Publicidad

El primer tren bala autónomo del mundo entra en servicio en China: 350 km/h y con vistas a los Juegos Olímpicos de Invierno 2022

El primer tren bala autónomo del mundo entra en servicio en China: 350 km/h y con vistas a los Juegos Olímpicos de Invierno 2022
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

A finales del pasado mes de enero, China confirmaba que los primeros trenes bala autónomos estaban listos. Son trenes de alta velocidad capaces de alcanzar los 350 kilómetros por ahora y que, como su nombre indica, no necesitan de un conductor para operar (aunque hay un operario). La línea conecta Beijin con Zhangjiakou y Yanqing, que son las tres ciudades en las que tendrán lugar las competiciones deportivas de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

De acuerdo a la información publicada por el gobierno chino, el primer viaje de este tren (G8811) tuvo lugar a las 8:30 de la mañana del 30 de diciembre, pero no se ha comunicado hasta ahora. Todo el tren ha sido diseñado y construido en China y la idea de su desarrollo era recortar el tiempo de viaje que hay entre Beijin y Zhangjiakou, que era de entre dos y tres horas y que ahora pasa a ser de tan solo 47 minutos.

10 estaciones, robots en la estación y sin conductor

Fuxing CR400BF-A-5090 - Imagen: Wikimedia Commons con licencia CC BY-SA 4.0

Este tren, que forma parte de la serie Fuxing, se mueve por la línea de alta velocidad Jing-Zhang, que tardó cuatro años en construirse y que tiene 174 kilómetros de longitud. Está diseñada para soportar hasta 350 kilómetros por ahora, pero la velocidad del tren varía en función del tramo, oscilando entre los 120 km/h y la velocidad máxima. Hace parada en diez estaciones entre las cuales destaca Badaling Chang Cheng, donde se encuentra la sección más popular de la Gran Muralla China.

Todo se lleva a cabo de forma automática: la salida, el funcionamiento, la parada, la apertura de la puertas, el control de enlace y de la puerta de la plataforma... El único operario que hay dentro solo tiene que pulsar un botón para que el tren se inicie y el resto va solo. Esto, según exponen desde el gobierno chino, "reduce en gran media la intensidad del trabajo del conductor". Sun Zhang, experto en ferrocarriles y profesor de la Universidad de Shanghai Tongji, mencionó que:

"Un sistema de conducción autónoma podrá mejorar en gran medida la seguridad de los trenes que circulan en las vías de alta velocidad, en comparación con los conductores humanos que pueden tener problemas de salud repentinos o ignorar las medidas de seguridad durante la conducción."

Esto es posible gracias a una enorme cantidad de sensores que se han dispuesto a lo largo y ancho del vehículo. Para ser exactos, el tren cuenta con 2.718 sensores, iluminación inteligente y equipos de redes 4G y 5G para recopilar datos en tiempo real y detectar posibles problemas de funcionamiento. Gracias a la conectividad integrada, se espera que en el futuro (para 2022) se puedan ver los Juegos Olímpicos de Invierno en vivo desde los trenes.

Dentro de los vagones, cada pasajero tiene un panel de control con pantalla táctil y una base de carga inalámbrica. Además, está equipado con diferentes facilidades para el almacenaje de equipamiento deportivo, además de contar con un vagón comedor que se puede convertir en una sala de prensa completa, incluyendo un servicio de retransmisión en tiempo real.

Las estaciones cuentan con robots que sirven para guiar a los usuarios e incluso llevar las maletas

En cuanto a la navegación dentro de la estación, explican desde el gobierno que "varios robots inteligentes actúan como secretarios acompañantes". Estos no solo indican cómo llegar a los sitios, sino que transportan el equipaje de los pasajeros. Basta con escanear un código QR o pasar por el reconocimiento facial para que el robot siga al usuario a lo largo de la estación. El reconocimiento facial, de hecho, servirá también para acceder al tren.

En la CNN explican que actualmente hay 30 trenes bala circulando entre Beijing y Zhangjiakou, aunque solo seis de ellos son autónomos. Los viajes deben reservarse con dos días de antelación y sus precios oscilan entre los 11 y los 34 euros al cambio, ligeramente más caros (entre uno y dos euros) que el mismo trayecto en un tren bala tripulado.

Se trata de una evolución de lo más interesante, ya que el primer ferrocarril que unía Beijing y Zhangjiakou se construyó en 1909 y completar el trayecto suponía estar sentado durante ocho horas. En cuestión de 111 años, la misma línea ha pasado a albergar trenes autónomos que completan la misma ruta en solo 47 minutos.

Vía | CNN
Imagen | Wikimedia Commons con licencia CC BY-SA 4.0

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios