Los Países Bajos han descifrado los datos de conducción de los Tesla y quieren usarlos para encontrar mejor las causas de sus accidentes

Los Países Bajos han descifrado los datos de conducción de los Tesla y quieren usarlos para encontrar mejor las causas de sus accidentes
13 comentarios

Una peculiaridad de los Tesla es que, en caso de accidente, el coche registra todos los datos referentes a su conducción y los cifra para proteger la privacidad del conductor. Ahora el Instituto Forénsico de los Países Bajos (o NFI) ha descubierto un modo de descifrar esos datos y usarlos para determinar las causas de esos accidentes con más precisión.

A más datos, más habilidad para saber qué ha ocurrido en un accidente

Tesla ya cede datos cuando las autoridades los piden, pero lo que la NFI ha logrado mediante ingeniería inversa es más de lo que la compañía suele ceder. Han encontrado datos como el ángulo de rotación del volante, la presión sobre el pedal para acelerar o la velocidad del coche en determinados momentos.

Los responsables han reproducido alguno de esos datos con pruebas reales, dándose cuenta que los márgenes de error en datos como la velocidad era de menos de 1 km/h. Datos tan precisos como estos pueden ayudar a averiguar quién ha sido el responsable en un accidente: si el piloto automático del Tesla o su conductor.

El gobierno de los Países Bajos espera poder ser capaz de pedir datos mucho más concretos acerca de los accidentes en los que un Tesla se vea involucrado, para así "poder determinar mejor su causa". La administración también cree que sería beneficioso saber si otros fabricantes también guardan datos sobre la conducción, para así "encontrar mejor la verdad después de un accidente".

Si Tesla tenía intención de guardar esos datos para sus propios análisis, tendrá que buscar un método de cifrado más exhaustivo. A medida que los coches se vuelven más sofisticados, las investigaciones para resolver los accidentes de tráfico también.

Temas
Inicio