Publicidad

EA bate récord histórico de ingresos y Take-Two y Activision también hacen su agosto: la pandemia dibuja ya unos claros ganadores

EA bate récord histórico de ingresos y Take-Two y Activision también hacen su agosto: la pandemia dibuja ya unos claros ganadores
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

El segundo trimestre de cada año no suele ser especialmente bueno para las desarrolladoras de videojuegos. Pero el de este año sí lo ha sido. Ha sido excepcionalmente bueno, al menos para algunas de ellas. Blake Jorgensen, el director financiero de Electronic Arts, ha confirmado que los ingresos con los que han cerrado el trimestre que concluyó el pasado mes de junio han superado todas sus expectativas. De hecho, según este directivo, han sido un 21% más altos que en el mismo periodo de 2019, lo que les ha permitido batir su récord histórico.

Lo interesante es que Electronic Arts no es la única compañía que parece estar atravesando un buen momento económico (que no tiene que verse necesariamente respaldado por el lanzamiento de buenos juegos). Take-Two, Activision y Zynga son algunas de las desarrolladoras de videojuegos que también han cerrado el segundo trimestre de este año con resultados económicos muy positivos. De hecho, la cotización en la Bolsa de todas ellas ha experimentado un crecimiento bastante espectacular.

La COVID-19 es una moneda con dos caras muy diferentes

El desarrollo de la pandemia en la que estamos sumidos está teniendo un impacto muy diferente en los distintos sectores que sostienen la economía mundial. Algunos de ellos, como la hostelería o las empresas vinculadas al sector turístico, lo están pasando realmente mal. Lo vemos cada día en los medios de comunicación. Y en la calle. Sin embargo, hay bastantes empresas de tecnología que están contemplando con cierta sorpresa cómo sus arcas se están viendo favorecidas por la expansión del coronavirus.

Hay bastantes empresas de tecnología que están contemplando con cierta sorpresa cómo sus arcas se están viendo favorecidas por la expansión del coronavirus

A finales del pasado mes de junio Emmanuel Fromont, presidente de Acer EMEA, nos confirmó que durante los meses de confinamiento vendieron mucho más de lo que esperaban. Solo en abril esta compañía vendió un 40% más que en el mismo mes de 2019. Y otras marcas que también desarrollan su negocio en el mercado del PC, como HP, Lenovo, Dell o Apple, han experimentado un crecimiento muy notable durante estos últimos meses. Y es lógico que sea así. Estas cifras reflejan con claridad que buena parte de las personas que se han visto obligadas a trabajar desde casa de forma repentina han tenido que equiparse para poder hacerlo con las debidas garantías.

En lo que se refiere a las compañías de videojuegos las cifras que han anunciado Electronics Arts, Take-Two y Activision, entre otras empresas, nos invitan a pensar que muchas personas que se han visto obligadas a pasar más tiempo en casa durante estos últimos meses han decidido invertir algunos de sus ahorros en juegos con la evidente intención de que les ayuden a sacar más partido a su tiempo de ocio. Sin embargo, hay una lectura que no debemos pasar por alto y que podría amenazar a medio plazo el panorama tan favorable con el que se han encontrado tanto las empresas del mercado del PC como, sobre todo, las compañías de videojuegos.

A pesar de todo no se libran de la incertidumbre que se cierne sobre la economía mundial

Que a algunas empresas les haya ido bien durante los meses de confinamiento no garantiza que esta situación continúe resultándoles tan favorable durante mucho más tiempo. Los usuarios sabemos que los ordenadores en particular, y el equipamiento informático en general, no se renueva con frecuencia. Quien ha invertido en un nuevo ordenador de sobremesa, un portátil o un periférico durante los meses de marzo o abril probablemente no necesitará renovar este dispositivo hasta dentro de varios años. Por este motivo parece razonable contemplar la posibilidad de que las circunstancias que han favorecido a las empresas vinculadas a la industria del PC dejen de tener un impacto beneficioso a medio plazo.

De igual modo, la incertidumbre que se cierne inexorablemente sobre la economía mundial no favorece ni a los fabricantes de ordenadores ni a las desarrolladoras de videojuegos. Además, si echamos un vistazo a las redes sociales es inevitable concluir que a una parte en absoluto despreciable de los aficionados a los videojuegos las últimas presentaciones de Sony y Microsoft no les han convencido de que merece la pena apostar por las consolas de nueva generación. Al menos en el momento en el que van a llegar al mercado. Estas dudas, que, por otro lado, son muy razonables, también podrían tener un impacto negativo en el sector de los videojuegos durante los próximos meses. Crucemos los dedos y confiemos en que las compañías que participan en esta industria se pongan las pilas y nos demuestren que sus próximos lanzamientos de hardware y software bien valen nuestros preciados ahorros.

Imagen de portada | King of Hearts

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios