Compartir
Publicidad
Publicidad

"Uno de los problemas que tenemos es el no saber cuánta gente va a ver y a comprar en una temporada", Natxo Imaz (CTO de beIN Connect)

"Uno de los problemas que tenemos es el no saber cuánta gente va a ver y a comprar en una temporada", Natxo Imaz (CTO de beIN Connect)
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta hace algunos años, para ver la mayoría de los partidos de fútbol por la tele no te quedaba otra que pasar por caja y abonar hasta 12 euros que costaban algunos encuentros. Luego llegaron los canales Canal+ Liga o similares, que te ofrecían varios partidos a cambio de un pago mensual. Hubo también un breve periodo en la TDT con un canal de pago, pero desde el año pasado ya es posible contratar el fútbol de forma independiente y sin permanencia para poder ver por Internet.

Está TediTV, de Telecable, por 14,95 euros al mes (todos los partidos, incluyendo los de Movistar Partidazo). También está beIN Connect, la plataforma de emisión online de beIN, que por 9,99 euros al mes emite la Liga Santander, la Liga 1,2,3, la Champions League, la Europa League y algunas ligas europeas. En este caso, eso sí, Movistar Partidazo no va incluido en el pack y de ahí la diferencia de precio.

Pero ¿cómo funciona una de estas plataformas por dentro? ¿Cuál es su infraestructura? ¿Cómo se preparan para los partidos más importantes? ¿Y con quiénes tienen que "pelear" cada día para que al usuario le llegue un streaming en condiciones? Desde Xataka hemos visitado las oficinas de beIN Connect y hablado con Natxo Imaz, su CTO, para que nos pueda responder a éstas y muchas otras preguntas.

Los retos de ofrecer el fútbol en directo por Internet

La apuesta de Mediapro por ofrecer el fútbol por Internet no es nueva. En 2011, cuando Gol T ofrecía la liga a través de TDT de pago, la cadena presentó Gol Stadium, un portal que permitía a los abonados ver los distintos partidos a través de una página web. El modelo, en cambio, era bastante distinto al actual: "al final era un poco second screen porque el cliente tenía su decodificador", nos explicaba Natxo, y es que, por cuestión de derechos, sólo aquellos que estuvieran abonados a Gol T podían disfrutar del contenido también por la red. La única excepción, el Mundial de Brasil de 2014, que sí lo pudieron abrir a todos.

"De la época de Gol a ahora, ha pegado un salto bastante grande el tema digital. Ya las Smart TV son otro mundo, incluso los dispositivos de streaming, la capacidad de ancho de banda, las fibras en las casas... Ha habido un salto muy muy grande y nosotros hemos apostado también por ello en nuestras infraestructuras y desarrollos."

Gol T terminó su andadura en la TDT, pero Mediapro sigue con las dos "vertientes", según Natxo: "tanto la venta de los derechos como la propia explotación de esos derechos". Es decir, ofrecen los canales beIN Sports y beIN Liga a las operadoras para que los comercialicen, pero también explotan ellos mismos los derechos con beIN Connect, que pasa a ser una "first screen": cualquiera puede contratarlo, sin necesidad de estar abonado a nada.

Natxo nos habla de dos retos importantes para beIN Connect y uno de ellos viene precisamente relacionado con esto que acabamos de comentar: no tienen "abonados" fijos y eso significa que, para un partido, no saben exactamente cuántos espectadores tendrán:

"La verdad es que éste es precisamente uno de los problemas que tenemos: el no saber cuánta gente va a ver y a comprar. No es lo mismo si a ti te dicen "necesito tener 100.000 clientes" o que me des "un streaming para 100.000 clientes", pues haces un plan de trabajo quizá para 150.000 clientes por si acaso y ya está, pero cuando es algo tan indeterminado como esto tienes un problemón. El fútbol es muy pasional y sólo quieres ver a tu equipo y a algún otro equipo de los grandes que presentan mucho interés. Durante la semana nuestros servidores están a una carga de 0,5%. La gente está trabajando... bueno, ves algún resumen y cosas así. Pero claro, luego llegan los partidos y esto pega un subidón y unas rampas y tenemos que aguantar "golpes" de cientos de miles de clientes entrando a saco en cuestión de unos minutos.

Ése es el principal reto que tenemos: el poder absorber unas rampas que pocos negocios pueden tener. Si me dices un Black Friday, tú ya sabes que el jueves la gente empieza a trastear y el viernes vas a tener a todos metidos, pero lo nuestro, en cuestión de diez quince minutos antes y después del partido, tienes a todos ahí, y tampoco sabes cuándo la gente va a comprar... Ése es uno de nuestros grandes retos."

Pero mencionábamos dos retos, ¿cuál es el segundo? "El segundo reto que tenemos es el streaming, que personalmente creo que en España al menos no va muy fino, tenemos muchos problemas. Pero no sólo a nivel de los operadores, sino a nivel de la atomización que hay en los dispositivos, etc", nos explica. No sólo hablamos de distintos dispositivos móviles, para los que beIN tiene aplicación, sino de Smart TV, donde también está disponible:

"Nosotros tenemos ahí 20 teles (los fabricantes nos mandan televisores para probar), tenemos modelos de teléfonos que nos mandan los propios fabricantes (son betas, no son las que todavía están en el mercado) para hacer pruebas... y aun así es imposible llegar a todo el mundo y contentar a todo el mundo. Y somos conscientes: tenemos un porcentaje siempre de clientes todos los día de los que recibimos quejas en el call-center por esto. Es imposible. Te puede pasar que alguien te escriba y te diga: "tengo un Samsung Galaxy S7 recién comprado ayer y tengo problemas para verlo". Y yo tengo otro aquí en el despacho y me funciona perfectamente. Es muy difícil llegar al 100% de tu audiencia con la atomización que hay de televisores y móviles. Incluso los fabricantes tienen problemas a veces con los chips de algunas releases que hacen de unos modelos."

Además de las aplicaciones para las Smart TV, Natxo nos reconoce que uno de los dispositivos que más se está popularizando entre sus usuarios es el Chromecast, que además funciona muy bien: "El Chromecast funciona muy bien. Yo en las gráficas lo veo de los más estables" y, aunque no nos puede dar cifras concretas, precisa que "Tenemos un porcentaje muy alto [de usuarios de Chromecast], no os puedo decir el número, pero muy alto, y subiendo".

Lo que "ven" en beIN Connect

Durante nuestra visita nos enseñaron un software especial que utilizan para monitorizar, en todo momento, cuántos usuarios están viendo el streaming. Son capaces de filtrar por operador y hasta por dispositivo. Desde beIN Connect nos han hecho llegar unas gráficas que muestran precisamente eso: el número de espectadores concurrentes en cada momento durante un partido. Por desgracia, no han podido facilitarnos los números absolutos que irían en el eje vertical, pero sirven para hacernos una idea de algunas situaciones concretas.

Grafica Bein 01 Espectadores concurrentes en un partido normal
Grafica Bein 02 Espectadores concurrentes en el pasado Barcelona-Real Madrid

La primera gráfica se corresponde a la de un partido "normal", con "un mayor número de usuarios concurrentes en el segundo tiempo en especial si el partido sigue abierto", según nos comenta Natxo. En cambio, la segunda gráfica se corresponde con el pasado Barcelona-Madrid. Aquí Natxo nos explica que la subida inicial fue más acusada "por el horario del partido y la expectación generada".

Grafica Bein 03 Espectadores concurrentes en un partido con muchos goles ya sentenciado en la segunda mitad.

En el caso de que el partido tenga muchos goles a favor de un equipo, el interés se va perdiendo al final del mismo y la gente desconecta antes, como puede apreciarse.

Grafica Bein 04 A la izquierda, partido de Champions que el Barça iba perdiendo. A la derecha, partido del Atlético de Madrid que se emitía a la misma hora y que le "robó" espectadores al estar más igualado

"El zapping también afecta a los partidos", nos dice el CTO de beIN Connect, y como muestra nos envía las imágenes que podéis ver sobre estas líneas. En la primera gráfica tenemos el partido de Champions del FC Barcelona-Manchester City, que el conjunto local iba perdiendo. En el segundo tiempo, "hubo una migración de espectadores hacia el partido del Atlético de Madrid", que se refleja en la gráfica de la derecha. Este mismo equipo marcó en el minuto 93.

Cómo funciona beIN Connect desde que recibe la señal

Todos los estados de primera y segunda división (Liga Santander y Liga 1,2,3, como se les conoce este año) están conectados con las oficinas centrales de Mediapro por dos conexiones de fibra óptica (una principal y otras de respaldo). A través de ellas se envía la señal que se graba en el campo y se produce en las unidades móviles. Después, una vez llega a las instalaciones de Mediapro, se añaden los grafismos, el audio y todos los extras. El proceso está explicado en detalle en el vídeo que os ofrecemos sobre estas líneas.

Cuando la señal final, la que se verá en las teles, está lista, se entrega a los distintos operadores. En el caso de beIN Connect, la señal pasa directamente a varios proveedores de CDN (content delivery network, red de entrega de contenidos). Ellos son los que se encargan de redistribuir la señal hasta los dispositivos de los usuarios. Natxo nos lo explicaba así:

"La empresa que nos lleva esto es Overon y tenemos dos centros de trabajo, uno en Madrid y uno en Barcelona. Dependiendo de qué tipo de señal seal, o qué contenido de señal sea, lo operamos desde Madrid o desde Barcelona. Tenemos conexiones de fibra directas [con los estadios], al final es lo más rápido. Fibras dedicadas para conectar. Y lo que se hace es: o bien ya tiene la señal Madrid y la mete en los encoders y con bien push o pull lo ofrecen o cogen los proveedores de CDN, depende si es push o pull, o bien lo hace Barcelona. Algunos días tenemos algunos canales en uno, algunos canales en otro, o partidos sueltos a veces nos los opera Barcelona.

Es la misma señal que reciben los operadores, personalizadas con las moscas y demás, se pasa por los encoders, se mete en diferentes calidades y se ofrece a estos proveedores [de CDN]. Desde un publishing point los cogen o los mandamos, tenemos las dos funcionalidades. La cadena es realmente sencilla, no tiene mucho misterio."

Si leéis esto, posiblemente algo os llame la atención: ¿no tiene beIN Connect servidores propios? Sí, para el backend (sistema de identificación de usuarios o para mostrar la parrilla, por ejemplo), pero no para el streaming en sí. "El usuario cuando está accediendo con su aplicación, lo que tiene es una URL de esos proveedores, de Akamai o de Level 3, y está accediendo a Akamai o a Level 3. No está accediendo a nuestro sistema", aclara el responsable técnico de beIN Connect.

El streaming de beIN Connect no parte de servidores propios, sino que usan proveedores de CDN para distribuirlo

Esto permite que el equipo que lleva beIN Connect no sea tan numeroso como podríamos pensar: unas 30 personas, entre la parte de negocio y la parte técnica:

"El equipo de Connect, lo que es negocio y técnico, debemos ser unos 30 más o menos. El equipo técnico somos muy poquitos realmente. Hay partes que tenemos subcontratadas, sobre todo para las aplicaciones de las teles y de los móviles, pero lo que es el núcleo duro somos 3. Y luego otros tres externos que nos ayudan con la parte de tiendas y cosas menos técnicas, y los proveedores de las aplicaciones"

También les preguntamos por el 4K y el HDR. Aunque beIN Connect lleva tiempo haciendo pruebas a nivel interno para poder emitir en 4K, todavía no lo hacen y, por lo que nos dice Natxo, no parece que vayan a hacerlo a corto plazo. "Presenta muchos problemas en toda la cadena", nos comenta, señalando por ejemplo los encoders y el propio ancho de banda. "Si ya con un streaming normal se notan pérdidas de calidad, pues ya si nos vamos a un 4K ni te cuento", añade.

"Si tú ofertas algo en 4K las complejidades que vas a tener en ese punto final van a ser altísimas. Puede ser incluso negativo para ti: estás ofreciendo un 4K y el usuario no lo va a ver. Todavía creemos que no está suficientemente maduro como para ofrecerlo como estándar. Sí que llevamos mucho tiempo haciendo pruebas con esto, desde hace un par de años, y sí que se ve la diferencia de calidad."

Respecto al HDR, reconoce que todavía no lo han "tocado", pero sí que los fabricantes les han tanteado. "No sé hasta qué punto quieres bailar al mismo ritmo que con los fabricantes, es como cuando salió el 3D", dice Natxo, aunque reconoce que le gustaría poder dedicarse a ello si tuviera más recursos: "Este año estamos trabajando en muchas cosas. Si tuviera más equipo me encantaría".

¿Dónde están los "cuellos de botella"?

Si beIN Connect no tiene servidores físicamente para el streaming en sí, sino que le pasa la señal a los proveedores de CDN y estos la distribuyen, ¿dónde se puede producir el "cuello de botella" que luego puede dar lugar a caídas o a un mal servicio? Por un lado están la propia saturación de las redes: según Natxo, "hay un momento en el que en las redes, a nivel macro, todos estamos haciendo algo y la calidad del servicio se degrada". Sobre esto comentamos más en detalle cuando hablamos más adelante de operadoras.

Netflix, beIN Connect... son muchos los servicios que "tiran" de la red y hay momentos, como a partir de las 9 o las 10 de la noche según Natxo, en los que "la calidad del servicio se degrada" sin que ellos puedan hacer nada

Pero Natxo también nos destaca otros dos puntos que hay que cuidar para que todo vaya fluido:

"Por un lado tenemos un cuello de botella, que en realidad no es un cuello de botella pero recibimos un aluvión de peticiones, en nuestra parte de backend porque por ejemplo el contenido está encriptado, lleva DRM, entonces eso requiere una licencia y esas licencias nos las pides a nosotros. Eso sí es nuestro. Otra de nuestras empresas es Mediacloud y tenemos un CPD propio, en los sótanos. Ahí es donde tenemos las máquinas. Esa rampa de entrada es la que decía yo que era problemática para nosotros, porque pasas de tener 200 personas a tener miles de personas conectadas y tenemos que aguantar ese golpe.

Luego también lo tienen los proveedores de CDN, ellos también tienen este problema pero también se dedican a esto. Por ejemplo la teoría dice que cuanta más gente conectada al streaming, es mejor, porque está cacheado en más nodos. Si Akamai detecta que hay muy poca afluencia, no tiene necesidad de cachear en distintos nodos el contenido, entonces todos los que se conectan tienen que routear más hasta donde están esos nodos. Mientras que, si se detecta que hay mucha gente, Akamai va copiando más nodos y por tanto las teoría dice que es mejor."

Aunque este año beIN Connect no ha tenido problemas sonados de caídas e indisponibilidad, es imposible no preguntarles por lo que se vivió el año pasado con TotalChannel. Este servicio, que también pertenece a MediaPro, ofrecía la temporada pasada la Liga de Campeones. Durante las primeras jornadas, además, Movistar no tenía los derechos, lo que lo hacía bastante atractivo para los clientes de esta operadora que quisieran ver las competiciones europeas.

Sin embargo, la alta demanda hizo que los clientes tuviesen problemas durante los primeros partidos para poder acceder. ¿Qué falló ahí? "Posiblemente no se cayera el streaming, sino que se cayera una base de datos o algo así", nos explica el CTO de beIN Connect:

"En este caso no es el streaming. Si tienes un fallo en el backend y tú estás viendo el streaming, no tienes problema porque estás dentro. Pero si tu streaming se corta, porque a veces en casa se te corta y le das al F5 del teclado o de la tele, ya no vuelves a reconectar porque se te ha caído el sistema de detrás. Ése es el problema. En cambio, si hay gente que su streaming le va perfecto, no se entera de que por detrás hay un problema porque ya está conectado. En este caso no fue un problema de streaming, fue un problema de backend."

¿Qué precauciones extra toman para partidos importantes, como los Barcelona-Madrid?

Pizarra Bein Connect Pizarra que reinaba en las oficinas de beIN Connect antes del Barcelona-Madrid de diciembre

Para beIN Connect, el Barcelona-Madrid del pasado mes de diciembre fue el partido del año. Toda esta entrevista está realizada el día antes, y se notaba la tensión en el ambiente dentro de las oficinas de Mediapro en Barcelona. ¿Se va a caer el servicio?, les preguntábamos. Ellos se mostraban confiados en que no, y es que habían estado preparando ese partido durante semanas. ¿Cómo?

"Lo que intentamos es ser proactivos en este sentido. Tenemos elaborados planes de actuación. No sólo medidas de contención por si algo pasa, sino todo lo contrario: en la parte de infraestructura estamos obviamente subiendo todos los servidores, bases de datos... Dimensionando de manera adecuada, aún no sabiendo cuánta gente va a haber. Lo que decía al principio, es que yo no sé cuánta gente va a verlo.

En el tema del streaming, se ha hablado obviamente con Akamai, Level3 y Leaseweb. Akamai va a salir como proveedor principal y se establecen con ellos medidas, se trabaja conjuntamente para preparar el día. Pero claro, no estamos somos solo nosotros, están todos los operadores, está Yomvi... estamos todos.

Trabajamos de manera proactiva tanto en la parte de arquitectura como en la parte del streaming, en redes sociales... Aun así, y si te pudiera confirmar un 99,9% de satisfacción de nuestros clientes, ese 0,1%, y sobre todo hoy en día con las redes sociales, te puede dar la sensación de que tu servicio va fatal."

Para el pasado clásico, desde beIN Connect añadieron más máquinas a su infraestructura y estuvieron haciendo pruebas durante semanas. "Hemos estado trabajando todas las posibles actuaciones que creemos que pueden pasar", nos explicaba Natxo, que añadía: "Al final aprendes de los golpes. A nosotros lo que le pasó a Total Channel nos sirvió mucho."

Durante toda la entrevista, desde beIN Connect nos responden de forma abierta, excepto cuando tocamos dos temas. El primero son los números: no pueden decirnos cuántos clientes tiene su servicio, pero sí nos explicaban que para el Barcelona-Madrid estaban trabajando con un margen de tres veces más capacidad que el habitual. "Hemos trabajado en mejoras, más que en subir máquinas, mejoras de flujos, de procesos, etc.", nos dice Natxo. El segundo tema del que no pudieron darnos muchos datos fue el relativo a las operadoras.

La relación con las operadoras

Aunque han pasado años desde las ya conocidas declaraciones de César Alierta ("los buscadores de Internet utilizan nuestras redes sin pagarnos nada"), las operadoras que ofrecen servicio en España siguen manteniéndose firmes a la hora de criticar a los servicios OTT (over-the-top, contenidos que se transmiten sobre redes) que hacen negocio utilizando sus infraestructuras.

Por ejemplo, Telefónica y Netflix siguen en su particular "pelea", con el servicio VOD funcionando de forma irregular a los clientes de la operadora. Si bien Vodafone y Orange no han querido entrar contra Netflix, el discurso que han mantenido históricamente es parecido, exigiendo una misma regulación para todos.

BeIN Connect no sólo es un servicio OTT, sino que además compite con las operadoras en uno de los contenidos más atractivos y con el que éstas más juegan a la hora de hacer negocio: el fútbol. Con un par de pasos puedes contratar el servicio para ver casi toda la Liga (1ª y 2ª división) y la Champions, por un precio menor al que ofrecen las operadoras y sin ningún tipo de permanencia.

Esto, en mi opinión, no debe de hacer mucha gracia a las operadoras que venden estos mismos contenidos a través de sus plataformas, y por eso le preguntamos al responsable técnico de beIN Connect sobre ellas:

"Es un tema sensible. A mí me gustaría poder hacer como Netflix, poder enseñar lo que vemos, pero entiendo que no se puede. Realmente, lo mismo que nosotros podemos tener algún fallo, todos los operadores pueden tenerlo algún día: algo se le quema por algún sitio, y bueno... Lo vemos en las gráficas"

Netflix publica cada mes un ranking de operadores a nivel mundial que pone de manifiesto con qué ISPs funciona mejor su servicio y con cuáles no. En él, Movistar figura en la última posición. Desde beIN Connect, como decía, no han querido dar más detalles al respecto de su relación con las operadoras. Lo cierto es que están en una situación complicada: pertenecen a la misma compañía, Mediapro, que vende los derechos del fútbol por cantidades muy importantes de dinero a Movistar, Vodafone, Orange y compañía.

Durante nuestra visita pudimos ver distintas gráficas que mostraban cómo iba evolucionando la calidad del streaming en función de distintos parámetros (las "gráficas" a las que hace referencia el entrevistado), entre ellos los operadores de los usuarios o los dispositivos que usan. Natxo, además, nos explicaba que en ciertos momentos sí se notaba una saturación de red, consecuencia de compartir las infraestructuras con otro tipo de tráfico:

"Lo que sí que se nota son los comportamientos del usuario: a partir de ciertas horas, la gente se va al sofá y consume otro tipo de servicios, no solo el nuestro, y ahí podemos ver un punto en el que se empieza a degradar la calidad. Pero eso ya no es a nivel micro sino a nivel macro en España. Y ponía de ejemplo alguna vez: si Apple te dice que va a hacer el update de iOS 10 tienes un problemón. Ese día la calidad se degrada muchísimo. Y no tiene nada que ver, absolutamente nada que ver, el live con una actualización de iOS, pero al final todos vamos por los mismos canutos, así que se ve todo perjudicado."

"Al final todos vamos por los mismos canutos, así que se ve todo perjudicado". Esto que nos dice Natxo puede evitarse con el "peering", acuerdos directos con los operadores como a los que llegó Netflix en Estados Unidos y como al que, sospechamos, quiere llegar Telefónica en España. ¿Tienen en beIN Connect algún tipo de acuerdo de "peering" con las operadoras?

"No. Lo que tenemos es acuerdos con otros. Aquí ya no entran las operadoras como tal sino los proveedores de CDN, y nosotros trabajamos con tres. Lo que tenemos es acuerdo con ellos. Akamai, por ejemplo, en España al final es Telefónica, y tenemos un acuerdo con ellos. No pagamos un peering, pero sí que intentamos que la señal llegue de la mejor manera posible. El peering no es que sea un impuesto revolucionario en este sentido, pero se acerca mucho. Tú intentas hacer todo lo que puedas, lo que está en tu mano, pero... Por eso creo que en nuestra empresa lo tenemos bastante conseguido porque es un acuerdo con Akamai y están trabajando constantemente con ellos para mejorar el servicio. Yo creo que en este sentido vamos muy bien. Es mucho más sensible el live que el VOD. Me encantaría ser un Netflix y poder ofrecer VOD, que tienes muchísimos menos problemas, no tiene nada que ver."
"El peering no es que sea un impuesto revolucionario en este sentido, pero se acerca mucho"

De hecho, Natxo nos reconoce algo que todos ya sabemos sobre la venta de los derechos televisivos: para Mediapro y beIN, "claramente el negocio principal es el de las operadoras, es lo que más mueve". Esas cifras sí que son públicas: Movistar+ anunciaba en enero de 2016 la compra de los derechos de La Liga y la Champions (no para producir ellos, sino los canales que produce Mediapro) a Mediapro por 2.400 millones de euros. Pero Competencia obligó a la operadora a renunciar a la exclusividad, lo que hizo que el precio bajara para Movistar y que Orange y Vodafone también compraran el fútbol por una cifra que no llegó a trascender.

¿No preocupa entonces a las operadoras que beIN Connect exista? "Porcentualmente para ellos es muy bajo", nos dice Natxo refiriéndose a usuarios y a la cifra de negocio a la que puede optar hoy su plataforma. Eso no significa que las operadoras estén dispuestas a renunciar a la exclusividad de la OTT en el futuro, según el responsable de beIN Connect. Dentro de tres años caducarán los derechos y tocará renegociar: "En tres años puede que se cambien los acuerdos de derechos, y puede ser que te pidan una exclusividad".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos