España es el país entre los grandes de Europa que mejor está vacunando y a la vez de los que mantiene restricciones más altas
Medicina y Salud

España es el país entre los grandes de Europa que mejor está vacunando y a la vez de los que mantiene restricciones más altas

España ha hecho los deberes en la campaña de vacunación. Con más de 36 millones de personas con la pauta completa, contamos con el mejor registro entre los grandes países europeos. Sin embargo, si repasamos las medidas para luchar contra la pandemia, vemos que España sigue manteniendo fuertes restricciones en comparación pese a contar con un porcentaje mayor de población totalmente vacunada.

Desde el uso de la mascarilla hasta las limitaciones en el interior de la restauración. Cada región establece sus propias medidas para intentar reducir la incidencia, pero esta estrategia tan diferenciada está causando que múltiples sectores se vean agraviados cuando se fijan en los vecinos europeos.

Únicamente nos supera Portugal, pero con mucha menos población

Entre los países europeos más poblados, España es la que tiene el porcentaje de personas totalmente vacunadas más elevado. Con un 77,1%, España supera con claridad a Alemania (63,5%), Reino Unido (66,9%) o Francia (64,2%). Se da la situación que en el total absoluto de personas vacunadas, estos países sí han administrado más dosis, pero porque su población es considerablemente más elevada.

Si nos comparamos con Italia vemos que la cantidad de personas completamente vacunadas no es muy diferente (36,2 millones de personas en España frente a 40,1 millones en Italia), pese a que Italia tiene una población de casi 14 millones de personas más.

Poblacion Vacunada

Incluso Bélgica, con una población mucho más pequeña, queda por detrás de España a nivel de porcentaje. Únicamente nos supera Portugal con un 83,3% de su población vacunada. Sin embargo, esto suponen 8,58 millones de personas vacunadas, unas cuatro veces menos que España.

Este liderazgo en la campaña de vacunación llevó a la ministra de Sanidad a presumir en el G20 sobre el sistema español, indicando que disponemos del primer puesto en índices de vacunación entre los países del G20. Según un estudio del Imperial College de Londres, el 79% de la población española confía en los beneficios de las vacunas, superando claramente a otros países como Francia, donde esa confianza está en el 56%.

Qué restricciones están aplicando nuestros vecinos europeos

A través de la web Reopen Europa es posible visualizar de forma sencilla las distintas restricciones que nos encontraremos en cada país europeo, desde el uso obligatorio de la mascarilla hasta qué se puede hacer en bares y restaurantes. Adicionalmente, las distintas autoridades están realizando una fuerte campaña de comunicación para mantener a la población bien informada sobre las últimas medidas. Unas medidas que van adaptándose cada pocas semanas en función de cómo avanza la situación epidemiológica de cada zona.

Antes de repasar las distintas restricciones, es relevante recordar que en países como España son las comunidades autónomas las que tienen competencias para aplicar determinadas medidas. Esto resulta que lo que es obligatorio o prohibido en una región, no sea igual en otra del mismo país. Un caso similar que ocurre también en Bélgica, Italia o Alemania, donde sus capitales imponen restricciones diferentes a otros municipios.

Posiblemente la medida más visual es la obligatoriedad de la mascarilla. Hasta finales de junio era obligatoria en España en exteriores, pero ahora solo es una recomendación de uso. En ese sentido estamos en un nivel similar al resto de países europeos, pues ninguno obliga a utilizar la mascarilla en exteriores, salvo Italia en las zonas "amarillas" de alta incidencia.

Sí se mantiene la obligatoriedad de utilizar la mascarilla cuando no se puede cumplir la distancia de seguridad, en interiores y en el transporte público. Aquí España se encuentra en un nivel similar al resto de países vecinos, salvo Reino Unido o Suecia, donde no existe obligatoriedad ni en interiores. Un caso intermedio sería Francia, donde en los lugares donde se solicita pasaporte Covid también se elimina la obligatoriedad, pese a que cada autoridad configura esto a su modo.

A nivel de movilidad y capacidad de reunirse con otras personas, la mayoría de países europeos ponen un límite máximo al número de personas. Esto lo vemos por ejemplo en los estadios de fútbol. En España, pese a que hay mucha tradición futbolera, los estadios están limitados al 60% de manera genérica (pudiendo ser inferior en función de la comunidad). Mientras tanto, en Reino Unido, Holanda o Francia los estadios pueden estar llenos. La postura española se asemeja más a la de países como Italia, Alemania o Portugal.

Más llamativo en comparación con el resto de países es la medida que mantienen algunas comunidades autónomas en España y que ha ido convirtiéndose en otras comunidades en solo una recomendación durante las últimas semanas. Nos referimos al límite de reunión. Berlín tiene un límite de 100 personas en exteriores y Francia exige solicitar el Pasaporte Covid en los eventos de más de 50 personas; países como Bélgica, Suecia o Holanda ponen el límite en las 400, 600 y 750 personas respectivamente. Estas cifras contrastan enormemente con el límite de 10 personas de Galicia, las 10 de Murcia o las 10 de Extremadura, que hasta hace pocos días era de 6 personas. Algunas comunidades autónomas mantienen un límite de reunión notablemente más restrictivo que los límites que vemos en Europa.

Uso obligatorio de la mascarilla

Reuniones privadas y eventos

Restauración y ocio

Alemania

En transporte público e interiores.

Hasta 100 personas en exteriores (Berlín).
Estadios hasta el 50% con 25.000 personas.

Pasaporte Covid para interiores.
Ocio nocturno sin mascarilla para vacunados.

Reino Unido

Sin obligación, pero sí recomendada.

Estadios al máximo de capacidad.

Sin pasaporte Covid.
Ocio nocturno abierto.

Francia

En transporte público e interiores, salvo lugares donde se solicita pasaporte Covid.

Pasaporte Covid para eventos de más de 50 personas.
Estadios al máximo de capacidad.

Pasaporte Covid para restauración, incluida terraza.

Italia

En transporte público e interiores.
Al aire libre en zonas de alta incidencia.

Estadios hasta el 50%.

Pasaporte Covid para interiores.
Máximo grupos de 6 personas en interiores.

España

En transporte público e interiores.

Comunidades con máximo de personas de reunión.
Estadios hasta el 60%.

Limitación de grupos en interiores.
Ocio nocturno con limitaciones.

Polonia

En transporte público e interiores.

Estadios hasta el 25%.

Limitación de grupos en interiores
Ocio nocturno máximo 150 personas.

Holanda

En transporte público e interiores.

Hasta 750 personas en exteriores.
Estadios al máximo de capacidad.


Ocio nocturno con limitaciones.

Portugal

En transporte público e interiores.

Estadios hasta el 33%.

Pasaporte Covid para interiores en fines de semana y festivos.
Limitación de grupos en interiores.

Bélgica

En transporte público e interiores.

Hasta 400 personas en exteriores (Bruselas).
Pasaporte Covid para eventos de más de 1.500 personas.

Ocio nocturno abierto a partir del 1 de octubre.

Suecia

Sin obligación, pero sí recomendada.

Hasta 600 personas en exteriores.


Limitación de grupos en interiores.

La restauración y el ocio nocturno es otro sector afectado por las restricciones. La limitación de horarios sigue presente y España mantiene aforos limitados y más establecimientos cerrados que la mayoría de nuestros vecinos. Una de las diferencias que podemos encontrar con países cercanos como Francia o Portugal es que la obligatoriedad del Pasaporte Covid ha venido acompañado de menos restricciones en la restauración.

En el caso de Portugal, el pasaporte se solicita viernes, fines de semana y festivos para el servicio de comidas de restaurantes. Por parte del ocio nocturno, todavía sigue cerrado y lo hará al menos hasta octubre. Sin embargo, los representantes de las asociaciones de bares y discotecas recuerdan que se dijo que cuando se alcanzara el 85% de porcentaje de vacunados se podría reabrir el ocio nocturno. Y en la carrera de la vacunación, Portugal es la que presenta mejores porcentajes.

En Alemania el Pasaporte Covid ha permitido reabrir el ocio nocturno, únicamente para aquellos vacunados. Curiosamente, se les permite la entrada también sin mascarilla. Países como Bélgica se encontraban en una situación parecida a la de Holanda y España, pero ya está confirmado que a partir del 1 de octubre reabrirán las discotecas. Otra situación es la de Reino Unido, donde desde el 'Freedom Day' se levantaron la mayoría de restricciones. En Polonia, con un porcentaje de vacunación del 50,8%, las discotecas y el ocio nocturno están abiertas pero con una ocupación no superior a las 150 personas.

Salas
La Asociación Estatal de Salas de Conciertos ha intensificado su campaña por la reapertura del ocio nocturno, basándose en un estudio de Live DMA, la asociación equivalente a nivel europeo.

Según la Asociación estatal de salas de música en directo (ACCES), España mantiene sus salas de conciertos con las mayores restricciones, por el uso de la mascarilla, la distancia de seguridad, el aforo limitado y el horario, siendo lo habitual en el resto de países que solo se apliquen algunas de estas medidas y no las cuatro. En el caso de Holanda, país que también mantiene el ocio nocturno cerrado tras la polémica con un brote en un festival de música, se apunta a noviembre como fecha estimada en la que podrían volver a abrir las discotecas.

Por delante en vacunación, pero más conservadores en la reapertura

España ofrece uno de los mejores números en vacunación, pero también es uno de los países que mantiene más restricciones. En comparación con Alemania, el límite de reunión es más estricto en muchas comunidades y el acceso a restauración y ocio es más reducido, principalmente porque allí se ha establecido la necesidad de mostrar el Pasaporte Covid. Ocurre algo similar a Portugal o Francia, donde el Pasaporte ha permitido por ejemplo que los estadios están al máximo de aforo.

Otra situación es claramente Reino Unido, donde la mayoría de restricciones desaparecieron antes del verano. También en Suecia, donde la mascarilla no es obligatoria ni siquiera en interiores de manera generalizada. Italia suele ser un buen reflejo de España, aunque su economía está recuperándose a un nivel más alto.

Países con un nivel similar como Bélgica han puesto fecha para grandes cambios de cara a la reapertura; un paso en el proceso de reapertura que en España se está dando de manera gradual a través de las comunidades. Por delante, Suecia ya ha anunciado que para el próximo mes eliminará la mayoría de restricciones. Veremos si, como cree el ministro de Sanidad alemán, para primavera la pandemia se dará por concluida.

Imagen | Tim Mossholder

Temas
Inicio