Entrenar a la IA es la última excusa de Meta para utilizar millones de datos personales. Puede acabar pagándolo muy caro

  • A partir del próximo 26 de junio, Facebook e Instagram utilizarán los datos de los usuarios para entrenar a la inteligencia artificial

  • Meta justifica este masivo tratamiento de datos en el "interés legítimo"

  • Los expertos en protección de datos creen que incumple claramente el RGPD

Entrenar A La Ia
5 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Los modelos de inteligencia artificial necesitan millones de datos. Pero la estrategia de empresas como OpenAI de utilizarlos sin permiso no parece ser el camino a seguir. Por eso ahora todas las grandes empresas tecnológicas están como locas por solicitarlos permiso para usar nuestro contenido. Lo hemos visto con la "memoria fotográfica" de Windows, con la lectura de chats de Slack, con Adobe Photoshop y con Meta e Instagram, entre muchas otras.

Ya es hora de saber si "entrenar a la IA" está amparado. Se trata de un uso colosal de nuestros datos personales. La cuestión es si "entrenar a la IA" supone una invasión a nuestra privacidad o realmente es un uso justificado y amparado.

Ahora desde Noyb, la organización en defensa de los derechos digitales fundada por el abogado Max Schrems, ha presentado un total de 11 solicitudes a las distintas agencias de protección de datos europeas para determinar si este uso de nuestros datos por parte de Meta es correcto.

Habrá que ver caso por caso, pues la justificación que hagan desde Meta no tiene por qué ser la misma que la de otras empresas. Aún así, los argumentos que se expondrán sí nos deberían ayudar a entender mejor esta problemática.

En juego los datos de 4.000 millones de usuarios. "Meta básicamente dice que puede usar cualquier dato de cualquier fuente para cualquier propósito y ponerlo a disposición de cualquier persona en el mundo, siempre que se haga a través de tecnología de inteligencia artificial", explica Max Schrems.

Los datos de todos los usuarios de Facebook e Instagram utilizados para la IA, sin especificar mucho más. Salvo los chats entre usuarios, donde Meta sí explica que no serán utilizados, cualquier otro dato está al alcance de ser utilizado para este propósito tan vagamente definido.

El "interés legítimo" como justificación para todo. El concepto de "interés legítimo" es una de las justificaciones amparadas por el Reglamento General de Protección de Datos para permitir esta tratamiento masivo de datos. Sin embargo, no está claro que el entrenamiento de la IA de Meta encaje.

Según apuntan desde Noyb, el Tribunal de Justicia Europea ya les denegó este argumento en lo referente a utilizar los datos de los usuarios para la publicidad. Meta está utilizando los mismos argumentos para la IA.

Jorge García Herrero, abogado especializado en Protección de Datos, lo describe así "Meta no concreta ni la finalidad del tratamiento, ni el interés legítimo habilitante.  O no lo hace con la concreción que corresponde a un  tratamiento tan osado y masivo".

Meta permite evitarlo, pero es demasiado difícil. Desde Xataka Basics tenemos un tutorial sobre cómo evitar que Meta entrene a la IA con nuestros datos.  Para activar esta opción hay que ir a ajustes, aceptar varias opciones y finalmente explicar por qué deseamos salirnos. "En vez de pedir nuestro permiso, Meta pone la responsabilidad en el usuario", explica Schrems.

Afortunadamente existen alternativas como la propuesta por Citizen8, que permite a través de dos clicks ejercer el derecho de oposición al tratamiento de Meta.

Todo en un mismo saco. El entrenamiento de la IA se está realizando con una opacidad enorme. Según reconocen desde Meta, en este tratamiento no pueden distinguir los datos de los usuarios europeos de los del resto. Con la IA todos los datos pasan por un algoritmo que hace la función de trituradora. Una manera de proceder que desde Noyb exponen que incumple el RGPD por todas partes. "Hemos contado al menos 10 artículos del RGPD que no se cumplen", describen.

Hasta la fecha, Meta ha pagado más de 1.500 millones de euros a la Unión Europea por incumplir el RGPD. Según lo que se está debatiendo sobre el uso de la IA, este tratamiento de datos podría derivar en todavía más multas millonarias.

Otro motivo más para huir de las redes sociales. Esta problemática con el entrenamiento de la IA está convirtiéndose en otro motivo más dejar de lado las redes sociales. Según apunta el WSJ, artistas están dejando Instagram para evitar que Meta utilice sus creaciones para la IA. No quieren que se utilice su trabajo para crear inteligencias artificiales que podrían rivalizar con ellos. Para evitar contribuir, directamente están optando por alejarse.

Imagen | Pixlr

En Xataka | DALL-E funciona con las imágenes de creadores que no reciben nada a cambio: qué dice el copyright sobre la IA

Inicio