Publicidad

¿Cuánto está dispuesto a pagar extra el cliente de iPhone respecto a la competencia?

¿Cuánto está dispuesto a pagar extra el cliente de iPhone respecto a la competencia?
78 comentarios

Uno de los rumores relacionados con el próximo iPhone 6, que será presentado esta tarde a partir de las siete (lo podrás conocer en directo con nosotros) es el precio más alto que de nuevo adoptará el modelo más asequible del iPhone.

Eso, junto con el mantenimiento intacto del precio de un iPhone en todo su ciclo de vida (al menos hasta que le sustituye otro) frente a las bajadas que ya se asocian a los franquicias bajo Android, ha puesto sobre la mesa el debate sobre lo que un usuario de iPhone está dispuesto a pagar extra respecto a la competencia especialmente cuando han pasado unos meses de la presentación de un terminal. Discutamos.

iPhone y flagship bajo Android, esto cuestan cuando se lanzan

Que los smartphone de referencia, ya sea bajo Android, iOS o incluso los gama más alta de Nokia con Windows Phone, tengan un alto precio de salida es algo a lo que el consumidor se ha acostumbrado. Y no es que se esté de acuerdo, pero es algo que, salvo algún caso muy aislado y siempre de marcas que ahora mismo están en segunda fila del mercado, ha quedado ya establecido en el segmento.

Un símbolo del precio de salida de un smartphone lo representa a la perfección el iPhone de Apple. En las gráficas recogemos los precios de salida del iPhone en España, libre, y desde 2010, momento en que se puso a la venta tanto el modelo 3GS (que tenía 8 GB de memoria interna) como el iPhone 4.

precios_iphone_salida_espana.png

Como vemos, el precio de salida de los iPhone sucesivos ha ido aumentando muy ligeramente con cada generación (menos entre las versiones 4 y 4s), así que si sigue la tendencia, el próximo iPhone 6 superará los 699 euros del modelo anterior, algo que además podría estar justificado por el aumento de pantalla del terminal. Los datos filtrados hasta ahora colocarían el hipotético modelo más asequible por 749 euros (o incluso rozando los 800 euros), un aumento que nos parece razonable visto el historial de la compañía con sus anteriores terminales.

Y los flashship de Android, ¿cómo evolucionan los precios a cada lanzamiento? Veamos los ejemplos de las "sagas" Xperia Z y los Galaxy S.

Precios salida Galaxy S

En el caso de los Sony Xperia Z, en 18 meses hemos visto ya cuatro modelos, con precios casi intactos en sus lanzamientos respectivos: 669, 689, 689 y 699 euros para los Z, Z1, Z2 y Xperia Z3 respectivamente.

¿Cómo es la situación tras un año en el mercado?

Los precios del iPhone de generaciones anteriores suelen bajar de precio con cada nuevo modelo que se anuncia. Es el modelo que, para Apple, pasa a ser una especie de terminal de entrada o menor gama, al menos en precio.

Pero esa diferencia, como se refleja en el modelo de iPhone 4s (16 GB y el que mejor representa la longevidad de un terminal Apple ahora mismo), es prácticamente ridícula, especialmente si tenemos en cuenta la ventana de tiempo de la que estamos hablando, tres años completos:

iphone_4s_precio.png

Nota: la diferencia de 30 euros entre 2011 y 2012 habría que matizarla por el cambio de IVA del 18 al 21%, lo que la dejaría en 45 euros. El precio del iPhone 4s de 16 GB en 2013 y 2014 es de TPH, que todavía lo tiene a la venta, mientras que Apple ya solo ofrece el modelo de 8 GB curiosamente por 399 euros

Aquí podemos ver ahora el porcentaje de reducción de precio de los modelos de smartphone de gama alta de referencia del año pasado tras los primeros doce meses de haberse presentado, independientemente de si fue anunciado un sucesor o no:

reduccion_de_precio_al_año.png

Samsung: la mejor opción para los ahorradores ... si esperas un poco

Si con Sony sabemos que a los pocos meses de presentar un Xperia Z tendremos un modelo un poco mejor y eso significará una posible reducción del precio del modelo anterior bastante cercana, con Samsung es matemático, una regla ya conocida dentro del mercado que aplica a cada modelo de gama alta de la compañía.

Esa reducción en el precio de los terminales de Samsung es especialmente significativa en los primeros meses tras el lanzamiento, lo que supone una penalización sin tapujos a los que desean hacerse con su nuevo terminal instantáneamente. Pero, en general, ese tipo de usuario suele ser el que no mira tanto el precio a la hora de decidirse a comprar el terminal como el propio terminal en sí.

galaxy_s5_pantalla_brillante-2.jpg

Con el Galaxy S5, su último franquicia, que salió al mercado de forma oficial por 729 euros en abril, la reducción en estos primeros seis meses ha sido apabullante.

Actualmente no es difícil conseguirlo por unos 450 euros de media en algunas tiendas online de referencia (incluso más barato en algunos momentos puntuales pero que no tenemos en cuenta en este caso), lo que supone un 38% de bajada de precio respecto a la salida, pero ya prácticamente en el primer mes y medio se podía comprar por un 22% menos.

comparativa_reducción_precio_galaxy_s4_y_s5.png

En la gráfica anterior vemos el ritmo más alto de reducción de precio del Galaxy S5 respecto a la anterior generación, lo que lo coloca como el modelo de Samsung en el que más ha merecido la pena esperar para comprarlo.

Visto esto, a la decisión de compra de un terminal Android de gama alta frente a un iPhone podríamos añadirle, de forma numérica, un nuevo elemento a valorar además del sistema operativo, preferencias personales, ecosistema, especificaciones técnicas o longevidad.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio