Francia obligará a poder darse de baja de cualquier contrato con un máximo de 3 clics. En España todavía está pendiente

Francia obligará a poder darse de baja de cualquier contrato con un máximo de 3 clics. En España todavía está pendiente
14 Comentarios

Cancelar una suscripción o contrato no debe ser más difícil que un par de clics. Lamentablemente muchas empresas intentar "alargar" esa acción con el objetivo de que el usuario se lo repiense. Ahora el gobierno francés ha tomado cartas en el asunto y ha votado a favor de implementar una nueva ley que limite los clics que cuesta darse de baja.

Máximo 3 clics para darse de baja. La nueva ley francesa que acaba de ser aprobada por una gran mayoría tendrá como objetivo facilitar la terminación de suscripciones y contratos que se hayan realizado online. Hasta la fecha la ley vigente para las rescisiones era la Loi Châtel de 2008, pero aún así muchas empresas retorcían los trámites administrativos.

Con esta nueva ley de rescisión en tres clics, todos los usuarios podrán darse de baja de sus contratos en como máximo tres pasos. En concreto, a partir del 1 de enero de 2023, todas las empresas estarán obligadas a dar estas facilidades y contar con un botón de cancelación fácil de identificar.

También se incluyen seguros o los contratos de la luz. Inicialmente la idea era aplicar esta obligación únicamente a las suscripciones digitales, pero finalmente el voto ha incluido que esta ley abarque todos los contratos, incluidos los seguros. Es decir, no solo aplicará a suscripciones como la de Google, Amazon, Netflix o Spotify, también los contratos de la compañía telefónica, la luz, el gas o los seguros.

Tres clics que bien podrían ser dos. Los tres pasos de Francia se pueden clasificar en tres apartados. El primero sería un clic en el espacio personal. El segundo clic en una pantalla de gestión de contratos. Y el último clic en el de terminar.

El caso es que Alemania implementó una medida similar el pasado 1 de julio, con un máximo de dos clics. La diferencia es que se elimina la pantalla de gestión de contratos y directamente se fuerza a ofrecer la opción de cancelar la suscripción desde los menús del perfil personal.

Amazon
Ejemplo de cancelación de suscripción digital farragosa que se intenta evitar.

La última gran compañía tech en adaptarse ha sido Amazon. Países como Francia o Alemania han concretado el máximo de clics y especificado qué empresas deberán adaptarse, pero la normativa que busca facilitar las cancelaciones viene de Europa. A finales de 2021, la Comisión Europea aprobó la Directiva de Prácticas Comerciales Desleales, entrando en aplicación desde el pasado 28 de mayo.

Empresas como Google o Apple ofrecen la posibilidad de cancelar sus suscripciones de manera sencilla, pero el proceso de Amazon era algo más engorroso, con botones adicionales (patrones oscuros) que podían confundir al usuario. Afortunadamente, a principios de este mes de julio anunciaron cambios. Ahora permiten cancelar sus suscripciones con un máximo de dos clics.

En España es todavía un lío. Si nos fijamos en la situación de España vemos que cancelar determinadas suscripciones sigue siendo un quebradero de cabeza, teniendo que navegar por múltiples menús e incluso teniendo que llegar a pagar para cancelar un contrato.

Por el momento España no ha realizado ninguna obligación adicional. Si bien el pasado 28 de mayo de 2022 entró en vigor en España la transposición de la directiva europea. En ella se modificaron los plazos del derecho de desistimiento y se incluyeron nuevas obligaciones en relación a los motores de búsqueda y con los contratos de suministro de contenidos y servicios digitales. Sin embargo, no se especifica una limitación concreta a la hora de darse de baja de contratos y suscripciones.

En Xataka | Europa inicia una nueva era frente a las Big Tech: qué cambian la DSA y la DMA aprobadas por aplastante mayoría

Temas
Inicio