Decenas de neveras están apareciendo en las costas de Alaska: otra consecuencia de los contendores perdidos en el mar

Decenas de neveras están apareciendo en las costas de Alaska: otra consecuencia de los contendores perdidos en el mar
8 comentarios

El transporte marítimo es una parte fundamental del comercio mundial. Desde coches hasta alimentos, pasando por productos tecnológicos, viajan todos los días en enormes buques de carga. Según World Shipping, en 2021 se movieron aproximadamente 241 millones de contenedores, una cifra realmente impresionante.

Sin embargo, en el último tiempo ha empezado a surgir un problema preocupante: cada vez hay más contenedores perdidos en el mar. Y las cargas que caen en medio del viaje pueden moverse por cientos de kilómetros hasta llegar a la costa. Los residentes de varias islas de Alaska conocen muy bien esta historia.

Neveras que “atracan” en la costa de la ciudad

Según recoge The Wall Street Journal, el otoño pasado, un buque de carga perdió varios contenedores durante una fuerte tormenta frente a la costa de la Columbia Británica, en Canadá. Estos enormes recipientes quedaron a la deriva y, en ocasiones, se abrieron y los productos que llevaban fueron arrastrados a cientos de kilómetros del lugar del incidente.

En abril de este año, unas neveras portátiles de marca YETI, que se suelen vender entre 250 y 750 dólares, empezaron a aparecer alrededor de las islas de Sukkwan y Suemez, en Alaska. La noticia no pasó desapercibida entre los residentes del lugar, que organizaron “expediciones” para hacer con parte de este inesperado "regalo".

Después de días recorriendo a pie, en bote y en avión las inmediaciones de las islas, la gente recogió decenas de neveras portátiles YETI y de otras marcas. La mayoría de ellas, según cuentan, estaban en perfectas condiciones, aunque había algunas cuya carcasa exterior se había dañado, pero no tenían problemas en su interior.

 

Han pasado meses desde que las neveras empezaron a aparecer, pero algunos residentes todavía tienen la esperanza de conseguir la suya. Según YETI, durante el incidente con el buque de carga se perdieron unos 1.600 de sus productos, por lo que muchos de ellos todavía están navegando a la deriva en el océano.

Pero no solo hay neveras perdidas. Según el mencionado periódico, los 109 contenedores extraviados también contenían tapetes de baño, cremas para el pelo, juguetes inflables, cascos de bicicleta, recipientes con aceite para bebés y más. Toneladas de plástico que deberían haber llegado a un puerto, pero que terminaron en el mar.

Más allá del inesperado “premio” que recibieron estos residentes de algunas islas de Alaska, el evento es una evidencia más del problema de la pérdida de contenedores. Entre 2020 y 2021, según World Shipping, el problema ha crecido un 18%, situación que advierte que se deben tomar medidas más estrictas para proteger el medio ambiente de este tipo de incidentes.

Los principales motivos de pérdida de contenedores, de acuerdo a la mencionada organización, son el clima severo y el mar embravecido. Aunque también mencionan fallas estructurales y colisiones.

Imágenes: Duke Marolf

En Xataka: El transporte marítimo mundial se enfrenta a un nuevo dolor de cabeza: el exceso de contenedores

Temas
Inicio