Publicidad

Asistentes de voz y la lucha por la conquista de nuestra confianza

Asistentes de voz y la lucha por la conquista de nuestra confianza
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

Google Now podría ser el producto más importante de Google en años. Así lo afirmaba hace ya casi dos años Antonio Ortiz en su blog personal, y puede que no le faltase razón. Desde luego se ha convertido en un producto cada vez más ambicioso que ha pasado de equipararse a las opciones de Siri a superarlas.

Porque Google Now va más allá de ese motor de respuestas habladas y se ha convertido en un servicio que sabe lo que necesitamos antes incluso de que lo necesitemos. El mercado de los asistentes de voz está de lo más interesante tras la llegada de Cortana, la apuesta de Microsoft, pero ¿quién tiene más papeletas para afrontar el futuro?

Jugando a las preguntas y a las respuestas

Siri sería toda una sorpresa por parte de Apple, que el 4 de octubre de 2011 presentaba a su asistente de voz como una de las características diferenciales de iOS 5 y de aquellos iPhone 4S. Tres años después de su aparición -la semana pasada se cumplía ese tercer aniversario- nos encontramos en un mercado en el que todas las grandes plataformas -incluida BlackBerry, con un producto aún por descubrir- cuentan con su propio asistente de voz.

Siri 1

Porque la idea de Siri era fantástica. Poder establecer citas, enviar mensajes a contactos o preguntar algunas cuestiones genéricas era en ese momento algo que planteó un debate sobre las nuevas capacidades de estos dispositivos móviles de convertirse en pequeños HAL9000 en potencia.

Por supuesto, el lanzamiento de Siri desató el fenómento de los asistentes de voz. Google lanzaría menos de un año después Google Now, y lo haría con un enfoque mucho más ambicioso. Aunque inicialmente aquel servicio estaba orientado a cumplir con la papeleta de igualar a Siri y no dejar a los usuarios de Android huérfanos de dicha opción, pronto se demostró que en Google Now la cosa podía ir a más.

Ahí es donde entra en juego esa obsesión que tiene Google por captar datos de la interacción que el usuario hace con sus dispositivos, aplicaciones y servicios. Toda esa ingente información que cedemos tan tranquilamente -dejamos para otro día el debate privacidad vs comodidad- se utiliza de forma ejemplar en Google Now, que lee nuestros correos y calendario para avisarnos de que tenemos que coger un avión o, yendo más allá, de que cuando hagamos la maleta no se nos olvide el paraguas, porque en nuestro destino está lloviendo. La información va más allá de la información.

Google Now 1 1

Y en estas que también Microsoft preparaba su jugada. Cortana es el singular nombre del asistente de voz que llegó con Windows Phone 8.1, y la idea de la propuesta de Microsoft se sitúa más en la línea de Google Now que en la de Siri. Microsoft circunscribe la información de la que se nutre Cortana al llamado Notebook o libreta de notas, donde podemos incluir datos de localización, recordatorios o contactos a los que damos acceso a Cortana para que integre su inteligencia y trate de deducir información importante.

Los laboratorios de Microsoft Research ya demostraron las posibilidades de la integración de Bing en Cortana: el motor de búsqueda hacía uso de una gigantesca base de datos y de un singular motor de predicción que entre otras cosas logró adivinar los ganadores de 15 de los 16 partidos de la ronda final del Mundial de Fútbol 2014 celebrado en Brasil -ahora están probándolo con éxito en la NFL- y esa predicción podría también aplicarse al uso diario que hacemos en nuestros móviles.

¿Cuál es mejor?

Las prestaciones de cada uno de estos asistentes han demostrado ir creciendo de forma interesante con el paso de los meses, pero parece evidente que Google Now ha sido la que más ambición ha mostrado en sus últimas iteraciones.

Google Now Siri Cortana Stone Temple Consulting

Apple no se ha quedado parada con Siri, que en iOS 8 ha llegado con novedades como el soporte de HomeKit, el reconocimiento de canciones vía Shazaam o el soporte para 22 idiomas adicionales. Sin embargo se critican temas como la ausencia de una API para desarrolladores o su olvido de OS X, una opción de la que hablamos más adelante.

Por su parte, Cortana también ofrece características destacables en la última edición, como esa escucha activa que imita la capacidad de los Moto X originales, pero la ambición de este asistente está muy relacionada con el escritorio.

Es difícil valorar cuál de estos asistentes se comporta mejor, pero algunas comparativas tratan de dar respuesta a esa cuestión. En julio apareció por ejemplo el estudio -bastante limitado, eso sí- de Gene Munster, analista de Piper Jaffray, que enfrentaba a Google Now con Siri y que había llegado a la conclusión de que el motor de Google Now era ligeramente superior al de Siri: de la sesión de preguntas planteada, Google Now contestó bien el 84% de las veces, por un 82% de Siri.

Más reciente es el resultado de Stone Temple Consulting, que incluía a Cortana en esa comparativa y que dejaba claro que Google Now era mucho más eficaz y preciso en la contestación de las cuestiones, pero también más completo, ofreciendo más información para tratar de completar la respuesta. En el estudio se tuvieron en cuenta temas singulares como el hecho de que la propia formulación de la pregunta -aun buscando el mismo resultado- puede hacer que los asistentes de voz contesten bien o mal, aunque en esa comparativa no se tuvieron en cuenta las capacidades adicionales de Google Now que permiten que nos envíe notificaciones automáticas ante eventos del calendario, por ejemplo.

Mención aparte merecen desde luego todos esos desarrollos paralelos de terceras partes, que no han sido incluidos en esas comparativas pero que también tienen potencial para conquistar a los usuarios. Y aquí es inevitable no mencionar al proyecto español Sherpa y a otros como Dragon Mobile Assistant, Indigo, Viv -de ingenieros que estuvieron implicados en el desarrollo de Siri- o los intentos que gigantes como Yahoo! están realizando en este apartado. En todos esos casos el problema reside en que las plataformas aprovechan la integración con el ecosistema de aplicaciones, algo que tienen algo más difícil todas estas propuestas.

Hasta el escritorio... y más allá

Aunque todas estas soluciones nacieron como parte integrante de sus plataformas móviles, sus prestaciones pueden ser aprovechadas más allá de los tablets o los smartphones. El salto natural de los asistentes de voz es el de los sistemas operativos de escritorio, y de hecho ya estamos viendo incursiones en ese sentido.

Cortana Windows

Google ha sido la que de momento más está tratando de incidir en ese terreno, y desde hace algunos meses ofrece las virtudes de Google Now en su navegador Google Chrome y, por supuesto, en Chrome OS. La interfaz de las "tarjetas Google" que aparecen en el móvil se traslada también a nuestro navegador en el PC o portátil, y desde luego supone una forma interesante de aprovechar esas ventajas en una sesión de trabajo habitual.

Más interesante aún parece el futuro de Cortana en Windows. Aunque durante la reciente presentación de Windows 10 Microsoft no dio datos sobre el tema, hay muchos rumores sobre la futura integración de Cortana en este sistema operativo que aparecerá en aproximadamente un año. Según esas filtraciones, en Microsoft ya tendrían una versión preliminar de esa integración, y esa clara apuesta por la convergencia en la filosofía One Windows deja bastante claro que el asistente de voz tendrá un papel destacado en Windows 10.

Por su parte, Siri no parece querer apostar por el escritorio de momento. En Apple han dado un paso importante en la convergencia de su ecosistema con ese flujo de trabajo que podemos trasladar de iOS 8 a OS X 10.10 Yosemite (o al revés) gracias a Continuity y Handoff, pero Siri no será de momento característica de OS X. Eso sí: ya hay una patente de Apple que parece definir esa posibilidad en el futuro, así que no descartaríamos en absoluto esa opción.

Michael Night 1
Puede que no tardemos mucho en emularle...

La llegada de los dispositivos wearable también plantea un futuro especialmente prometedor para estos asistentes de voz. De hecho, los relojes inteligentes que parecen ser una de las grandes revoluciones tecnológicas de los próximos meses podrían adoptar este tipo de interacción como protagonista. Google Now y Siri tienen mucho sentido en los smartwatches basados en Android Wear y en Watch OS -el sistema operativo presente en el aún por descubrirApple Watch-. Cortana no parece tener sitio de momento en ese mercado -Microsoft habló de wearables en su evento sobre Windows 10, pero sin prometer relojes inteligentes u otros dispositivos-, pero sí lo tiene por ejemplo en las consolas Xbox 360 y Xbox One, que podrían beneficiarse también de esta herramienta como complemento a las órdenes de voz que se pueden ejecutar vía Kinect.

Conclusiones

Existe probablemente un gran problema para el avance de los asistentes de voz: la propia educación de los usuarios, que deben "reaprender" ciertos conceptos para poder aprovechar esta tecnología. Aunque el reconocimiento del lenguaje natural es notable en estas soluciones, el hecho de hablarle al móvil, al ordenador o al reloj sigue pareciendo para muchos algo más típico de las películas o series de televisión que de nuestra realidad cotidiana.

Moviles1

Y sin embargo estas aplicaciones parecen cada vez más prometedoras tanto por sus prestaciones -cada vez más ambiciosas, sobre todo en el caso de Google Now- como por los escenarios en los que podrían integrarse próximamente.

Puede que no pase mucho tiempo hasta que nos convirtamos en usuarios activos de una tecnología que está aquí para quedarse y que bien enfocada parece ser la respuesta a una necesidad clara de interacción que se plantea en el futuro: cuidado, que llegan los wearables y la Internet de las Cosas.

En Xataka Móvil | Google Now llega a iOS, cuidado, Siri En Xataka | Siri, ¿qué te hace especial?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir