Publicidad

La interferencia de los móviles aún representa un posible riesgo de seguridad en algunos aviones de Boeing

La interferencia de los móviles aún representa un posible riesgo de seguridad en algunos aviones de Boeing
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

A todos los problemas que Boeing está teniendo con su Boeing 737 MAX se le suma otro más a la compañía. Una auditoría de la FAA determinó en 2014 que algunas pantallas de cabina de ciertos modelos de Boeing eran vulnerables a interferencias de señales de móviles y radares metereológicos. Si bien desde entonces muchas pantallas de cabina han sido reinstaladas, algunos aviones aún siguen con las obsoletas y por lo tanto susceptibles a recibir interferencias de un simple móvil.

Según ha podido saber Bloomberg, diversos aviones Boeing 737 y Boeing 777 aún no han cambiado sus pantallas de cabina, cinco años después de la auditoría. Al parecer aún cuentan con el modelo obsoleto instalado por Honeywell International, la empresa encargada de fabricar este componente. Desde Bloomberg aseguran que hay "potencialmente cientos de aviones en todo el mundo". Por su parte, el fabricante indica que el problema podría afectar a unos 70 aviones.

Avión

Debido a que en el pasado las señales eléctricas de los móviles podían causar interferencias entre el avión y la torre de control, estaba prohibido usar el teléfono durante el despegue y el aterrizaje. Con las mejoras en los aviones esta medida se ha ido relajando, en 2014 por ejemplo la EASA dio el visto bueno para usar el móvil en el avión. Pero la última palabra la sigue teniendo cada aerolínea, por lo que si lo consideran un riesgo se debe activar el modo avión en los teléfonos. En el caso de los aviones afectados de Boeing hay un posible riesgo detectado en 2014 y aún no solucionado del todo.

Las interferencias con la pantalla de cabina pueden provocar la pérdida de datos para el piloto, algunos relevantes como puede ser la velocidad del avión o su altura. Pero tanto desde Honeywell como desde Boeing indican que esto no representa un riesgo de seguridad. La Administración Federal de Aviación estadounidense ha dado un margen de hasta noviembre para que todos los aviones se actualicen con cabinas no vulnerables a interferencias.

El riesgo real para las pantallas de cabina

En pruebas que realizó la FAA en 2014 descubrieron que las señales inalámbricas causaron fallos en la pantalla de cabina. Honeywell dice tener conocimiento de 6 unidades que fallaron y dejaron la pantalla en blanco, aunque argumentan que se debía a un fallo de software que ya se solucionó. De unas 10.1000 unidades afectadas en 2014 Honeywell indica que ya han reemplazado al menos 8.000 y les quedan unas 400 por cambiar. Las restantes para llegar a las 10.100 seguramente sean unidades cambiadas por las de otro fabricante que no sea Honeywell.

Hay que tener en cuenta que este problema se da tan sólo en algunos Boeing 737 y Boeing 777. No afecta al Boeing 737 MAX, que ha sufrido varios accidentes graves estos últimos meses, en ese caso los problemas tienen que ver con otras partes y software del avión.

Si la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos ha concedido hasta cinco años de plazo a Boeing es porque no consideran que sea un problema grave de seguridad, sino que su riesgo es bajo. Es complicado que la señal del móvil afecte a la pantalla de cabina, incluso aunque sea una vulnerable como las que tiene Boeing en algunos de sus aviones.

Vía | Bloomberg

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir