He instalado una red WiFi Mesh en casa: hasta nunca, problemas de red

He instalado una red WiFi Mesh en casa: hasta nunca, problemas de red
94 comentarios

Tener conexión en toda la casa no es una tarea sencilla, y más si es una cosa relativamente grande, con muchas paredes y un router puesto en la peor posición posible. Mi casa cumple con estos dos últimos requisitos. Literalmente, tengo el router en una punta de la casa y mi despacho, con su respectivo ordenador, en la otra.

El WiFi no llega, tirar un cable Ethernet de 20 metros por el pasillo no es viable, y creedme, lo he hecho. Tampoco es viable hacer obra para poner una salida del cable en el despacho y el PLC, que es una solución bastante útil (y que he recomendado en varias ocasiones), se me queda corta cuando necesito velocidad, estabilidad y tener conectados varios dispositivos al WiFi. Total, que la semana pasada fue el Black Friday y decidí comprarme el sistema WiFi Mesh de Amazon, Eero (279 euros). Resulta que todos los problemas de red han desaparecido. Gracias por tanto, WiFi Mesh.

Un vistazo a…
Cómo mejorar la WiFi en casa

Bendito WiFi Mesh

Wifi Mesh 2

No me voy a poner técnico con lo que es una red WiFi Mesh. Si os interesa tener una visión un poco más técnica, este artículo es un must. Yo, simplemente, os voy a decir que consta de un router principal y uno o varios satélites que expanden la red y se comunican entre sí para crear, efectivamente, una malla. Da igual a qué estancia vayas, siempre estás conectado a la misma red porque todos los nodos usan el mismo SSID, solo que de forma inteligente el sistema decide a qué nodo te conectas en cada momento y qué recursos destinar a cada uno de ellos.

Los hay de diferentes tipos, colores y marcas, aunque casi todos tienen en común que suelen ser más disimulados que un router. Eso ayuda a que los podamos colocar en cualquier rincón de la casa y no llamen demasiado la atención. Es más, en el caso de los Eero son hasta bonitos, así que se integran bien con la decoración de la casa. Mucho mejor que un PLC blanco enorme puesto en un enchufe, para que nos vamos a engañar.

Wifi Mesh 4

Mi casa tiene alrededor de 90 metros cuadrados y se supone que con el pack de tres Eero tienes para cubrir 460 metros cuadrados, según Amazon. En jerga gaming, poner estos tres routers en mi casa es un overkill en mayúsculas, pero a grandes problemas, grandes soluciones. Yo me gano la vida trabajando en el PC desde casa, juego en él y necesito que la conexión vaya fina no, lo siguiente, y finalmente lo he conseguido.

Lo bueno de que sea un sistema pensado para superficies grandes y que mi casa no sea una mansión de Beverly Hills es que la conexión llega perfectamente a mi despacho. Me llegan más de 300 Mbps, algo inaudito en mi casa y que ha supuesto el jolgorio y la alegría de los que la habitamos, pero lo que realmente me gusta es que me permite conectar el Eero al PC por cable.

Wifi Mesh 1

Así pues, me llegan 300 Mbps por segundo al PC, algo que agradezco en tiempos de conferencias por videollamada y semi-confinamiento. Para que os hagáis una idea, descargar un juego con la velocidad que me ofrecía el PLC me llevaba horas, un montón de horas, hasta el punto de ponerlo a descargar por la mañana y esperar hasta la tarde, a la par que sufría los problemas de tener una conexión lenta en cuanto a navegación. Ahora los juegos se descargan que da gusto verlo.

También lo he notado en el móvil. A mi despacho llega la red 2,4 GHz del router de la operadora o, en su defecto, la del PLC. Ninguna de las dos era particularmente rápida y estable, sobre todo la del router, porque está lejos y vivo en un bloque de pisos, así que la banda de 2,4 GHz es como la M-30 en hora punta. Ahora no solo llega el WiFi perfectamente, sino que puedo moverme entre estancias y tener siempre una buena conexión, porque el sistema WiFi Mesh decide a qué satélite debo conectarme en todo momento. Una maravilla, de verdad.

Reconozco que el primer día con la red WiFi Mesh fue para olvidar. Como os podréis imaginar, tengo mi casa llena de cacharros conectados y tocaba conectarlos todos a la red WiFi Mesh. Estamos hablando de la tele, los altavoces inteligentes, las bombillas, los móviles, las tablets, los ordenadores... todo. Un show, pero hecho una vez, hecho para siempre.

Más allá de esto, los Eero tienen alguna que otra función añadida, como crear redes para invitados, conocer el consumo realizado, hacer tests de velocidad y ver los dispositivos que hay conectados, pero lo que me importa es que funcionan, que han solucionado los problemas de conexión en casa y que, lo mejor de todo, me salieron bien de precio. Larga vida al WiFi Mesh.

Este artículo forma parte de una sección semanal de Jose García dedicada a abordar la tecnología desde un punto de vista más distendido, personal e informal que publicamos en Xataka todos los sábados.
Temas
Comentarios cerrados
Inicio