Publicidad

Rolls-Royce nos presenta su nuevo avión eléctrico con el que buscará romper todos lo récords de velocidad

Rolls-Royce nos presenta su nuevo avión eléctrico con el que buscará romper todos lo récords de velocidad
37 comentarios

Publicidad

Publicidad

Rolls-Royce quiere fabricar la aeronave totalmente eléctrica más rápida del mundo. Es decir, aquí van a lo grande, siguiendo en la línea de lo que el fabricante ha mostrado en los últimos años, que va desde su primer ferry autónomo y un diminuto robot "cucaracha", hasta su primer concepto de coche volador.

Resulta curioso como algunos proyectos arrancan la idea de un avión eléctrico con bajo rendimiento, y la idea de ir creciendo con el paso del tiempo. En el caso de Rolls-Royce es al revés, están desarrollando un avión eléctrico de alto rendimiento con la idea de posteriormente tener algo más reducido en prestaciones.

Hará su primer vuelo en primavera de 2020

Este avión forma parte de un ambicioso proyecto conocido como ACCEL (ACCelerating the ELectrification of flight), y en él participan, además de Rolls-Royce, el fabricante de motores y controladores eléctricos YASA y la empresa de aviación Electroflight. Mientras que el dinero proviene del Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI), el Departamento de Estrategia Empresarial, Energética e Industrial del Reino Unido, e Innovate UK.

El avión de ACCEL es relativamente pequeño y tiene capacidad para un solo pasajero, utilizará un nuevo sistema de propulsión eléctrica desarrollado por Rolls-Royce que será probado en ionBird, un avión de pruebas, antes de ser instalado en el avión final.

Este sistema de propulsión consta de tres motores eléctricos axiales 750R de alta densidad, que funcionarán con energía almacenada en el paquete de baterías de mayor densidad hasta la fecha. Este paquete tiene 6.000 celdas y generará hasta 750 kW (1.005 CV), lo que proporcionará una autonomía de hasta 320 km con una sola carga, según la compañía.

Rolls Royce Accel 4

La aeronave también tiene un sistema de refrigeración directa, que sirve para proteger las celdas ante las altas temperaturas. Adicional a esto, se eligió instalar hélices de menores revoluciones por minuto para reducir el ruido. Según Rolls-Royce, el sistema de alimentación tiene una eficiencia energética del 90%.

Con todo esto, Rolls-Royce afirma que el avión será capaz de alcanzar velocidades de hasta 480 km/h. Y si todo funciona de acuerdo al plan, el avión intentará volar a esta velocidad durante la próxima primavera de 2020.

Rolls Royce Accel 2
Rolls Royce Accel 3
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios