Compartir
Publicidad
Así es el coche conectado de Alibaba: te paga la gasolina y te apaga las luces de casa
Vehículos

Así es el coche conectado de Alibaba: te paga la gasolina y te apaga las luces de casa

Publicidad
Publicidad

Dos de las empresas más importantes en Asia, Alibaba y SAIC, han presentado lo que podríamos denominar como el coche conectado chino: más que un vehículo que evoluciona en tecnología de motores o conducción autónoma, aquí lo que ha primado es crear un dispositivo más para entrar dentro del juego del ‘Internet de las cosas’.

¿Qué es Alibaba? Hace no mucho os presentamos un artículo especial sobre esta empresa y su jefe, Jack Ma, pero en resumidas cuentas podemos decir que es la principal compañía de comercio electrónico de China. Pero el negocio de Jack abarca muchos más que el comercio en sí a través de la red, ya que dentro de Alibaba hay un conglomerado de empresas que trabajan alrededor de Internet, pioneras en servicios, con millones de usuarios haciendo uso de ellos.

¿Y qué es SAIC? Pues es un fabricante de automóviles chino - Shanghai Automotive Industry Corporation - controlado por el gobierno, dueño de la marca que ha confeccionado este modelo concreto: Roewe. Para su comercialización física se utilizará la red de concesionarios de esta compañía, pero como no podía ser de otra forma, se podrá adquirir a través de una de las tiendas de Alibaba, concretamente Tmall.

Roewe Alibaba
Si todos nuestros gadgets tienen que estar conectados a la red de redes, en Alibaba consideran que el coche debe ser parte importante del juego

Para sus creadores hay un segundo motor dentro del coche, y ese es el sistema operativo, y la información es un nuevo combustible. Los coches se convertirán en importantes plataformas de Internet, con servicios y hardware que están ahora mismo cocinándose. Alibaba y SAIC no podían mantenerse al margen de esta tendencia, y ya tienen un vehículo real con el que evolucionar.

Además la competencia aprieta fuerte, tenemos otros grupos importantes chinos creando cosas, incluso coches: LeEco parece ser la más ambiciosa con su proyecto Faraday Future, que pretende ser una molestia para Tesla. Baidu también lleva años moviendo ficha, jugando con sistemas autónomos y tecnología dentro del coche.


Volviendo a Alibaba, es bueno saber que son el principal soporte de Didi Chuxing, que es algo así como el Uber chino; recientemente recibieron la barbaridad de 7.000 millones de dólares para mejorar los servicios (Apple ayudó en esto). Ya se rumorea que los coches inteligentes de Roewe podrían casar muy bien con Didi.

¿Cómo es el coche?

Pues el Roewe RX5 es un SUV compacto, el tipo de coche que parece que más gusto en el planeta. No estamos ante un vehículo especialmente caro, sus precios al cambio se mueven entre los 13.000 y los 25.000 euros, según versiones. Digamos que es un coche bastante competitivo en el mercado chino, al que ahora le meten mucha tecnología.

Dos años de desarrollo para un vehículo que verá la luz en agosto. Convertir en conectado al Roewe les ha costado a Alibaba y SAIC 160 millones de dólares, pagados a partes iguales

No hay nada especial en sus motores, ni es eléctrico, ni siquiera híbrido. Pero es algo que se va a arreglar muy pronto, ya que quieren poner en el mercado una versión híbrida-enchufable antes de terminar el año. Por ahora, un par de motores turbo con 1.5 y 2.0 de cilindrada.

Fi

Para el que se estuviera preguntando sobre su comercialización fuera de China, mejor ni pensarlo, es una marca que solo funciona allí, nacida de las ruinas de la británica MG Rover. Ha estado muchos años trabajando estrechamente con empresas como General Motors o Volkswagen.

YunOS nos permite pagar con el coche

Es posiblemente el elemento más interesante del coche, y es que es la puerta a la conectividad y entretenimiento del vehículo, pasando de largo de alternativas como CarPlay o Android Auto. Esa es la idea, que los coches de esta compañía china puedan tener su sistema operativo propio.

YunOS está basado en un sistema que ya funciona en teléfonos móviles, y que está metiéndose en todos los sitios donde le dejan, y es que quiere ser el sistema del ‘Internet de las cosas’ en China. Hay televisores, aires acondicionados, frigoríficos, microondas, consolas, relojes, incluso aspiradoras.

Alibaba Roewe Rx5 2

Las posibilidades que nos pone Alibaba son al menos curiosas. Nos permite personalizar muchas cosas del sistema, relacionarlo con el teléfono móvil que tenemos, incluso extender la idea hasta la casa. Todo lo que esté conectado a Internet es susceptible de contar con comunicación con el coche: enciende las luces de casa cuando llegamos, apaga el aire acondicionado si nos estamos marchando.

La conectividad es crucial en el equipo, no falta un sistema 4G para su funcionamiento y compartir con los usuarios, tampoco GPS. Los mapas se encuentran descargados en el vehículo

Otra tecnología importante que lleva implementada el coche es el pago a través de Alibaba Alipay - para esto hace falta un identificador especial del usuario y el coche -. Llegas a un parking o a una gasolinera, y el gasto del servicio que allí hagas, se descuenta de forma automática, sin sacar dinero.

Hay hasta tres pantallas LED dentro del coche, la principal en el salpicadero es de 10,4 pulgadas. Siguiendo con cositas tecnológicas, hay cuatro cámaras que registran contenidos en 360 grados, van colocadas en el interior para registrar vídeos y fotos de los pasajeros. Como era de esperar gran parte del control de YunOS lo podemos realizar con la voz.

Alibaba Roewe Rx5 31

Más información | Alibaba

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos