Compartir
Publicidad

Espejito, espejito: dime qué se oculta bajo mi piel

Espejito, espejito: dime qué se oculta bajo mi piel
5 Comentarios
Publicidad

Cuando nos vemos por primera vez en un espejo la sensación que solemos sentir es la de extrañeza. ¿Eso que vemos delante nuestra somos nosotros mismo u otra persona? Ahora nos parece obvio pero pensad en cómo reacciones un niño pequeño o un animal. Hay mucho escrito sobre este objeto y la metáfora de su reflejo.

Los espejos reflejan la luz y nos permiten ver eso mismo: el reflejo. Sin embargo, hay espejos digitales que nos permiten ver una realidad diferente y que no está ahí delante nuestra, o sí. Este es el caso de un experimento creativo que se ha estado llevando a cabo en el museo de artes y manualidades de Paris.

Órganos, huesos y músculos pero de otra persona

La experiencia que ofrece este experimento liderado por Xavier Maître, un investigador de imágenes médicas en la universidad de Paris sur, es bastante inquietante: cuando pasamos delante del “espejo” que ha creado veremos nuestras entrañas, como si se tratara de una radiografía: huesos, vísceras, músculos… Espera, ¿cómo lo hace?

Tiene truco, más propio del ámbito del ilusionismo que de la ciencia que no entiende de este tipo de artificios, lo que vemos no es nuestro interior sino el de otra persona. Empleando un sistema Kinect, las cámaras detectan nuestra posición y proyectan sobre este espejo las radiografías animadas que han sido previamente registradas por este equipo médico.

Un sujeto anónimo se sometió a tres horas y media de escáneres médicos de todo tipo para crear una base de datos de imágenes en alta resolución de su interior. Las imágenes médicas se animan para posteriormente mostrarse en el espejo y crear esa sensación de extrañeza al pensar ¿este es mi cuerpo o el mío?

El objetivo de este experimento no es tanto crear un espejo digital falso que nos engañe sino acercar toda la realidad de las imágenes médicas para que las veamos de otra forma. Normalmente estamos acostumbradas a verlas en láminas cuando hemos ido al médico a hacernos alguna prueba. Con esta instalación podemos ver una representación, no especialmente fidedigna, de cómo es nuestro interior en tiempo real.

Vía | NewsScientist En Xataka | Bailando bajo la atenta mirada de Kinect

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio