Los Pixel 6 y 6 Pro muestran un gran cambio en el diseño, más cámaras y procesador propio, según la última filtración

Los Pixel 6 y 6 Pro muestran un gran cambio en el diseño, más cámaras y procesador propio, según la última filtración
43 comentarios

Los móviles de Google se han caracterizado por no caer en tendencias y parece que eso va a seguir en los siguientes, pero de una manera quizás más notable. La última filtración sobre los Google Pixel 6 y Pixel Pro nos enseña una estética totalmente diferente no sólo a sus precedentes, sino a todo lo demás.

A modo de recordatorio, el Google Pixel 5 tiene un aspecto más bien minimalista, con un pequeño módulo a una esquina y más o menos en la misma línea que el Pixel 4 XL (éste en brillo, pero igualmente muy sencillo). Pero lo que hemos visto en esta ocasión es un módulo mucho más notorio, una nueva paleta de colores y detalles internos que también serían un cambio significativo (sin confirmación oficial).

Adiós, minimalismo

Los smartphones de Google, además, se han mantenido estoicos en lo de no caer en la triple o cuádruple cámara: tanto este fabricante como Sony aún aguantaban con una en 2019 mientras otros se acomodaban en la combinación de al menos tres sensores. Si bien a posteriori ya hemos visto dos cámaras traseras, en los renders que se han filtrado vemos dos y tres cámaras traseras en lo que serían los Pixel 6 y 6 Pro, pero además las vemos en una llamativa franja negra sobresaliente que ocupa toda la trasera de lado a lado, como si fuese una rebanada de la misma que se sale hacia fuera.

El módulo alberga lentes que parecen tener un mismo diámetro, sin que se hable de qué tipo de cámaras son. Y otro aspecto que destaca es la invasión del naranja, que al menos en esta variante ocuparía la trasera que queda en la parte superior (y el logo). En conjunto, un aspecto que deja a un lado el minimalismo de los últimos modelos y que, en cuanto a colores, parece tener reminiscencias del Pixel 2 XL blanco, aunque los filtradores (Jon Prosser, con la "corroboración" de Max Weinbach, que cuenta con mejor historial) y apunta que los colores podrían cambiar (como todo), de hecho vemos que han hecho uno con acabado café con leche.

El frontal se ve, además, más despejado que en el Pixel 5, que supuso el adiós al marco convencional para dejar sitio al agujero en pantalla para la cámara frontal y que en este caso estaría centrado. Vemos que en estas imágenes la pantalla es plana, con marcos más delgados y con el lector de huellas integrado.

Otro aspecto que destaca en esta filtración es que integre un chip propio de Google, con lo cual dirían adiós a los de Qualcomm. Según parece estos móviles contarán con el SoC GS101 (siendo GS el acrónimo de "Google Silicon"), con nombre en clave Whitechapel, desarrollado en colaboración con Samsung y orientado tanto a los móviles como incluso a futuros Chromebooks.

Veremos si esto se confirma y, sobre todo, a qué mercados llegan los Pixel este año. Por ahora no se ha hablado mucho de ellos y si siguen el calendario, la renovación anual caería en septiembre, así que probablemente aún queden meses para salir de dudas.

Imagen | Jon Prosser y Max Weinbach

Temas
Inicio