Publicidad

'DOOM Eternal' apuesta por la brutalidad gráfica de unos potenciales 1000 fps en PC, pero no está claro si realmente hace falta

'DOOM Eternal' apuesta por la brutalidad gráfica de unos potenciales 1000 fps en PC, pero no está claro si realmente hace falta
60 comentarios

'DOOM Eternal' nos dejó ciertamente estupefactos cuando lo probamos, por la velocidad infernal que desplegaba y lo exigente de su estrategia de juego, que requiere unos reflejos casi sobrehumanos para gestionar el ataque a los enemigos, las correrías por los pasillos y el suministro constante de grotescos demonios. Todo ello puede verse aún más potenciado gracias al último anuncio de id sobre el motor gráfico que corre el juego, el id Tech 7.

Según el estudio, este nuevo motor deja absolutamente en ridículo a la anterior versión, que llegaba a moverse a unos ya bastante impresionantes 250 fps. Billy Khan, programador jefe del motor, afirma que, en un PC con la suficiente capacidad, el juego se podrá mover a 1.000 fps. Eso es, un 300% más rápido, tal y como afirma Khan. De hecho, en este vídeo para IGN, Khan afirma que no hay límite superior teórico, y que quizás PCs más avanzados puedan mover el juego a mayor velocidad.

Sin duda se trata de un salto técnico espectacular, y es lógico que se busque precisamente con una saga con 'DOOM'. Algunos espectaculares gameplays de jugadores profesionales dejan claro que, para jugadores muy avanzados, esta mejora en la velocidad podría proporcionar un impulso extra de frenética emoción al juego, pero... ¿realmente es necesario?

Muchos más FPS: ¿hay diferencia?

En Xataka hemos realizado en numerosas ocasiones pruebas con monitores de distintas capacidades, por ejemplo para comparar las diferencias entre jugar a 60 Hz y hacerlo en un monitor de 144 Hz. Los fps no están siempre vinculados a la tasa de refresco de un monitor, y también hemos hablado a fondo del tema, pero en cualquier caso estamos hablando siempre de cantidades de frames por segundo que detecta el ojo humano.

En cine, más de 48 fps resulta complicado de soportar y los 120 con los que experimentó Ang Lee se convirtieron en un desastre carísimo que solo se puede ver en algunos cines del mundo. En videojuegos la cosa cambia, porque las imágenes computerizadas no exigen ese realismo que pierde la imagen "real" de las películas de Ang Lee y que llevan al rechazo del espectador. Los 30-60 fps de un juego siguen manteniendo el realismo animado propio de los videojuegos, pero estamos hablando de mil frames por segundo. Diez veces más allá de lo habitual.

Tal y como referencia este artículo, los propios expertos en óptica no terminabn de ponerse de acuerdo acerca de la capacidad del ojo humano y si este puede ser "domesticado" para percibir cada vez más frames, algo que se cree que podrían conseguir los videojuegos de acción. Es decir, que un jugador profesional detectaría más frames por segundo que un jugador medio. Y, con todo, mil siguen siendo más frames de lo humanamente tolerable.

Un ejemplo: los cascos de realidad virtual funcionan a 90 Hz porque el parpadeo de las imágenes y, sobre todo, la luz, se puede llegar a percibir en esos límites en la visión periférica. Como un casco de RV cubre esa visión periférica, conviene llegar a esos límites. Seguimos lejos de los mil, en cualquier caso, porque al final la cuestión es otra: aunque un ojo entrenadísimo lograra diferencia en imágenes, digamos entre 300 fps y 500 fps... ¿puede el cerebro humano reaccionar de forma perceptiblemente más rápida a ese cambio?

Posiblemente no, y al menos esa respuesta es reconfortante: a 60 o a 1000 frames por segundo, 'DOOM Eternal' va a seguir siendo igual de divertido (y exigente). Que a fin de cuentas, es lo que importa.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios