Compartir
Publicidad
Vuelven los zapatófonos: bienvenidos a los móviles de 7 pulgadas
Móviles

Vuelven los zapatófonos: bienvenidos a los móviles de 7 pulgadas

Publicidad
Publicidad

¿Cuanto más pantalla, mejor? Esa pregunta parecía tener como respuesta un contundente sí. Todos los fabricantes llevan años "estirando" sus terminales, y normal ahora es que la diagonal media pase tranquilamente de las 5,5 pulgadas y se sitúe más bien en las 6 pulgadas.

Eso podría cambiar pronto, porque esas pantallas sin marcos (y pronto parece que sin notch) permiten ir un poco más allá. Es lo que demuestra el Honor 8X Max, todo un zapatófono con una pantalla que llega a las 7,12 pulgadas de diagonal. ¿Dónde vamos a ir a parar?

Más diagonal, esto es la guerra

El gigantesco terminal de Honor nos devuelve a una realidad en la que parece claro que ciertos usuarios demandan diagonales especialmente elevadas. La tendencia no es en realidad nueva, y ya en julio de 2016 vimos como el Samsung Galaxy J Max alcanzaba las 7 pulgadas, aunque lo hiciera "achatando" el diseño y haciéndolo bastante más ancho (186,9 x 108,8 x 8,7 mm frente a los 177,6 x 86,2 x 8,13 mm del Honor 8X Max).

Honor8x1

Esas 7,12 pulgadas se reparten en unas dimensiones notables, porque con esa diagonal no se puede esconder lo inevitable. El aprovechamiento de pantalla es sobresaliente gracias sobre todo a ese notch reducido a la mínima expresión y que recuerda al del Essential PH-1.

Sin embargo eso no logra disimular que estamos ante un dispositivo enorme en todo (también en su batería, 5.000 gloriosos mAh) que seguramente satisfaga a muchos usuarios.

Superar la barrera de las 7 pulgadas parece ir demasiado lejos, pero lo mismo decíamos de aquel Galaxy Note original en 2011. Superar las 5 pulgadas parecía casi un sacrilegio, y hoy en día no superar las seis se ha convertido casi en una herejía tecnológica para los fabricantes. ¿Qué está ocurriendo?

Pantallas sin marcos, excusa perfecta para crecer en diagonal

Todos nos alegramos de poder ver más y mejor en nuestras pantallas. El crecimiento de diagonales acabó convenciendo incluso a una reticente Apple, que se mostraba reacia a abandonar sus tradicionales 4 pulgadas. Cuando lo hizo con los iPhone 6/6 Plus, que conste, tuvo uno de los mejores trimestres de su historia en ventas del iPhone.

Moviles De izquierda a derecha, Apple iPhone 8 Plus (5,5 pulgadas), Google Pixel 2 XL (6), Samsung Galaxy S9+ (6,2), Samsung Galaxy Note 9 (6,4), Ulefone T2 Pro (6,7), ASUS Zenfone 3 Ultra (6,8). Fuente: MobileDeviceSize.

Aquella tendencia ya había contagiado a todos los fabricantes, y ha vuelto a hacerlo ahora que estamos en la era de los móviles sin marcos. Elementos como la muesca o notch siguen planteando algún que otro problema a los fabricantes, pero ya estamos viendo diseños que haciendo uso de cámaras retráctiles permiten aprovechar aún más pantalla.

Esa ausencia de marcos ha hecho que los terminales de 5,5 pulgadas que eran "la norma de facto" en la industria se hayan quedado pequeños para fabricantes y usuarios. Este año hemos visto como los principales tope de gama han jugueteado con las 6 pulgadas... cuando no las han superado con holgura.

No solo hemos visto esa tendencia en terminales de gama alta, sino también en dispositivos más económicos y modestos que aún así planteaban esa gran diagonal como argumento de venta. Los Ulefone T2 Pro o los Zenfone 3 Ultra de ASUS son buenos ejemplos de esa oferta.

Lo que está por llegar

Lo cierto es que estamos viendo cómo los fabricantes no parecen tener mucho pudor a la hora de explotar esas diagonales. El Galaxy Note 9 casi se nos ha quedado pequeño con sus 6,4 pulgadas, pero es que los rumores apuntan a terminales de alta gama que estarán cada vez más cerca de esas 7 pulgadas que parecen hasta demasiadas.

Iphonexs

Los rumores que han aparecido sobre los Pixel 3 XL son un buen ejemplo. Si hacemos caso de las filtraciones —y en el caso de este modelo, han sido cuantiosas— este dispositivo contará con pantalla de 6,71 pulgadas en unas dimensiones aparentemente contenidas (158 x 76,6 x 7,9 mm, si hacemos caso a las filtraciones).

A ese dato se suma el que nos asoma a ese inminente iPhone XS Max que según los rumores llegará a las 6,5 pulgadas.

Son dos buenos casos de lo que podría estar por llegar, y parece como si los móviles de menos de 6 pulgadas estuvieran casi condenados a la extinción. Mala cosa para los amantes de los móviles compactos, pero como suele decirse, el pueblo ha hablado. Y quiere más diagonal, está claro.

En Xataka | Los móviles sin marcos no tienen que ser gigantes: las imágenes filtradas del Pixel 3 son esperanzadoras

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio