Compartir
Publicidad

Cinco discos duros de sobremesa sin conexión de red

Cinco discos duros de sobremesa sin conexión de red
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de pasar revista a cinco discos duros de bolsillo para transportar nuestros datos, y de hacer lo propio con otros tantos dispositivos de sobremesa para trabajar en red, cerramos esta serie de posts con un pequeño especial de discos duros de sobremesa sin red. En otras palabras, unidades pensadas para backups personales sin entrar a compartirlos por ethernet o WiFi.

Como siempre, intentaremos centrarnos en modelos que destaquen por sus características de velocidad, capacidad, portabilidad o diseño y dejaremos la lista abierta para que aportéis vuestras propias recomendaciones. Vamos con ellos.

iOmega Prestige Desktop Hard Disk 3.0. Capacidad con velocidad

De poco sirve tener un disco duro de escritorio con una capacidad enorme si no tenemos una conexión medianamente decente. En este sentido el USB 2.0 ya está muy superado y la mayor parte de fabricantes van actualizando sus conexiones a USB 3.0.

iOmega Prestige Desktop Hard Disk 3.0

En materia de capacidad hay muchos fabricantes que ya ofrecen 3TB. Para nuestro especial hemos elegido el iOmega Prestige Desktop Hard Disk 3.0, disponible también en versiones de 1 o 2TB. La versión de 3TB tiene la ventaja de un precio bastante competitivo (210 euros) con las velocidades de transferencia de hasta 5GBps típicas del USB 3.0.

Western Digital My Book Studio. Conexiones para Mac

Mientras se va asentando Thunderbolt, los discos duros de sobremesa pensados para Apple siguen pasando casi obligatoriamente por la conexión Firewire 800. Una vez más, Western Digital sigue haciéndose un hueco en los corazones maqueros con su Western Digital My Book Studio. Existe una versión con mucha más capacidad, el Studio II, pero también es mucho más cara, por eso nos decantamos por este, que además integra etiqueta LCD para chequear su espacio libre aún sin conexión.

Western Digital My Book Studio

Aparte del My Book Studio, hay un buen puñado de discos preparados para Mac que también merece la pena tener en cuenta, como el iOmega Ultramax, cuyo precio está muy próximo a los 140 euros del My Book Studio de 1TB.

LaCie Hard Disk Quadra. Múltiples conexiones

Los que quieran un disco duro de escritorio que además vayan a sacar de vez en cuando a pasear deben optar por un modelo que disponga del máximo número de conexiones posible. Un ejemplo de este tipo de unidades es el LaCie Hard Disk Quadra. Además de USB 2.0 y eSata, también ofrece Firewire 400 y 800, por lo que los usuarios Apple / PC que utilicen ambos sistemas tienen en el Quadra una excelente opción.

Lacie Hard Disk Quadra

Disponible en 1 o 2TB, la carcasa del Quadra cuenta con un bonito diseño minimalista y un precio en torno a los 180 euros.

Verbatim RAID 2TB. Para entendidos en copias de seguridad

Aunque las plataformas de almacenamiento compartido en RAID sobre varios discos duros son más propias de los NAS y otros dispositivos en red, hay algunas opciones para tener en casa un sistema RAID con conexión local. Nuestra elección, que no es la única, es el Verbatim RAID 2TB, un equipo con dos unidades de disco de 1TB que se pueden montar en Big RAID, RAID 0 y RAID 1 para duplicación en espejo.

Verbatim Raid 2TB

La conexión de este modelo pasa por eSATA y USB 2.0, aunque recomendamos encarecidamente la primera para que la velocidad de transferencia sea digna. La carcasa es de acero acabado en negro y su precio ronda los 300 euros aunque seguramente pueda encontrarse más asequible en internet.

Sharkoon SATA QuickPort Duo USB 3.0. Para varios discos duros

Cerramos esta selección con un dispositivo que no es un disco duro en sí mismo, pero es la elección perfecta para los que tienen varios discos duros en casa. Se trata del Sharkoon SATA QuickPort Duo USB3.0, un dock doble al que se pueden conectar discos SATA de 2.5 o 3.5 pulgadas.

Sharkoon SATA QuickPort Duo USB3.0

Este dock permite extraer o insertar en caliente las unidades con sólo pulsar un botón y su precio es de sólo 65 euros. Aparte de dar mucha flexibilidad a la hora de chequear varias unidades, también permite recuperar esas unidades antiguas que, por su poca capacidad, hemos acabado metiendo en un cajón. La conexión al PC es mediante USB 3.0.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos