágenes y vídeo | Beast

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos