Compartir
Publicidad
Vuelta al cole con alternativa al PC: cuándo apostar por tablets o Chromebooks y cuáles comprar
Tablets

Vuelta al cole con alternativa al PC: cuándo apostar por tablets o Chromebooks y cuáles comprar

Publicidad
Publicidad

Toca volver al colegio. Esa vuelta al cole que muchos temen, pero que otros afrontan con gran interés: en muchos casos, toca renovar equipamiento. Bolis, libros, cuadernos... y portátil, o tablet, o smartphone.

La vuelta al cole es para muchos el momento idóneo para renovar ordenador para arrancar con fuerza el nuevo curso, y con los nuevos formatos es posible que encontremos dificultades para elegir. Hoy vamos a hablar de dos de los nuevos, habitualmente tímidos y ocultos en el mercado pero muy interesantes para las clases: hoy vamos a hablar de los tablets y los Chromebooks, en ambos casos con razones suficientes para consideralos muy interesantes en el ámbito educativo.

Los tablets y su versatilidad

Hablemos primero de los tablets, porque son muchos y de lo más variado. Un tablet es un dispositivo tremendamente versátil, ligero y en muchas ocasiones cómodo.

Si vamos a darle un uso dentro del hogar son especialmente interesantes los tablets que tienen teclados como accesorio. La mayoría los permiten, de una forma u otra, aunque con algunas diferencias: hay teclados que incluyen una pequeña batería adicional y que además encajan junto al tablet como una funda para él. Un teclado es, además, un accesorio tremendamente importante para el colegio, para escribir textos largos, navegar por Internet o interactuar con muchas de las apps.

Msp3

Otro aspecto clave es el sistema operativo, cómo no. Y aquí, por mucho que nos pese, iOS y Android están muy lejos de ser los sistemas ideales para el entorno educativo donde la mayoría de colegios y profesores siguen utilizando Windows, en alguna de sus versiones de los últimos veinte años.

Un tablet con sistema Windows es 'más compatible y universal' con lo que vayamos a hacer en un colegio, y su software es más completo. Por ejemplo, un profesor envía un fichero .docx y éste puede abrirse en iOS o Android, o incluso ser editado; sin embargo, la comodidad de hacerlo en Windows es muy superior a la de los demás.

Algo parecido ocurre con el software. Aunque a muchos les pese, Windows es mucho más eficaz en varios aspectos a iOS y Android, y por ejemplo, la herramienta de programación Scratch no tiene versión iOS/Android. Como este programa hay muchos ejemplos más, y esto es algo que deberemos tener en cuenta siempre que utilicemos ciertas herramientas.

Es evidente que el uso va a depender enormemente del nivel en el que estemos interesados. No debe ser lo mismo un ordenador para un chaval de primaria, que uno para bachillerato, formación profesional o incluso nivel universitario. Como siempre, cada usuario ha de tener en cuenta sus expectativas y requisitos, lo que necesita y no necesita.

La pantalla táctil es un valor añadido de los tablets, perfecta para dibujar sobre la pantalla. Y el lápiz, un accesorio realmente interesante.

Otro punto muy a favor de los tablets es por supuesto la pantalla táctil, un valor añadido para ciertos usos: dibujar con un tablet es una tarea trivial y con mejores resultados a hacerlo en otro equipo. Y si el tablet tiene un lápiz óptico, mejor que mejor.

Pero tablets hay muchos, y de hecho es quizá una de las categorías que más ha crecido en los últimos años. Sigue leyendo, porque al final de esta entrada te ofreceremos unos cuantos modelos que te resultarán muy interesantes.

Chromebooks, económicos y suficientes

Google apuesta fuerte por su línea de portátiles, los Chromebooks. Llevan con nosotros muchos años en el mercado y de hecho en Estados Unidos son una pieza clave para el mundo de la educación. ¿Qué ha hecho que tengan tanto éxito?

Pues seguramente sea debido a su facilidad y sencillez. Chrome OS, el sistema operativo que ejecutan los Chromebooks, es tremendamente intuitivo y fácil de utilizar como ya vimos en uno de nuestros análisis. El lado negativo de todo esto es que el sistema es simple y limitado en comparación con las opciones iOS/Android y, sobre todo, con todo lo que Windows 10 permite. Una vez más, aquí será cada uno el que deba decantarse entre facilidad y sencillez, frente a un sistema básico y quizá limitado en algunos aspectos.

Dentro de este kit de aplicaciones básicas se incluyen navegador Web Chrome, ofimática basada en Google Drive, música, mapas, calculadora, notas y unas cuantas más. En general, una suite de aplicaciones ciertamente amplia de Google centrada en el navegador Web. De hecho, la mayoría de las aplicaciones se ejecutarán como una aplicación dentro del navegador, y no como una aplicación independiente.

Es importante mencionar que si bien no se requiere una conexión a Internet para trabajar con un Chromebook, ésta es bastante recomendable. Quizá no estar constantemente conectado a ella, pero sí hacerlo periódicamente ya que Google puede sincronizar el contenido para que sea visible desde cualquier otro ordenador, a través 'la nube' de Google. El tenerlo todo disponible en cualquier lugar es un punto a favor, aunque se ve ensombrecido con posibles problemas de privacidad.

Los Chromebooks son buenos, bonitos y baratos... pero tal vez algo limitados para muchos usuarios.

En Chrome OS no se pueden instalar aplicaciones, ni tan siquiera las típicas o tradicionales y en las que posiblemente todo el mundo piense (¿Office de Microsoft?). Su utilidad se ciñe al software de Google y a lo que podamos hacer en un navegador. Lo bueno es que muchos servicios están centrándose en la Web, y por ejemplo tenemos un Office 365 para navegador, o Dropbox, o los cientos, miles de servicios que en casos concretos pueden ser interesantes. Afortunadamente para Google, la mayoría de empresas desarrolladoras están portando su software al navegador.

Acer C270

Si seguimos rascando en los Chromebooks veremos que su precio suele ser bastante económico. Mientras los tablets - y en general cualquier ordenador - empieza en unos 200-300 euros y puede subir hasta más de mil, los Chromebooks están todos alrededor de los 300 euros. Una cifra muy atractiva sobre todo para un ordenador que habitualmente está pensado en el mundo educativo.

Qué tener en cuenta

Las diferencias entre tablets y Chromebooks ya las hemos comentado, sus puntos fuertes y débiles así como los factores que pueden decantarnos por uno u otro.

Sin embargo, hay un conjunto de puntos en común que aprovechamos para comentar ahora. Por ejemplo el tamaño: aquellos ultraportátiles de 7, 8 y 9 pulgadas son ya cosa del pasado y descubrimos que no eran cómodos de utilizar. Para la clase, salvo ciertas excepciones, no bajaría de las 11 pulgadas e incluso recomendaría las 13. Entre 11 y 15 creo que es el tamaño adecuado para la mayoría de usuarios. Sea Chromebook (suelen ser todos de 11, 13 o 15 pulgadas) o tablet (hay más variedad), el tamaño importa.

Sgt3 Sizes 7, 8 y 10.1 pulgadas: muy pequeño, pequeño y... correcto.

La batería es otra característica fundamental, si bien la mayoría de modelos que existen ofrecen cifras muy aceptables. A una malas, si no podemos conseguir un equipo de gran autonomía - o es muy caro - tampoco será difícil tener un enchufe.

Otro valor interesante a tener en cuenta es el peso, pues típicamente va a ser un equipo que vayamos a llevar siempre con nosotros. Cuanto más ligero, mejor, siempre con lógica: entre 700 y 800 gramos no observaremos diferencias; entre 800 gramos y 1.5 kilogramos, sí.

Por último, y quizá lo más importante, el uso que le vayamos a dar. Porque no es lo mismo 1º o 2º de Primaria que 4º de carrera, nuestro tablet/chromebook tampoco deberá ser lo mismo. Un tablet es más versátil para edades avanzadas, si bien un Chromebook puede servir para un uso sencillo en la franja entre 5 y 12 años.

Y con todo esto, ¿cuál escoger?

Vale, ¿y qué tablet me compro?

Vayamos con modelos más concretos y que están al alcance de nuestro bolsillo. Una selección de tablets y Chromebooks que os recomendamos tener en cuenta:

Acer Iconia Tab 8W

Acer Iconia Tab 8w

Posiblemente uno de los equipos con Windows más económicos que podemos comprar: es el Acer Iconia Tab 8W, sencillo y básico pero sobre todo asequible.

Dispone de una pantalla de 8 pulgadas, un procesador Intel Atom Z3735G con 1 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento (+microSD), todo por 120 euros en Amazon.

BQ Tesla 2

Bq Tesla 2

BQ no sólo vive de su catálogo Android y también apuesta por tablets con Windows. Es el caso de la BQ Tesla 2, un dispositivo interesante y equilibrado con una pantalla decente de 10.1 pulgadas.

Dispone de procesador Intel Atom Z3735F, 32 GB de almacenamiento internos y 2 GB de memoria RAM ejecutando Windows 8.1 de fábrica - actualizable a Windows 10 -. Sigue siendo un producto económico y, por ello, atractivo para muchos: vale 233 euros en Amazon.

Acer Aspire Switch 10

Acer Aspire Switch 10

Acer eleva la apuesta con el Acer Aspire Switch 10, un equipo que es superior a la familia Iconia en muchos aspectos. Seguiremos teniendo un procesador Atom Z3735, pero en esta ocasión con más RAM y almacenamiento: 2 y 64 GB, respectivamente.

Además la pantalla es mejor (10.1 pulgadas) e incorpora base con teclado, alcanzando según cifras oficiales las 8 horas de autonomía. Su precio, evidentemente, más caro: 315 euros en Amazon.

Apple iPad Air

Ipad Air Mini

Los iPad de Apple tal vez no sean los dispositivos idóneos para el mundo educativo, y si bien es cierto que pueden cumplir ciertas funciones básicas están bastante limitados frente a los modelos Windows. Si quieres saber más sobre él, éste es nuestro análisis.

Sin embargo, sobre todo para consumir contenido pueden ser opciones interesantes. Libros, tomar ciertas notas, así como la facilidad y sencillez de uso tanto a la hora de descargar e instalar apps, como de utilizarlas. También pueden ser una opción a tener en cuenta para el entretenimiento, incluyendo múltiples apps educativas. El iPad Air cuesta 389 euros en tienda oficial, con el iPad Air 2 a partir de 489 euros o los pequeños Mini 2 por 289 euros y Mini 3 por 389 euros.

Samsung Galaxy NotePro

Sgnp12

Si iOS tiene a los iPads, Android tiene una muy amplia gama de tablets de diversos fabricantes. Para la educación destacamos los Samsung Galaxy Note PRO, tablets disponibles en 10.1 y 12.2 pulgadas que incluyen el S-Pen, un lápiz ideal para escribir, tomar notas, dibujar, etc. Nuestra experiencia usando estos modelos la tienes en su respectivo análisis.

Es un producto de gama alta y potente, con muy buenas características y perfecto para los que estén interesados en el ecosistema Android. Al igual que los iPad estarán algo limitados en posibilidades, pero servirán para un uso básico junto con el entretenimiento que estas plataformas proporcionan. El precio del modelo de 10.1 pulgadas está en 457 euros en Amazon, mientras que el de 12.2 pulgadas sube hasta los 603 euros.

Microsoft Surface 3

Surface 3 Tablet

Cómo no iba a estar por aquí Surface 3, de Microsoft. Y lo bueno es que han incluido una amplia variedad de modelos a partir de los 599 euros en la tienda oficial. Aquí os dejo con nuestro análisis.

El modelo más económico parte de las 10.8 pulgadas FullHD con 2 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento, con un procesador Intel Atom. Merece la pena destacar los acabados y materiales de este modelo, con otro ligeramente superior (4 GB RAM, 128 GB de almacenamiento) pero también más caro, 719 euros. Tanto uno como otro incorporan el lápiz óptico, que funciona realmente bien y es un aspecto diferenciador.

Microsoft Surface 3 Pro

Surface 3 Pro Tablet

El hermano mayor, mucho más interesante en calidad/precio aunque es cierto que se puede escapar de muchos presupuestos. Microsoft Surface Pro 3 es un dispositivo genial y completo, con relativa potencia y gran atractivo que empieza en 859 euros y puede subir hasta los más de 2.000 en algún modelo.

Dispone del lápiz, formato de 12 pulgadas con resolución de 2160x1440 píxeles, procesadores Intel Core y 4/8 GB de RAM o a partir de 64 GB de almacenamiento, con varios modelos disponibles para abarcar diferentes rangos de precios que empiezan en los 859 euros para el más económico (Core i3/4GB RAM/64GB de almacenamiento). Aquí tienes nuestro análisis donde destacamos la calidad de la pantalla y la ligereza del equipo.

HP Envy X2-13

Hp Envy X2

HP tiene en el mercado un muy buen equipo que ha pasado desapercibido por muchos: es el HP Envy X2-13, un tablet con teclado accesorio (pero retroiluminado, y además incluido) que actúa también a modo de carcasa. Su precio es elevado, pero no excesivo para las caracteristicas que tiene: por 899 euros en la tienda oficial.

Su pantalla, de 13 pulgadas y resolución FHD, juega junto con un procesador Intel Core M-5Y10, 4 GB de memoria RAM y un SSD M.2 de 128 GB para proporcionar un rendimiento muy aceptable a la vez que mantiene un peso muy seductor, 1.27 kilogramos.

¿Y si quiero un Chromebook?

Toshiba CB30

Toshiba Cb30

El primer Chromebook de esta lista es el Toshiba CB30, un equipo sencillo (Intel Celeron, 2 GB RAM, SSD de 16 GB) y ligero (1.4 kilogramos) que nace para ser una de las piezas clave de Chrome OS.

Del CB30 hay que destacar su pantalla que alcanza las 13.3 pulgadas, lo cual permite que el teclado sea bastante cómodo de utiliza. Su precio se pone en 302 euros en Amazon

Acer Chromebook CB5-311T

Acer Chromebook Cb5 311t

Con cierta similitud al Toshiba que comentábamos anteriormente, también en 13.3 pulgadas pero ahora la pantalla del Acer CB5-311T es táctil.

Otra novedad interesante es que opta por un chip NVidia Tegra K1, 2 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento. También es fino y ligero (1.8 centímetros de grosor; 1.5 kilogramos de peso) y relativamente económico, disponible en Amazon por 390 euros.

Si lo que os interesa es una mayor potencia, de este mismo equipo hay una versión con un Intel Celeron y 4 GB de memoria RAM aunque sin pantalla táctil por 385 euros o incluso una con Core i3, pantalla 15'' FHD y 4 GB RAM por 577 euros.

Imagen de portada | Flickr de Lucélia Ribeiro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio