Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy Note 4 y Edge

Samsung Galaxy Note 4 y Edge
112 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podéis repasar la historia de los Galaxy Note, una familia de teléfonos que a pasos agigantados se ha hecho un hueco muy importante en el mercado - y en Samsung -. El primer producto llegó a nuestras manos como una rara avis, gracias un tamaño que muchos criticaron, la introducción de un puntero que nos recordaba al pasado, y una competencia interna perdida con los Galaxy S.

El tiempo le ha dado la razón a Samsung, y no solo es esencial para ellos renovar cada Note, es prácticamente igual de importante que hacerlo con los Galaxy S. De hecho, el Galaxy S5 - descafeinado para muchos - se ha visto en la necesidad de esperar a la llegada del nuevo Note para que el gran público y la industria viera de lo que es capaz Samsung. Lo sorprendente es que la renovación ha llegado por partida doble, con el Samsung Galaxy Note 4, y un innovador Samsung Galaxy Note Edge. ¿Superarán el excelente nivel del Galaxy Note 3? ¿marcarán diferencias con las phablets de la competencia? Vamos a conocerlos mejor:

Samsung Galaxy Note Edge, con pantalla curva

Empezamos por el modelo más llamativo, y el que realmente innova con respecto al modelo anterior, al menos desde el punto de vista del factor de forma y el diseño. Como podéis comprobar en las imágenes, el Note Edge cuenta con una pantalla curva, que se hace notable en uno de los laterales - derecho - del teléfono.

650_1000_captura_de_pantalla_2014-09-03_a_las_8.33.58-1.png

A los que hayan estado siguiendo las innovaciones de Samsung y sus pantallas YOUM, estamos ante un modelo bastante parecido a uno de sus prototipos. Todo es posible gracias a la tecnología OLED de última generación que desarrollan los coreanos, y que ahora mismo poca competencia pueden tener por parte de otros fabricantes.

Otra cuestión es si esa diferencia es positiva en la práctica, como se ha estado debatiendo en la aparición de otros teléfonos con novedades en la curvatura de la pantalla, por ejemplo, Samsung Galaxy Round. Lo que es una realidad es que hace un año eran prototipos, y en otoño quieren tenerlos a la venta.

Por lo demás, es básicamente un Samsung Galaxy Note 4. Tanto software como hardware es compartido por los nuevos teléfonos. También los detalles de diseño se comparten, con acentos metálicos, y la misma trasera confeccionada en plástico con texturas que simulan otros materiales.

edge-back.jpg

Impresionante las especificaciones con las que se presenta la pantalla curvada, con una diagonal de 5,6 pulgadas y una resolución Quad HD+, es decir 2.560x1.600 píxeles. Curiosamente es 0,1 pulgadas más pequeña que el modelo "convencional", el Note 4. En la zona curvada hay 160 píxeles adicionales a lo ancho.

¿Nos tendremos que acostumbrar a la asimetría en un smartphone? Es lo que nos encontramos en el Note Edge, que parece confortable y atractivo a pesar de ese desequilibrio en las formas. Incluso se puede interpretar una mejora en la interactividad con el pulgar para aquellos que cogen el teléfono con la mano derecha. Al revés debe ser un inconveniente el nuevo diseño.

¿Ha pensado Samsung en los clientes que utilizan el teléfono con la mano izquierda? En ese caso, la zona curvada no debe ser nada cómoda.

Samsung puede crear dos partes independientes en la pantalla, a través de software. Pudiendo mostrar información extendida, o bien, cada una por su cuenta. Me explico, se puede tener apagada la cara frontal del teléfono, y en la curva lateral estar mostrando detalles, como notificaciones, permaneciendo activa a nuestros dedos. Samsung sacará partido de esa situación en sus aplicaciones, pero también espera que lo hagan terceros.

Samsung Galaxy Note 4, la renovación esperada

note-4-1.jpg

Vamos con el modelo "convencional", que llega con las características que podíamos esperar de un nuevo Galaxy Note, teniendo en cuenta lo que se cuece en el mercado, y lo que ya se había puesto en práctica en el Galaxy S5.

El Samsung Galaxy Note 4 tiene una pantalla de 5,7 pulgadas con resolución Quad HD, y al margen de las mejoras en software y especificaciones, lo más llamativo está en el diseño y materiales, al encontrarnos con un marco confeccionado en aluminio.

Empezando con el Samsung Galaxy Alpha y continuando con el protagonista de nuestra noticia, creemos que Samsung ha dado un paso adelante en la buena dirección, apostando por unas calidades más acordes con lo que pagamos. Lo que podríamos denominar como elegante y Premium.

note-4-back.jpg

Eso sí la trasera sigue estando confeccionada en policarbonato, con esa especie de simulación de piel, que en la mano parece que está mejor conseguida que en modelos anteriores. Donde sigue estando por detrás del Galaxy S5 es en resistencia, mejor no lo intentamos mojar.

Parándonos en la pantalla, el cristal con el que nos encontramos al actuar con ella, no es completamente plano, ellos lo llaman 2.5D, es decir, que tiene una ligera curvatura. Es algo que se utiliza en muchos Nokia Lumia.

Actualización, ahí tenéis nuestra toma de contacto:


Especificaciones comunes, de primer nivel

Para empezar sabemos que habrá dos versiones, una con hardware Samsung Exynos para el mercado coreano, y otra con el Snapdragon 805 (cuatro núcleos, 2,7GHz) para el resto de mercados. El Samsung Exynos 5433 cuenta con ocho núcleos (1.9GHz Quad + 1.3GHz Quad-Core).

En ambos casos la memoria RAM será de 3GB, y la que tenemos disponible para almacenamiento se mueve en dos opciones, 32 o 64GB. Siempre con la posibilidad de ampliar mediante tarjetas microSD.

Todos los sensores del Galaxy S5, más uno capaz de medir cinco intensidades de rayos ultravioletas

La batería crece ligeramente en el Note 4, pasando a 3.220mAh, el modelo Edge se queda en 3.000mAh. Utilizan tecnología de carga rápida de Qualcomm y posiblemente tenga peores números que el Note 3, al tener que tirar adelante con pantallas Quad HD.

Siguiendo con elementos esperados, tenemos un sensor de huellas dactilares, y otro para comprobar nuestro ritmo cardíaco bajo la cámara. Hablando de cámaras, pues subimos hasta los 16 megapíxeles en la principal, y también lo hacemos con la frontal, que es ahora de 3,7 megapíxeles (f/1,9). En la frontal se introduce un modo selfie panorama a partir de tres fotos.

sm-n910_charcoal-black_left-45--degree-pen_011.jpg

Hay una novedad en cuanto a sensores, el Note 4 incorpora un sensor de rayos ultravioletas - hay que apuntar con él hacia el sol -, que nos informa de la radiación del astro rey con cinco niveles: baja, moderada, alta, muy alta, y extrema. Mirando por nuestra salud, y directamente relacionado con S Health.

Sobre el software, ambos se presentan con Android 4.4 KitKat y el nivel de personalización estrenado en el Samsung Galaxy S5. Como productos Note que son, hay mucho software S Pen, para sacar provecho a la nueva tecnología utilizada, que es capaz de reconocer el doble de presión que en el Note 3. Habrá mucho que conocer sobre esa pantalla curvada del Edge, pero por ahora no tenemos mucha más información.

Samsung Galaxy Note 4 y Edge, ¿cuándo?

Conocemos que ambos llegarán en otoño, con el Note 4 haciendo acto de presencia en octubre, con cuatro colores disponibles: blanco, negro, dorado y rosa. Algunos colores como el blanco o el negro jugarán con diferentes tonalidades en el metal.

Nada de precios, fechas concretas, o mercados. Todo nos hace pensar que el modelo Edge será mucho más caro que el Note 4. Aprovechando que los chicos de Samsung han colgado la presentación completa en vídeo del producto - para el que quiera ampliar información -, vamos a compartirla:


Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio