Compartir
Publicidad
"Si alguien quiere replantearse su estrategia en nuevas tecnologías, a quien ataca es a quien más avanzado está", Javier Palacios, director de Honor España
Móviles

"Si alguien quiere replantearse su estrategia en nuevas tecnologías, a quien ataca es a quien más avanzado está", Javier Palacios, director de Honor España

Publicidad
Publicidad

No hay duda que el principal afectado entre la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha sido Huawei, que ha tenido que enfrentarse al veto de Trump, demostrar que tiene un plan B en caso de que sea necesario e incluso asegurar en entrevista exclusiva para Xataka que "van a seguir sí o sí" en el mercado. Pero no ha sido la única empresa en el punto de mira, y es que Honor, la filial de smartphones que también pertenece a Huawei, está, para bien y para mal, en el mismo barco que su matriz.

Hemos podido hablar con Javier Palacios, director de Honor España, para conocer cómo se está viviendo esta crisis desde dentro, por qué cree que justo está afectando a Huawei y no a otras empresas chinas, cómo creen que se solucionará el conflicto y, sobre todo, cómo afecta a los usuarios y a sus smartphones.

Por qué el veto a Huawei y no a otras empresas chinas

Trump China

Donald Trump y Estados Unidos siguen empeñados en afirmar que Huawei es una amenaza para la seguridad nacional, pero todavía no han mostrado ni una prueba pública de ello. ¿Cuál crees que es el motivo de este veto contra Huawei y, por tanto, también contra Honor?

Nosotros nos hemos visto metidos en una guerra no sé si comercial, política, geopolítica, o de qué otra magnitud, cuando nosotros somos una empresa privada, china, pero multinacional, con presencia en 170 países, con multitud de conexiones y relaciones con muchos partners en miles de sitios. Vernos involucrados en esto no deja de ser algo que no entendemos. Nosotros tenemos relaciones con tanta gente y con tantos países que, bueno, yo creo que las tensiones comerciales que pueda haber entre países, ya no solo entre Estados Unidos y China, si no en otros y en otras industrias, no tiene por qué afectar a empresas privadas.

Lógicamente el potencial que tiene Huawei en desarrollo de tecnología hace que, al ser tan fuertes, quizás somos una posible razón para ponernos en medio de esa guerra comercial. Pero también es una buena noticia, porque si se meten contigo es porque eres fuerte.

Sí, pero en el mundo hay también más empresas chinas, y, sin embargo, el foco está muy claro sobre Huawei. ¿Por qué?

Yo creo que es precisamente por esa potencia. Parece ser, hasta donde nosotros sabemos, que en el desarrollo del 5G nosotros estamos bastante más avanzados que muchas otras compañías y que muchos otros países. Por tanto, si alguien quiere replantearse su estrategia en nuevas tecnologías, a quien ataca es a quien más avanzado está. No obstante, nosotros seguimos teniendo relaciones con multitud de operadores y tenemos licencias ya otorgadas en multitud de países para toda esta fase de pruebas del 5G. Y ninguna de esas licenciaturas se ha caído. Seguimos adelante con nuestros planes, business as usual.

"El potencial que tiene Huawei en desarrollo de tecnología hace que, al ser tan fuertes, quizás somos una posible razón para ponernos en medio de esa guerra comercial"

¿Tienen Huawei u Honor algún tipo de relación con el gobierno chino?

No.

¿Tajantemente?

Tajantemente. Somos una compañía privada independientemente de nuestro país de origen y no tenemos relaciones con gobiernos de ninguna índole.

¿Tuvisteis algún tipo de información previa a nivel interno que os advirtiera del veto que estaba preparando Trump u os pilló completamente por sorpresa?

Nada. Cero. Sí es verdad que Huawei tiene desde hace años un plan de continuidad de negocio que pudiera mantenerse independientemente de que nuestros proveedores actuales siguieran trabajando con nosotros, tanto en software como en hardware. Eso hace que la compañía esté preparada para plantearse la continuidad del negocio sin recurrir a esos socios. En nuestro caso nos pilló justo en el lanzamiento del Honor 20 en Londres. Ese mismo día saltó la noticia y el comunicado de Google, y aun así nuestros planes continuaron como estaban previstos. Se presentó el producto y, de hecho, hemos mantenido nuestros planes comerciales con el Honor 20, con algún pequeño retraso de días, no de semanas, pero ya estamos empezando a servir a nuestros clientes y estaremos en la oferta comercial de finales de junio, principios de julio.

Cómo afecta a Honor el veto de Trump

Honor 20 Pro

Entonces, ¿el Honor 20 llegará este verano con Android y todo como hasta ahora?

Sí, en cuestión de días. Lo habíamos previsto hacia mitad de junio, pero ahora será a finales de mes, seguramente a partir del 21 de junio.

¿Y por qué este retraso?

Bueno, la compañía hizo algo muy inteligente. Y es que, para asegurar el suministro a nuestros clientes, primero teníamos que asegurar el aprovisionamiento de nuestros proveedores, y una vez que, componente a componente, podemos asegurar ese aprovisionamiento es cuando podemos continuar con la producción para ponerlo a la venta.

¿Habéis notado cambios tanto en la relación con operadores en España como con superficies como Media Markt, El Corte Inglés o Amazon?

No más allá de que todo esto ha generado incertidumbre, como es lógico, tanto en clientes como en consumidores. De hecho, los primeros días después de la noticia se notó un descenso como ya dijo Pablo [Wang, Country Manager de Huawei Consumo España]...

...¿también del 30% como en el caso de Huawei?

Sí, muy similar, seguramente algún día más en comparación con las semanas anteriores, pero desde hace unos días estamos repuntando a los niveles normales. En cualquier caso, está claro que los clientes están deseosos de que esta tormenta pase y quede simplemente en un chaparrón.

Huawei tiene negocios más allá de los smartphones, pero Honor no. ¿Ves peligrar el futuro de Honor si la crisis sigue adelante y acaba impactando a las ventas de vuestros teléfonos?

No, yo creo que la compañía fue muy inteligente y muy clara a la hora de confeccionar la estrategia de doble marca. Es algo que ocurre en casi todas las industrias que podemos tener a nuestro alrededor, muchas empresas optan por estrategias de doble marca. Siempre me gusta decir que somos el Mini de BMW o el Converse de Nike, y eso implica que hay estrategias de marca enfocadas a tipos de consumidor diferentes. Para Huawei es tan importante Huawei como marca como Honor, y los planes son seguir adelante y seguir ofreciendo esa doble marca.

Sí, pero meramente pensando en negocio, a la hora de diversificar, Huawei tiene más opciones que Honor, que solo tiene smartphones.

Sí, pero pertenecemos a la misma corporación. En la parte de Consumer Business Unit hay dos unidades de negocio: Huawei Devices y Honor Devices. Somos una pequeña parte de Huawei, pero no por eso hay que pensar en una no continuidad.

"Nuestros objetivos se mantienen: ser quintos en tres años y la tercera marca en cinco años"

Pero podrían venir malos momentos en caso de que la situación en smartphones empeorase, ¿no?

No lo preveemos. Yo creo que la fortaleza que tenemos en algunos mercados es importante. En China somos casi tan fuertes como Huawei, en otros países como India o Rusia somos top 2 o top 3, y en Europa, cuando empezamos a lanzar la marca hace un par de años, lo hicimos con objetivos de situarnos quintos en tres años, y ya lo somos en volumen de mercado total en España, al menos hasta mayo de este año, y eso que no competimos en todas las partes del mercado.

¿Por gamas o precio?

No solo por eso, sino porque en los operadores más globales todavía no estamos compitiendo. Estamos empezando ahora. Llegamos primero a mercado libre y retail y eso nos ha ayudado a ser ya quintos en España. Pero más allá de España, a nivel global, el posicionamiento es tan significativo en varios mercados que nuestros objetivos se mantienen: ser quintos en tres años y la tercera marca en cinco años.

O sea que vuestras previsiones no han cambiado con esta crisis y seguís apuntando alto.

Eso es.

Hace nada el CEO global de Huawei, Ren Zhengfei, ha anunciado un descenso de ingresos estimados en 30.000 millones de dólares. ¿En vuestro caso cómo os ha afectado?

Mantenemos nuestras previsiones. Es verdad que tendremos que tener cuidado en nuestra estimación de venta de aquí a final de año, pero confiando en que la situación no solo se calme, si no que volvamos al statu quo que hemos tenido hasta ahora, creo que podemos cumplir con los objetivos que tenemos marcados y que te he comentado.

Tengo un móvil Honor o quiero comprarme uno: ¿cómo afecta realmente al usuario esta situación?

Honor 20

¿Qué le dirías a todo el mundo que nos lee que tiene un teléfono Honor o que planea comprarse uno nuevo?

Que no hay cambios en los beneficios que obtienen con un móvil Honor. Por supuesto los teléfonos que se han vendido hasta ahora y los que se están vendiendo ahora tienen todas las actualizaciones y todas las posibilidades que tenías hasta ahora. Y nuestro objetivo es que ese mismo beneficio que hemos sido capaces de ofrecer al consumidor se lo sigamos manteniendo en el futuro. Bien con el statu quo que había hasta ahora, o bien por nosotros, que tenemos la capacidad de buscar alternativas.

De hecho aquí Huawei ya ha hablado de su plan B, ese sistema operativo propio que en teoría ya está probando. En caso de que se implemente en los próximos dispositivos, ¿llegaría también a smartphones Honor?

Sí, forma parte del plan de continuidad de negocio que comentábamos antes. Nosotros hemos funcionado siempre con Android. Android es un sistema operativo de código abierto al que, además, nosotros, Huawei y Honor, hemos contribuido significativamente, no solo al sistema si no a lo que conlleva alrededor de la industria. Y eso es lo que queremos seguir haciendo. ¿Que la compañía tiene capacidad suficiente para lanzar su propio sistema operativo? Sí. ¿La situación actual con Android es la que quisiéramos seguir manteniendo? Desde luego. Lo que nosotros creemos y queremos es que, transcurrido un tiempo, volveremos a ese statu quo que hemos tenido hasta ahora, y por tanto seguiremos contribuyendo al desarrollo de Android. Ese es nuestro deseo.

"¿Que la compañía tiene capacidad suficiente para lanzar su propio sistema operativo? Sí. ¿La situación actual con Android es la que quisiéramos seguir manteniendo? Desde luego"

¿Cuál puede ser entonces la salida para todo este entuerto? Que Google tenga que dar marcha atrás en algo así no parece fácil.

Bueno, más que dar marcha atrás es volver al negocio como está. Yo creo que la contribución de Huawei a Android y al sistema de servicios de Google, que nosotros aportamos una parte significativa de su volumen de negocio, es algo que todos esperamos.

Estamos dentro de una guerra comercial en la que nosotros, sin comerlo ni beberlo, nos sentimos empujados a estar ahí en medio. También es verdad que entendemos las presiones que nuestros suministradores pueden estar teniendo por parte del gobierno de Trump, y sus decisiones, que nos han ocasionado tener un tropezón en la evolución que estábamos teniendo. Pero insisto en que queremos y creemos que el negocio va a volver a ser como estaba siendo hasta ahora.

Hay una fecha marcada en el calendario, que es el 19 de agosto, en la que parece que nadie sabe lo que va a pasar a partir de ese momento…

Bueno, hay noticias oficiales, oficiosas, no oficiales, no oficiosas y nadie sabe muy bien qué pasará el 19 de agosto. Hay quien dice que esa prórroga se extenderá sine die y que seguramente esa prórroga morirá por sí misma, por lo que no habría necesidad de dar marcha atrás en ningún caso, sino que simplemente se atenuará esa tormenta.

Yo creo que, sin poner ninguna fecha concreta, lo que nosotros queremos es funcionar como hasta ahora, independientemente de que haya prórrogas de unos meses, días o semanas.

El futuro de Honor y próximos lanzamientos

Catalogo Honor

¿Cómo es trabajar así a nivel interno? Al final muchas de vuestras decisiones vienen marcadas de internacional y no sé si os estáis viendo maniatados de alguna manera.

Bueno, pues quizá con más determinación con la que lo hemos hecho hasta ahora, o al menos con la misma, y teniendo la seguridad de que Huawei como corporación es muy potente. Somos 180.000 trabajadores en todo el mundo y la mitad se dedican a i+D. Eso nos da seguridad, y creo que seguiremos siendo una potencia en desarrollo tecnológico. El 15% de nuestra facturación va a i+D.

¿Y en vuestro calendario o planes de lanzamientos cómo os está afectando?

Los planes que se habían establecido a nivel local, sobre todo en el caso del lanzamiento del Honor 20, se han visto mantenidos casi en su totalidad. Hemos tenido algún retraso de días, y bueno, pues esto es un tropezón, a nadie le viene bien, pero no dejamos de verlo más que como una piedra en el camino que nos hace seguir con más determinación aún.

¿Crees que pueda ser determinante que los futuros dispositivos de Huawei y Honor no puedan actualizarse a nuevas versiones de Android o que decidáis apostar por un sistema operativo propio?

Hay incertidumbre y no es la mejor situación, aunque insisto en que todos nuestros teléfonos hasta la fecha tendrán sus actualizaciones como estaba pactado con Google, y esperemos que los que estemos lanzando después del 19 de agosto sigan saliendo en la misma situación. Que el consumidor se plantee una opción u otra, es lógico, pero lo que estamos viendo es que después de esas dos o tres semanas que han pasado desde la noticia inicial, los números están volviendo a la normalidad, y los niveles de activaciones que tenemos son ya similares a los que estábamos teniendo en mayo.

De hecho, te voy a poner el ejemplo de nuestros canales y redes sociales, donde acumulamos más de 400.000 seguidores en España. Esa cifra no se ha visto alterada, es más te diría que ha crecido. Y eso quiere decir que el consumidor sigue confiando en Honor.

¿No os da algo de vértigo que en el caso de optar por un sistema operativo propio vuelva a repetirse el fracaso de Windows Phone o Tizen?

Habrá que ver si tenemos finalmente un sistema operativo propio o no. Por la potencia de desarrollo de Huawei tenemos esa alternativa, aunque nuestro deseo es seguir con Android. En cualquier caso, seguiremos ofreciendo los mismos beneficios a nuestros clientes.

"Huawei lleva ya un tiempo desarrollando planes alternativos para no depender de proveedores americanos"

El veto no solo afecta a Google, también a Qualcomm y ARM. ¿Qué va a pasar con vuestros procesadores Kirin?

Es un poco lo mismo que con Google. Estas compañías han sufrido unas presiones lo suficientemente fuertes como para que tomen una posición en base a su procedencia. Pero también lo mismo que decía antes en cuanto a software: Huawei lleva ya un tiempo desarrollando planes alternativos para no depender de proveedores americanos. De hecho, somos dueños de HiSilicon, que se dedica precisamente a producir chips, procesadores y componentes en general. ¿Pudiéramos fabricar procesadores propios? Sí. ¿Queremos seguir trabajando como hasta ahora? También.

Entonces, a día de hoy, ¿es Huawei capaz de producir un chip propio de características similares a los Kirin la arquitectura de ARM?

No sé exactamente el modelo y las prestaciones, pero desde luego seguro que Huawei va a ser capaz de producir cualquier componente en el futuro o, si no es el caso, encontrar los socios que puedan ayudar a ello.

Has dicho varias veces que creéis que la situación de negocio con vuestros socios va a seguir como hasta ahora. ¿Tenéis algún tipo de información que pueda dar pistas de un final del conflicto?

No, lo digo en base a que creemos que estas presiones que han llevado a nuestros socios a tomar estas decisiones se van a diluir en el tiempo. Al final esos supuestos vetos, o se reducirán por sí mismos o se levantarán y, por lo tanto, seguiremos teniendo relación con nuestros partners actuales. En un mundo global de relaciones de miles a miles en cuanto a socios yo creo que es complicado poner vetos y poner puertas al campo.

El mundo smartphone está muy competido ya de por sí sin vetos ni noticias de este tipo. Tienes a marcas como Xiaomi u OPPO con estrategias muy agresivas. ¿No se estarán frotando las manos con esta crisis?

Bueno, habrá que verlo. La competencia creo que es buena y es sana para todos, y, por lo tanto, nos hace ser mejores. Cuando tienes piedras tan importantes en el zapato como esta creo que a nadie le beneficia. Sea un proveedor de componentes o una marca competidora. Nosotros tenemos clara nuestra estrategia, que es desarrollo de catálogo, canal de distribución y canal de comunicación, y es lo que hemos venido trabajando casi independientemente de nuestra competencia.

¿Tenéis claro cuáles van a ser los lanzamientos de aquí a final de año? ¿De cara al MWC 2020?

El MWC no es para nosotros un lugar al que le prestemos mucha atención, más allá de ser un escaparate en el que mostramos los productos que ya tenemos. De aquí a final de año estamos manteniendo nuestros objetivos de catálogo y de venta, es decir, mantenernos quintos en el mercado. En año y medio hemos cubierto todos los segmentos de precio siempre con características muy superiores, por lo que son asequibles para el consumidor, y también hemos abierto nuevos canales de distribución, así como colaboración con otros operadores como Jazztel, Orange y Yoigo, con quien trabajamos ya desde hace tiempo. Y en el plano de comunicación seguimos con las campañas como teníamos hasta ahora.

Huawei plegable

A nivel tecnológico se habla de muchas tendencias: cámaras periscopio, notch, perforaciones en pantalla… ¿qué podemos esperar de Honor en este sentido?

Llevo mucho tiempo en esta industria y ya hace diez años era imposible vaticinar qué sería lo siguiente. Yo creo que la esencia de Huawei siempre ha pasado recientemente por varias cosas. La primera es el desarrollo de la fotografía. Fuimos los primeros en lanzar una doble cámara. Por otro lado, la inteligencia artificial aplicada al beneficio del consumidor, no solo un concepto, sino que se note en fotografía o en la gestión del dispositivo, por ejemplo. También novedades en pantalla infinita. Fuimos los primeros en tener una pantalla infinita asequible. Había pantallas infinitas por 1.000 euros, sí, pero nosotros la hemos llevado a toda nuestra gama como ya nos comprometimos desde la presentación del Honor 7X. Y en todos estos ámbitos no solo vamos a estar en la vanguardia, sino liderando el mercado.

"Si las pantallas plegables se hacen un hueco, en Honor las tendremos, claro, y no solo en las gamas super altas"

De todas maneras, el futuro es tan impredecible que muchas de las cosas que salen anunciadas no ven la luz comercial.

¿Te refieres a las pantallas plegables?

No, bueno, me refiero a que en todos estos años no hemos visto revoluciones, sino evoluciones, y lo que al principio suena como muy siglo XXII al final acaba formando parte de tu vida. Y si las pantallas plegables se hacen un hueco, en Honor las tendremos, claro, y no solo en las gamas super altas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio