Compartir
Publicidad

La contaminación nos está matando: las emisiones de vehículos han causado 150.000 muertes prematuras en lo que llevamos de siglo

La contaminación nos está matando: las emisiones de vehículos han causado 150.000 muertes prematuras en lo que llevamos de siglo
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de años, la Agencia Europea del Medio Ambiente estimaba que la contaminación causaba unas 30.000 muertes prematuras al año en España. En toda Europa, las cifras superaban el medio millón de personas.

Sin embargo, no eran cifras precisas. Europa es un lugar enorme y no había datos regionales precisos. El informe, aunque muy útil, se basaba en extrapolaciones. Ahora, por primera vez, un equipo de la Escuela Nacional de Sanidad está analizando datos reales de todas y cada una de las provincias españolas. Y el resultado, aunque menor, sigue siendo muy preocupante.

Una tercera parte de lo que creíamos

Rawpixel 567015 Unsplash

Si examinamos su trabajo, rápidamente vemos que las estimaciones son más bajas de lo que decía la Agencia Europea del Medio Ambiente. Pero aun así casi 10.000 personas mueren prematuramente por las emisiones de dióxido de nitrógeno, ozono troposférico y partículas suspendidas en el aire.

La relación entre la contaminación derivada del transporte y la salud es algo bien conocido. Según la Organización Mundial de la Salud, hay una enorme cantidad de efectos secundarios a corto y a largo plazo que van desde el riesgo de padecer desde una 'simple' neumonía a enfermedades muy serias como el cáncer del pulmón o enfermedades cardiovasculares.

Pero es que varias investigaciones en economía ambiental durante los últimos años han detectado una correlación casi exacta entre las bolsas de bajos índices de bienestar y los puntos negros de la contaminación. Es decir, que, además de afectar a la salud, nos hace infelices (dos cosas que, por cierto, es muy probable que los estén relacionadas).

“Hay que restringir el tráfico”

Alessio Lin 496093 Unsplash

Eso decía Cristina Linares, una de las autoras de estos estudios en una entrevista en Materia. Y lo cierto es que, desde un punto de vista estrictamente sanitario, no hay otra salida. En los últimos años, ha crecido la preocupación por los efectos de la contaminación. Y, por las noticias que nos llegan desde decenas de países del mundo, es preocupación es internacional.

La "pinza" entre la urgencia climática y los problemas de salud hace cada vez más presión sobre el transporte por carretera y parece que va acercando la futura electrificación de turismos, motocicletas y camiones. Esperemos que no quede mucho porque ya vamos tarde.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio