Compartir
Publicidad

Google Auto, una filial para jugar con los coches

Google Auto, una filial para jugar con los coches
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos hemos pegado muchos meses hablando sobre coches autónomos, vehículos a los que está dando forma los chicos de Google, pero no teníamos ni idea de que lo estaba haciendo mediante una filial. Hoy descubrimos que desde 2011, existe una empresa llamada Google Auto LLC, que es la que ha mantenido la responsabilidad y desarrollo de estos coches inteligentes.

Es un detalle que de cara al producto en sí, no nos cambia demasiado las cosas, pero sí nos indica lo serio que se ha tomado Google el asunto. Crear una segunda empresa para estas operaciones no es una decisión gratuita, puede servir para prevenir riesgos - legales, financieros - , o actuar con mayor flexibilidad y limpieza de cara a la imagen de la empresa padre.

Google Auto podría ser la cara pública de la empresa en el caso de que decida vender coches

Durante estos cuatro años la filial de Google solo ha funcionado como una entidad legal, que ha manejado el papeleo necesario, pero no se descarta que sea el nombre que tome la empresa si alguna vez decide vender vehículos.

La filial se creó en un momento en el que Google decidió reemplazar los modelos Prius de Toyota por los todoterreno de Lexus, allá por 2011. En la documentación reza que Google Auto es el "fabricante" de esos 23 coches Lexus, entre los que se encuentran aquellos que recientemente fueron protagonistas de accidentes.

Un poquito más sobre los coches

Google Car Big

Sabemos que hay un modelo creado desde cero por Google - no un Toyota/Lexus modificado -, y sabemos que es un vehículo un tanto peculiar por dimensiones y diseño. No conocemos demasiado sobre sus especificaciones y detalles de configuración, afortunadamente hoy sabemos un poco más.

No demasiado, pero sí cosas interesantes como que su tracción es trasera, y la fuerza de su motor eléctrico - no tiene otro medio de propulsión - es de 20 a 30kW (Un Tesla Model S se mueve en 300kW). Todo ello según los datos que salen de la documentación que ha salido a a luz de Google Auto con dirección al organismo NHTSA.


Vía | The Guardian

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio